miércoles 4/8/21

El nuevo año lo tiene fácil

Un año que ha desnudado muchas de las carencias de una sociedad que creíamos a salvo de este tipo de pandemias o ataques, más propios de películas de ciencia ficción.

El Nuevo Año lo tiene realmente fácil para mejorar al que en pocos días despediremos. Atrás dejaremos 366 días que, sin exagerar, podemos calificar de apocalípticos.

Un año que ha desnudado muchas de las carencias de una sociedad que creíamos a salvo de este tipo de pandemias o ataques, más propios de películas de ciencia ficción.

Afirmábamos que a los españoles “no nos metía en casa ni D…”, presumíamos de tener la mejor sanidad pública del mundo, quizá hace años esto fue así, pero ahora deja mucho que desear. La falta de inversión deja al descubierto nuestras carencias actuales en temas tan importantes como la sanidad, la investigación o la educación públicas. En este país de Caínes y Abeles, pasamos de aplaudir todos los días a los sanitarios a las 8 de la tarde a repudiarlos como vecinos. De alabar el comportamiento de los jóvenes durante al confinamiento a demonizarlos en la desescalada.

Atrás dejaremos 366 días que, sin exagerar, podemos calificar de apocalípticos.

Los abuelos, salvadores de las economías domésticas en la anterior crisis, han recibido un trato vejatorio y lamentable en muchos casos. Los mismos abuelos que ayudaron a que la conciliación familiar y laboral fuera posible y que pusieron mil veces su pensión al servicio de la familia. Les debemos muchos abrazos y besos que quedan pendientes para el próximo año.

Hay quien afirma, Pedro Sánchez entre otros, que de esta saldremos mejores y más fuertes…lo dudo. Mejores, en qué? más fuertes? Saldremos con decenas de miles de muertos, con miles de empresas con el agua al cuello y otras tantas ahogadas.

Otros años, a la hora de los brindis, tenía alguna incertidumbre sobre cómo sería el futuro pero esta Nochevieja será la primera vez que tenga la certeza de que el nuevo año será mejor. Dos mil veintiuno lo tiene “chupao”.

Comentarios