miércoles 26/1/22

Guapu pa lejos

Toos desprecian a los antisistema. Toos son un prudutu en serii del sistema. Un pocu vítimas y otru pocu virdugos, de otros cumu ellos.Y a toos ellos los desprecia el sistema por un igual.

Viviendo al deslai Viviendo al deslai

Avezáu al abusu laboral a los sús 24 años, Jonathan sal del sú trebaju tres horas mas tardi de lo que firmó nel sú contratu. Tres ber trebajaú en cundicionis amejaas en cuatru sitios distintos eno que llevamos d'añu, y asina en tolos trebajos que tuvo desprimeru, jaz tiempu que dejó atrás cualisquier esperanza de medrar trebajando y se conforma con siguir vivu pa siguir saltando del unu al otru. A juerza d'uí-la mesma razón a tul mundu ("y si tú pudieses ser jefe, también lo harías"), tamién él tien un sitiucu ajayaízu y miserabli nel sú corazón pa comprendé-lo que li jacin. Don Miguel, el sú jefi n'esti momentu, se vei en vergüenza pa pagá-las cuentas d'una vida de gastu que ya no puei llevar porque el bancu apreta y la sú empresa no vendi tantu. Los chinos nos comen, piensa. Peru intiendi que se cumprumitió mas de la cuenta cuandu nel bancu li ufricierin aquel nuevu prudutu llenu de ventajas. Era otru tiempu de vacas gordas y el diretor de la uficina, un tíu mayor que tien de tratar de usté peru tien el pelu largu y no lleva un "Don" nel nombri, Marcelino a secas, sunriía mas que abora, que paez estar siempri acupáu y de mal aquél. Marcelino, que soñó con jacer grandis operacionis daquella, lamenta bese dicidíu pol bancu nel que está trebajando y no por aquel otru que paez que va a comese al suyu y quiciabis tenga de marchar ca la calli cola cabeza gacha; el mundo es un circo de fieras; o muerdes o te muerden, aprindió de chicu del sú padri, Don Martín. Don Martín cubrió el riñón colo decomisáu tres la guerra nel pueblu a los vicinos del bandu perdeor. "Es ley de vida", li vino bien pensar aquel día, y asina si lo dijo al Teniente Lozano, del cuartel junta la sú casa, que istuvo dando el paséu a los amos primeros de las haciendas que a golpi de gatillu heredó Don Martín. Echarin otru tragu polos tiempos mijoris que estaban de vinir.  Los dos hijos del Teniente Lozano, Alex y Chemita, tamién son guardias cumu el padri. Álex trebaja nel mesmu pueblu de ondi nació, y no es ni será la última güelta que detien a los hijos de la genti colo que jue a la iscuela. Él mesmu cunsumi anguna de las drogas polas que lleva al cuartel a los chavalis que traba pola calli, los sús vicinos, que muchas vecis no tienin la mayuría d'edá ni tampocu el cunucimientu. Ha vistu cúmu se llevan anguna lechi por contestali a los compañeros del cuartel, peru barrunta que los críos puein saber anguna cosa sucia d'él, y por si escasu, vei bien jacese respetar con manu duru. "Que sepan quien manda aquí, que se crecen mucho, estos mocosos. No conocen el respeto", piensa, callanducu. Ellos no conocin mas respetu que el que unu tien cuandu es eternamenti sospechosu y crei que si li dicin cualisquier cosa tien de tener personalidad, que quier dicir mostrase joscu. Cumu no están mui siguros de lo que jacin, sintin que cualisquier cosa que lis digan jasta los compañeros es pa jacelos de menos. Cricierin colos ojos esticaos a una pantalluca que lis pusierin los padris pa poder estar ellos a otra cosa, dellas vecis otra pantalluca. No se lis puei echá-la culpa de cúmu son porque socializarin pocu con genti de carni y güesu, y ena pantalluca jugarin por espáciu de muchos años a  juegos que cunsistían en quedase solu matando a tul mundu, que era inimigu. Pa ellos tamién el mundu es una selva ena que unu muerdi u si no, lu muerdin. Quiciabis un día, pa no ser cumu Jonathan, en tal de buscar un trebaju que sea el primeru de catorci trebajos de mierda por añu, angunu dé en vender anguna de las drogas que cunsumi Álex, el guardia que los detien por tenelas. Asina puei ser que se llevin, y puea ganar dineru fácil y comprar un cochi caru cumu el que saca la publicidá del móvil. Nel móvil es ondi ascucha la música del momentu, con artistas de barrio cumu él, que vistin pielis y gastan collaris de oru. Los artistas son lanzaos al estrellatu por compañías que jaz tiempu dejarin d'arrasgar a buscu de talentu. La venta es muchu mayor con artistucas que agraban por pocu preciu y vendin mensaji simplonu y elemental. Es un producto que está funcionando muy bien, piensa l'agenti de la compañía musical. Tantu, que el promotor d'espetáculos li ofrez un pack al concejal de festejos del pueblu, y l'artista en custión será la estrella n'estas fiestas. Que l'artista canti tocanti a las drogas y tenga traza de macarra li paez al concejal mui abiertu, y crei que los hosteleros jarán güena caja aquel día, y eso li golverá a él en votu. La madri del mozu que piensa ganasi la vida de camellu, Jessica, crei que lo mijor siría no jacer priguntas si li trai dineru a casa. Pa ella l'ejemplu de cúmu tien de ser son las mujeris que vei enos programas que vei a la tardi, raqueras de ropa nuevu y quirófanu fácil. Aprindió ena Universidad de la calle, diz ella. Temi que los negros y sudamericanos li arrobin el juturu a los sús hijos, y quier votar a un pulíticu que tenga cojones para parar todo esto. 

Toos desprecian a los antisistema. Toos son un prudutu en serii del sistema. Un pocu vítimas y otru pocu virdugos, de otros cumu ellos.Y a toos ellos los desprecia el sistema por un igual.

Guapu sistema, si juera verdá. Guapu pa lejos.

Yo soi antisistema. Qué menos.

Comentarios