martes 15/6/21

Retorcer el brazo financieramente a Cantabria

Con mi desayuno habitual, he tenido hoy una ración extra e inesperada. Se trataba del titular de nuestro diario, relativo a que "el Gobierno Español recorta 80 millones al congelar las entregas a cuenta."

Con mi desayuno habitual, he tenido hoy una ración extra e inesperada.

Se trataba del titular de nuestro diario, relativo a que "el Gobierno Español recorta 80 millones al congelar las entregas a cuenta."

No dispongo de una formación financiera suficiente como para entablar una discusión técnico-dialectico-contable, pero sí la suficiente como para entender con un ejemplo básico su significado.

Es como si una semana previa a las fiestas navideñas manifestáramos en nuestro hogar que la paga extra que recibimos por estas fechas, proceda de donde proceda, se ha suspendido o retrasado "sine die".

Se imaginan Vds. el caos que se produciría en el ámbito familiar, cuando se contaba a priori con un estipendio tan sagrado, y además ya comprometido, como es la Paga Extra.

Aún continúan perviviendo quimeras que deberíamos tener ya casi amortizadas

Por lo que observamos, se trata de una forma muy particular de aplicar el principio de solidaridad: “NO SE APRUEBAN LOS PRESUPUESTOS PARA 2018"...........PUES, ¡VAMOS A VER CÓMO BRINCA LA BURRA..........!

Ruego a los lectores perdón por la expresión, pero no encontraba otra mejor para describir coloquialmente la situación.

Sin desearlo, viene a mi memoria el Preámbulo de la Ley Orgánica 2/2012 de Estabilidad Presupuestaria.... y sus objetivos:

  • Garantizar la sostenibilidad financiera de todas las AAPP.
  • Fortalecer la confianza en la estabilidad de la economía española.
  • Reforzar el compromiso de España con la UE en materia de estabilidad presupuestaria (3,1% para 2017).

Es decir, aún continúan perviviendo quimeras que deberíamos tener ya casi amortizadas, sin que aún hayan podido ser sustituidas por otros objetivos distintos, más desahogados, que no asfixien tanto al contribuyente.

No me convencen los datos de nuestro PIB cuando tenemos las más alta tasas de desempleo de la UE con empleos más que precarios, por lo que hay que entender que algunos componentes de las fórmulas que empleamos, o no dan resultados o nos estamos equivocando, y no es únicamente que existe la eterna crisis.

Cuando durante mucho tiempo nos han venido insuflando dosis tras dosis de optimismo económico, uno ya se vuelve ciertamente escéptico o inmune a sus pretendidos efectos.

Suponemos que el Gobierno español tomó buena nota en su momento de la reunión franco-alemana sostenida el pasado 20.10.2014 en Berlín, ante una posible inversión privada de 50 mil millones de euros, así como de su posible mimetismo con la situación española, si fuera el caso.

Tras Francia e Italia, España parece ser es el tercer país con más proyectos cubiertos

¿A DÓNDE FUERON A PARAR ESAS ASPIRACIONES?

Pero no quedó ahí la cosa, sino que la aparente concatenación de hechos continuó con una presentación posterior del Presidente del Gobierno. En esta ocasión, una macro inversión de capital privado y financiación europea por valor de 5.000 millones de euros, con apoyo BEI, que tiene como base programática un comunicado de prensa del 08.02.2017 de la UE, donde se refleja la existencia de 1.000 millones de euros para maximizar la inversión privada en infraestructura europea de transporte.

Previamente, y para el periodo 2014-2020, se puso en marcha el proyecto "conectar Europa" con 24.050 millones de euros procedentes del Presupuesto de la UE para cofinanciar proyectos de la RTE-E de interés común para los Estados Miembros, comprometidos ya a primeros de este año unos 20.000 millones.

Posteriormente, el PLAN JUNCKER, con un objetivo de 315.000.000 millones de euros de inversión, pretendía utilizar recursos públicos para agilizar el sector privado.

De dicha cantidad, España ha participado en los años 2015-2016, en una cincuentena aproximada de proyectos por una cantidad de unos 4.000 millones de euros.

Tras Francia e Italia, España parece ser es el tercer país con más proyectos cubiertos.

Durante 2017 se esperaba un incremento tanto de proyectos como de desembolsos.

En cuanto al sector de la Construcción venimos observando cómo su PIB se restringe en 2013/2016, además de la competencia fratricida en las licitaciones como consecuencia del mercado, posibilitando la existencia de un "mercado de bajas rabiosas"

Según J. Mesones, (El Economista de fecha, 28.3.17), los porcentajes fueron en 2015 y 2016 del 30,8% y 29,8% respectivamente, fijando plazos de ejecución más que ajustados, que más tarde darán lugar a los encarnizados MODIFICADOS DE OBRA, y delirantes DESEQUILIBRIOS económicos en los contratos que tiene que hacer frente la Administración.

Mientras tanto, esperemos que no se haga cierto aquello manifestado el 12.5.1920, por Fernández Vega; Delfín y Cabestany Alegret en: Rev. Obras Púb. CICCP Oviedo - Tomo I - 2332 Págs. 261-268 y 210-214: " PUESTO QUE EN MUCHOS CASOS HAY INSUFICIENCIA DE DATOS EN EL PROYECTO, REDACTADO GENERALMENTE POR OTRO INGENIERO, Y EL QUE TIENE QUE FORMULAR LA REVISIÓN DESCONOCE LAS RAZONES QUE MOTIVARON LAS DIFERENCIAS.......... ¡PUES ESO!

Comentarios