viernes. 09.12.2022

Recogida de basuras en Camargo

La concesión a una empresa del servicio de recogida de basuras ha supuesto un duro enfrentamiento entre el PSOE y el PRC. Además de enfrentamientos internos dentro del PRC. Los motivos de esos enfrentamientos no me han quedado muy claros.

Cuando en una sociedad se fomenta la especulación en lugar de la elaboración, ocurre que tanto los derechos de la ciudadanía como los servicios públicos se acaban convirtiendo en “negocios para las amistades”. Es decir,  en la forma más fácil de obtener beneficios económicos.

Así, derechos que tiene la ciudadanía a la educación y a la salud se han ido convirtiendo en negocios privados que fomentan las desigualdades sociales, los beneficios económicos de la “clase elegida” y acaban saltándose los principios de mérito, igualdad y capacidad a la hora de seleccionar a las personas más adecuadas para realizar esa labor profesional. Los ejemplos a nivel regional son demasiados para enumerarlos. Solo por señalar uno, la reciente privatización de los equipos de Orientación Educativa llevada a cabo por una consejería en manos del PRC.

Solo espero que todo este “caos” sirva como punto de partida para volver a realizar todos los servicios municipales desde la gestión directa

En un nivel municipal ocurre lo mismo. Pero en este caso se convierte en negocio el derecho que tiene la ciudadanía a vivir en un entorno salubre. (Con un buen conjunto de los servicios relacionados con la protección y conservación de la salud pública).

Son los gobiernos municipales quienes deben proporcionar estos servicios. Como, por ejemplo, el servicio de abastecimiento de aguas, la gestión de residuos, el servicio de recogida de basuras, etc.  

Centrándonos en Camargo, vemos cómo todos estos servicios están privatizados. Con un coste superior a 400.000 €  con respecto a su deseable gestión directa. El gobierno municipal (PSOE-PRC), en lugar de plantearse su gestión directa, con el consiguiente ahorro para la ciudadanía y con la consecuente mejora de las condiciones laborales, vuelve a licitar el servicio de recogida de basuras, para que una empresa privada tenga beneficios a cuenta de un derecho ciudadano y de los sueldos de sus trabajadoras y trabajadores.

Sorpresivamente, la concesión a una empresa del servicio de recogida de basuras ha supuesto un duro enfrentamiento entre el PSOE y el PRC. Además de enfrentamientos internos dentro del PRC. Los motivos de esos enfrentamientos no me han quedado muy claros. No he entendido muy bien las explicaciones públicas que han dado. Lo único que me ha quedado claro es que ahora tenemos un lío administrativo y de gestión importante. Con un sobrecoste económico añadido. En palabras de la alcaldesa, serán los “concejales responsables” quienes pagarán ese sobrecoste. Veremos qué sucede, pero me temo que seremos la ciudadanía quienes acabaremos pagando.

Y hay más. Se debe añadir al sobrecoste que supone privatizar un servicio como el de recogida de basuras, que el servicio se está realizando de forma muy deficiente. Con una flota de camiones en un mal estado de mantenimiento que dejan en el entorno de los contenedores manchas en la calzada cada vez más grandes, con contenedores en deficiente conservación (incluso más de uno quemado). Y lo que es peor, con una plantilla de trabajadoras y trabajadores maltratada, que se ven obligados a realizar huelga para defender sus derechos.

Para finalizar, señalar el periodo de incertidumbre que se ha abierto con respecto al futuro próximo del servicio de recogida de basura. No me ha quedado muy claro: ni quién, ni cómo, ni a partir de cuándo se va realizar. Solo espero que todo este “caos” sirva como punto de partida para volver a realizar todos los servicios municipales desde la gestión directa.

Recogida de basuras en Camargo
Comentarios