martes 18/1/22

Y usted con esos pelos

Llama la atención que la gente premie, o al menos no castigue, la política de la estatua. Según las encuestas, Rajoy repetirá resultado. Iglesias, que tenía espías en la grada, recogerá parte de la cosecha que el PSOE esperaba para sí. Los sondeos, sin embargo, amenazan: la arquitectura del Congreso tras el 26J puede ser similar a la actual.

La campaña ya está aquí. Y usted con esos pelos. Precisamente usted, que se había acicalado la última vez para recibir la grandeza de un nuevo gobierno y se quedó in albis por mor de la pelea de los políticos. Medio año después, nada nuevo, salvo el catálogo de ‘Ikea’ que ha presentado Unidos Podemos como programa o la música de la gaviota a ritmo de merengue. Quizá la única verdad del spot del PP sea que los representantes de la ciudadanía se llevan como el perro y el gato (ante las cámaras), aunque tomen a continuación café sin sal en la barra del Congreso. Diplomacia obliga, justifican.

Han sido incapaces de alumbrar un Ejecutivo, pero cobrarán sin empacho la indemnización de dos meses por transición que les corresponde a los parlamentarios. Y usted con esos pelos, tan enmarañados por el vendaval de la crisis, mientras las escalinatas de la Cámara Baja alojan desfiles de alta ‘coiffure’: de la laca del PP, a la gomina del PSOE; de la raya al medio de C’s, a la coleta recogida y bien atada de Podemos; como más socialdemócrata.

Llama la atención que la gente premie, o al menos no castigue, la política de la estatua

Llama la atención que la gente premie, o al menos no castigue, la política de la estatua. Según todas las encuestas, Rajoy repetirá resultado y ello se puede justificar de una manera: el libre directo de Sánchez y Rivera se estrelló en la cruceta mientras el líder del PP miraba la trayectoria de la investidura con los pies cosidos al área chica (laissez faire, laissez passer). Iglesias, que tenía espías en la grada, recogerá parte de la cosecha que el PSOE esperaba para sí. Premio, es este caso, para quienes despejaron a córner y también para los que se dedicaron a mirar, sin más, la trayectoria de la pelota.

Los sondeos, sin embargo, amenazan: la arquitectura del Congreso tras el 26J puede ser similar a la actual, con los bloques, a izquierda y derecha, sin alcanzar los 176 escaños. Y usted con esos pelos.

Comentarios