sábado 8/5/21

Donar a nuestros sanitarios todo aquello que les proteja del virus

Reflexiones desde casa. Día 5

Me inclino un día más ante los miles de sanitarios españoles, solo que esta vez extiendo el agradecimiento a todos los que hay en el mundo. El reconocimiento está muy bien, pero nos necesitan de manera activa. Nunca antes en este país los profesionales de la sanidad pública han demandado a gritos mascarillas, guantes, batas y calzas de un solo uso. A buen seguro que me dejo cosas que también piden. Que sea Sanidad la que diga lo que necesitan y seamos los españoles, principalmente todos los sectores que almacenan estos materiales, ahora imprescindibles, los que los aporten desinteresadamente. La Unión Europea ha tenido siempre como bandera la protección de los trabajadores. Nuestro continente cuenta con miles de fábricas, laboratorios, centros de investigación, empresas de suministros farmacéuticos y hospitalarios, universidades y demás. La UE debería de empezar por estar a la altura de proteger del virus a los profesionales sanitarios, que lo combaten en primera línea. Al acabar la pandemia, ya se hablará de todo, para no ponerse de acuerdo en nada, como pasa siempre en este país. Ahora, hoy, mañana, pasado… A dar, a donar, a entregar, a preguntar si necesitan esto o aquello de lo que dispongo, que no necesito, pero sí médicos, enfermeros, celadores, auxiliares de ayuda a domicilio, policías, bomberos, militares, voluntarios de Protección Civil y trabajadores de servicios esenciales, como son todos los de limpieza, alimentación, transportistas y farmacias, por ejemplo. Los sanitarios en general son los que vencerán al coronavirus, conseguirán levantar la cuarentena y sacarnos de casa. Por eso hay que protegerles en cada segundo diario de sus extenuantes jornadas laborales. Se están dejando la piel por los demás. Hagamos lo mismo por ellos. Por desgracia, ya hay una enfermera fallecida. Gracias de todo corazón, Encarni. Descanse en paz. Ha entregado su propia vida por cumplir a rajatabla los cuatro deberes fundamentales dentro de su profesión: promover la salud, prevenir la enfermedad, restaurar la salud y aliviar el sufrimiento. ¡Qué grandes!
 

Comentarios