sábado 22/1/22

La nueva Cuba para Cantabria

Sinceramente creo que las organizaciones empresariales con el aval del Gobierno de Cantabria, deben sondear desde ya, incluso sobre el terreno, todo lo que está pasando internamente en Cuba.

¿Es una oportunidad la nueva Cuba para Cantabria? Sesuda pregunta si no se sondean antes (adecuadamente) las oportunidades económicas de la nueva situación entre la isla que habla español y los Estados Unidos, tras medio siglo de nulas relaciones y bloqueo económico. Lo que sí sabemos, por conclusiones y chascos de historia económica contemporánea, es que allá donde entran los americanos, allá que hay negocio a la vista. Cuba tiene unas posibilidades turísticas, hosteleras y de ocio (casinos) tremenda. La mano de obra es hoy más que barata, exigua en manos como está del Estado todo lo relativo al empleo de los cubanos. La mayoría de aquellos ciudadanos ven en estas nuevas relaciones de su país una oportunidad para prosperar personalmente. 

Si un país ha apostado durante años por la apertura hacia la democracia de Cuba mientras no dejaba de invertir en la isla caribeña, ese país es España. Me consta que hay muchos empresarios cántabros entre este ejército de emprendedores que han venido creyendo en la apertura del régimen controlado por la familia Castro. ¿Qué va a ocurrir para otros países, ahora que La Habana y Washington reabren sus respectivas embajadas? Pues que viene el lobo, en este caso el económico por parte de los Estados Unidos. De hecho, la mano que ha mecido la decisión adoptada por el Partido Demócrata, con su líder y presidente Barak Obama en la Casa Blanca, ha sido el poder económico norteamericano. Cuba es la posibilidad para Estados Unidos que ahora no es su vecina Centroamérica y muchos países del cono sur americano con los que están peleados política, social y económicamente (Venezuela, Brasil, Argentina, Uruguay y Bolivia). Hay intención política en este hecho histórico, por supuesto: Estados Unidos quiere recomponer su situación en toda América poniendo encima de la mesa su nueva relación con Cuba. Más que la cercanía con Miami, ha sido el dólar el que ha terminado contagiando a los cubanos, incluido a su Gobierno, de la necesidad de seguir adelante con el socialismo, pero con menos estrecheces.

Entretanto, los empresarios españoles a nivel nacional ya han mostrado tibiamente su aviso a que España se puede quedar relegada en Cuba. De las firmas cántabras con intereses en Cuba poco o nada se sabe. Sinceramente creo que las organizaciones empresariales con el aval del Gobierno de Cantabria, deben sondear desde ya, incluso sobre el terreno, todo lo que está pasando internamente en Cuba. Para el porvenir económico que se juega allí estamos suficientemente bien preparados y dotados en Cantabria. El turismo, la hostelería, las empresas de este sector y los magníficos profesionales que se mueven en él son argumentos de peso de Cantabria ante el exterior, y en este caso ese exterior se llama Cuba. Creo que se hace necesario ayudar y asesorar sobre todo lo que llega a la República de Cuba. Su lema de hace años “!Patria o muerte, Venceremos!”, parece que deja paso al de “¡Bienvenido Mr. Dólar!” El papel crucial que ha jugado España, y su influencia en la Unión Europea, no puede quedar relegado de un plumazo. Cantabria tiene que estar ojo avizor ante todos los pasos que se den de ahora en adelante, una vez que ha pasado la fiebre de izado de banderas cubano-americanas e intercambio de declaraciones amistosas.

Comentarios