lunes 17/1/22

Mari Tere Liaño: su voz pidió, por fin, la vez

Tres radios en una sola mujer, tres mujeres distintas y una sola diosa verdadera. Radio Santander, Antena 3 de Radio y Radio Nacional.

Mari Tere Liaño, de 87 años, pidió el pasado martes la vez para su inolvidable voz. La última vez, respetuosa y angelical, despidiéndose por siempre. En la intimidad, alejada de la multitud, sola y ligera de equipaje como dejó escrito el poeta. Ella, que era poesía en sí misma.

La primera directora de una radio en Cantabria: Antena 3, apenas tres, otra   multitud conquistada. La voz de Mari Tere llenaba por sí sola el estudio, el programa, las mañanas. Desbordaba la radio como quien desborda cada día la alcancía. Era esa hucha repleta de oyentes, moneda a moneda, programa a programa, que coleccionaban la cara y la cruz de su voz irrepetible.

Ella, que era poesía en sí misma

Calló su voz de mujer menuda, menuda mujer, al tiempo que cayó su radio. Adiós a las miles de tarjetas postales, los millones de saludos que caben en tantas décadas y las miríadas  de cartas del legendario “Felicite con música”. Tres radios en una sola mujer, tres mujeres distintas y una sola diosa verdadera. Radio Santander, Antena 3 de Radio y Radio Nacional. Las tres se rindieron a sus pies, en las tres rindió pleitesía a la radio soberana y en todas rindió cuentas de su talento magistral.

A Mari Tere le sobraron algunos años de su extensa viudez de Rufo Ibarra. Y le faltaron motivos para escribir sus memorias, describir sus singulares lecturas y transcribir andanzas que cabalgan a lomos de dos siglos. Llegó lozana a este marchito y maldito noviembre de 2021. Se despidió larga y cálidamente de los suyos. Ella que era una de las nuestras.

Te llamo luego y me cuentas algo de Cartes, de tu reencuentro con José Saramago y de un par de chanzas. Sin falta.

Comentarios