viernes 15/10/21

Gato por liebre

Un análisis de la evolución de los datos y realidades del empleo en España a punto de concluir la polémica legislatura de Mariano Rajoy, marcada por sus reformas económicas y laborales.

A punto de concluir la legislatura, acaban de publicarse los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) relativos al III trimestre (julio, agosto y septiembre) del año.

Antes de nada es obligado señalar que en este trimestre, afortunadamente, ha habido, en relación al trimestre anterior, una bajada del número de parados ( -298.000) y de la tasa de paro( -1´2%) y ello, sin duda, es en sí mismo un dato positivo.

Sin embargo, si analizamos el conjunto de los datos que nos ofrece la EPA, observaremos que se produce una caída importante del número de activos ( -116.000) y que el empleo indefinido se reduce (-18.900) mientras que el empleo temporal crece con fuerza ( +205.500). En definitiva asistimos a una creación de empleo de baja calidad acompañada de un significativo descenso del número de activos que, como es sabido, son las personas en condiciones de incorporarse al mundo laboral, por lo que por pura lógica  matemática es más fácil reducir el paro cuanto menor sea la población activa dado que la tasa de paro es un cociente entre parados y activos.

En cualquier caso, a estas alturas de la legislatura, tras casi 4 años de gobierno de Mariano Rajoy, me parece pertinente ver dónde estábamos en materia de empleo hace 4 años ( en el III trimestre de 2011) y compararlo con los datos últimos correspondientes al III trimestre de 2015.

¿Qué  ha pasado en estos 4 años en materia de empleo? ¿Es justificado el entusiasmo de Rajoy por la situación actual del mercado de trabajo? Y aún más ¿Ha merecido la pena la dura política de recortes, el abandono de la I+D+i, los copagos y repagos y la reforma laboral que no ha hecho sino favorecer la devaluación salarial y de derechos de los trabajadores?

Pues bien, estos son los datos que nos ofrece el INE:

Activos en el III trimestre de 2011: 23.440.300 y en el mismo trimestre de 2015 22.899.500. Cuatro años después hay 540.800 activos menos.

Ocupados en el III trimestre de 2011: 18.484.500 y en el mismo trimestre de 2015 18.048.700. Cuatro años después hay 435.800 ocupados menos.

Ocupados a tiempo completo en el III trimestre de 2011: 16.089.100 y en el mismo trimestre de 2015 15.298.300. Cuatro años después hay 790.800 ocupados a tiempo completo menos.

Ocupados a tiempo parcial en el III trimestre de 2011: 2.395.300 y en el mismo trimestre de 2015 2.750.400. Cuatro años después hay 355.100 ocupados a tiempo parcial más.

Parados en el III trimestre de 2011: 4.998.000 y en el mismo trimestre de 2015 4.850.800. Cuatro años después hay 47.200 parados menos y la tasa de paro ha bajado ¡Una décima! del 21´28% en 2011 al 21´18% en la actualidad ( y téngase en cuenta que en estos 4 años se han perdido más de millón de activos)

A la luz de estos datos ¿Es admisible que el gobierno de Mariano Rajoy eche las campanas al vuelo y presuma de su buen hacer? ¿Puede alguien celebrar el éxito de unas políticas que nos han llevado a tener 435.800 ocupados menos que en 2011 y a perder más de medio millón de activos? ¿Puede realmente sentirse satisfecho el gobierno de la política económica que ha llevado a cabo y que ha propiciado un aumento de la contratación a tiempo parcial ( +355.100) en detrimento de la contratación a tiempo completo (- 790.800)? ¿De verdad es para estar contentos de que cada vez haya más contratos precarios? ¿Ha merecido la pena tanto sacrificio?

Así que la pregunta que me hago es ¿De qué se ríe Rajoy? ¿Acaso se ríe de los españoles a los que nos prometió empleo y ahora nos quiere dar “gato por liebre”?

Comentarios