domingo 24/10/21

Coherencia Política

La coherencia genera buenos réditos pero de forma pausada, lenta. Los partidos acuciados por la inmediatez actúan en muchos casos por los beneficios a corto plazo; que en el largo los lastran.

En marketing, en la calle, en la vida si no aportas valor, si no te diferencias de tu competidor, desapareces o eres uno más. En política si eres coherente, defiendes tus principios y no los cambias en función de tu interés partícular tendrás tu espacio propio y no te diluirás. La coherencia es la relación lógica de las partes, la cohesión entre una serie de elementos. O mejor la sucesión de decisiones con un sentido unificado. Y aceptando, como bien reinvidicaba Baudelaire, mi derecho y el de todos a contradecirnos no parece que genere nada positivo la incoherencia.

La congruencia política querría decir que tu ideología se encuentra en consonancia con tus hechos

La congruencia política querría decir que tu ideología se encuentra en consonancia con tus hechos. Los lideres de los partidos deberían actuar con ella estando alineados con esos valores, deberían ser ejemplo de eso principios ideológicos que el partido defiende. El problema surge cuando la coherencia se rompe por intereses propios o inmediatos y no vemos (o queremos ver) nuestra ilógica opinión.

La nueva política defiende el Talento frente la mediocridad (palabras del propio Albert Rivera), abomina de los Políticos Profesionales para los que su vida laboral es únicamente una sucesión de legislaturas sin recorrido al margen. Es imposible regenerar y renovar la política si no tenemos un oficio y pasamos a depender de aparatos. No es propio de los afiliados pensar en aspiraciones propias interesadas y no votar de forma responsable y coherente.

La coherencia genera buenos réditos pero de forma pausada, lenta. Los partidos acuciados por la inmediatez actúan en muchos casos por los beneficios a corto plazo; que en el largo los lastran. En este momento preelectoral surgen los fichajes, las propuestas aparatistas, los nombres mediáticos, el beneficio propio o cortoplacista y esto no hace ningún bien a ningún partido y menos al que tenga por estandarte una manera diferente de actuar en política. Ahí puede dar congruencia el afiliado eligiendo con criterio.

Es imposible regenerar y renovar la política si no tenemos un oficio y pasamos a depender de aparatos

Una vez leí que se idolatra el corto plazo y se menosprecia el largo; cuando la vida o el éxito en la misma suele darse ser a la inversa. Si apostamos por la incoherencia obtendremos sinsentido. Analicemos desde la razón a los candidatos. No prioricemos nuestro corto plazo, nuestro breve beneficio; esto sería pan para hoy y hambre para mañana.

Cantabria necesita un cambio político, deberíamos ser coherentes y como dicen mis hijos... “pensar en tu karma”. Lo que siembres recogerás, a una causa le sucede una consecuencia no la contraria. Exceptuando los golpes de la fortuna o de la desgracia, los resultados se obtienen por la vía de la coherencia y la paciencia, será cuestión del karma...

Comentarios