lunes 8/3/21

Lo que mos toca

El bloqui cumunista fracasó, y si el Capitalismu no ha fracasáu, es porque enjamás dijo que istuviera pa arreglá-los problemas del mundu

mugu050320Ciliembru y lironis fluricíos | edc

Jaz unos cuantos años, el mundu andaba dividíu en dos bloquis, l'unu el capitalista y l'otru el cumunista. A nós mos tocaba estar ena manu capitalista. Asina que la dutrina n'esta manu era que esti era el sistema del Bienestar, la Democracia y la Libertá.

Ya dijo Churchill que una democracia era la clas de sistema ena que si pican a la puerta a las seis de la madrugaa, sólu puei ser el lecheru.

El bloqui cumunista se estorregó, a pesar del trebaju que si dierin aquellos gubiernos en dali el poder a la pulicía de vigilar a tul mundu, caltener contentu al ejércitu, y enos ratos embalagaos, dir pusiendo un pocu en prática eso del cumunismu, cuandu l'asuntamientu tocanti a qué era y cúmu dibía jacesi'l cumunismu dejaba angún espáciu pa lo praticar. Si de madrugaa picaban a la tú puerta, pudía ser el Camaraa Lecheru, quiciabis. U tamién, el Camaraa Pulicía. U si escasu, el Camaraa Pulicía tres la dinuncia del Camaraa Lecheru, mui solidariu tamién cola Pulicía. Camaraas toos ellos; pal casu, patatas.

Cumu aquel bloqui s'estorregó, el Capitalismu ya se jue desdejando un pocu. Dilliá'ca, el Bienestar se jué esmuciando, de manu de la Competitividá. Y tamién la Democracia y la Libertá se juerin esmuciando, de la manu de la Siguranza. El Capitalismu prometi cosas nuevas cuandu no está ubligáu a garantizar de dinguna manera las que prumitía primeru, mui humanas peru pocu rentablis.

L'Estáu jaz leis d'esceición pa esos dos pueblos que dimpués no ritira, sino que aplica pol restu de los sús duminios

El casu español tien la particularidá de tener dos pueblos que salierin rebecos, el vascu y el catalán, y eso cundiciona una hestoria especial a la hora de adatá-la güelta de tuerca capitalista nel turnillu a caa güelta mas pretu de la supervivencia. L'Estáu jaz leis d'esceición pa esos dos pueblos que dimpués no ritira, sino que aplica pol restu de los sús duminios. Entuvía jaz bien pocos años, amirando de reguilón a vascos y catalanis rebecos, los entusiastas del capitalismu si llenaban la boca con palabrucas cumu "Democracia, Libertades Ciudadanas, Constitución, Ciudadanía", al tiempu que estaban encantaos cola famosa Ley Corcuera, y aluegu cola Ley Mordaza. Hui en España, si en tal de picar a la puerta de madrugaa lo que pasa es que ti la echan abaju, siguru que... no es el lecheru (masque tampocu esta garantizáu que no ti vaigas a llevar anguna lechi).

Si la semana pasaa comentábamos que los lecheros bían asperáu a tener un gubiernu que no lis prestara pa dar en movesi polo suyu, dimpués de años y años de agachá-la cabeza colas empresas, esta semana han jechu lo mesmu los pulicías y guardias civilis, de la manu de Jusapol, el sendicatu que li presta a la genti que odia los sendicatos. El que alucha polos derechos laboralis de la genti que alucha contra la genti que alucha polos derechos laboralis. El que representa al gremiu que mas apoya a la ultraderecha. "Somos los garantes de los derechos en España", dicin estos acérrimos de la Ley Mordaza. Si ésa es la garantía, qué no será la falta. Y si juera que hai falta, quínis serán los garantes?

Lo contrariu d'un Estáu democráticu es un Estáu autoritariu. Unas juerzas armaas astraas de facistas, y desigiendo leis pa quedar impunis son lo que li jaz falta a un sistema antidemocráticu.

El bloqui cumunista fracasó, y si el Capitalismu no ha fracasáu, es porque enjamás dijo que istuviera pa arreglá-los problemas del mundu, asina que si no puei garantizar una vida en cundicionis a la genti que está u estaba encantáu con ello, primeru que buscalis una salía dina lo que prifier es sacar a jugar al facismu que tinía calentando nel banquillu. No es casolidá que los que pregonaban derechos ciudadanos y bienestar abora los nieguin en nombri del patriutísmu, ya sea enos Estaos Auníos, nel Brasil, en Libia, n´Hungría, u aquí mesmu, de la manu de Trump, Bolsonaro, u Jusapol. No es casolidá que ena Europa que se ponderaba cumu moelu de democracia los facistas ataquin a la genti que da asilu a los que ajuyin de la guerra y la jambri, y que la pulicía ataqui con gasis a esa probi genti que ajuyi cumu puei de la muerti. Y no es casolidá que esté pasando too ello a un tiempu; es el momentu facista que mos toca, aministráu polos mesmos que aministrarin el tiempu demócrata-constitucional-del Estado de Bienestar primeru.

Comentarios