martes 30/11/21

Un escaño me hace daño

El escaño de Rita le hace daño al PP. Y mucho. Quizá por eso Feijóo haya soltado la frase más llamativa de la campaña gallega: “A estas alturas no voy a defender las siglas de un partido, sino a Galicia…”.

Y Rita lo dejó, pero a medias. Que es como no dejar nada. Renuncia al PP, pero se atrinchera en el escaño del Senado. Donde –tírense de las trenzas- cobrará aún más porque al pertenecer al Mixto la norma le permite un peculio más relevante y acojonante. Cosas que tiene la Ley española. De ésas que no entiende ni Cristo, pero que son así para mayor risotada del extrarradio. 

El mismo día que Rita se hacía un rota –voy de aquí para allá, rotando, pero sigo, como Joe Rígoli- Mariano se marcaba un footing matinal que le mantiene en forma ese cuerpazo de 1,90, pero que no ha conseguido aún aclararle la mente sobre lo que sería razonable argumentar cuando en su partido se dan casos que rayan lo espeluznante. Y, entonces, en el momento que la niebla perturba el intelecto, sale de Rajoy la táctica del insecto, tan común en la política patria los últimos tiempos (no es el único que la usa): se va volando hacia otro maizal donde no haya periodistas que, como moscas cojoneras, pregunten siempre lo mismo: impertinentes, insoportables, inquebrantables frente a lo inabordable. Y sí, no hay quien aborde al presidente cuando está rodeado, porque expele una táctica definitiva: “Ésa pregunta ya la he contestado”, razona. Y todos los plumillas tirando hojas de la libreta hacia atrás a ver si es verdad. Cuando se percatan de la patraña Mariano ya está en Pekín, lo más cerca.

Rita tiene/tenía el carné número tres del partido y parece que tiene el pedigrí suficiente para mear en la pernera a toda la plana mayor del partido

Pero el escaño de Rita –nada rota en su espíritu aunque rote de maravilla- le hace daño al PP. Y mucho. Quizá por eso Feijóo –tan listo como eficaz- haya soltado la frase más llamativa de la campaña gallega: “A estas alturas no voy a defender las siglas de un partido, sino a Galicia…”. Y, efectivamente: una vez rastreados los carteles de la campaña del líder gallego del PP, ni rastro de la gaviota. Seguirá rebuscando moluscos en la playiña de O Grove.

Así las cosas, ¿dónde quedan ahora los piropos que Rajoy, Soraya y Cospedal le brindaban a la reina del caloret en los mítines de Valencia? Se los llevó el viento, mientras Mariano corre a las colinas pasito a pasito –que alguien le enseñe un poco de atletismo-, la vice se desdice de cualquier cosa y hasta de la contraria y Cospedal ejerce otra vez de ‘Cospemal’ en vivo, en directo y hasta en diferido. Rita tiene/tenía el carné número tres del partido (Fraga, Aznar y Barberá –la FAB, mucho mejor que la BBC o la MSN-) y parece que tiene el pedigrí suficiente para mear en la pernera a toda la plana mayor del partido. Por cierto, cada vez más chiquitita (tanto que le hacen los coros a ABA). Y lo dicho: el más fino y atinado, Feijóo. No será casualidad que las encuestas pronostiquen para él la mayoría absoluta el próximo domingo.

Comentarios