viernes 18/6/21

Diez motivos para poner un cero

Es posible que el virus corriera con el champán, como también  son factibles tantas teorías.

Nos hace falta una nueva cepa, pero sólo si es de vino para celebrar en rebaño. Recuerdo el diciembre del año pasado, cuando todo había empezado sin que lo supiéramos. Porque nadie nos advirtió. Es posible que el virus corriera con el champán, como también  son factibles tantas teorías. Cada cual coge la suya y la eleva a categoría, ésa que le ha faltado a los gobernantes para estar a la altura en la pandemia más dura. Cuando quien dirige da palos de ciego, los que sufren se ponen las gafas a la carta. La óptica del poder –en casi todos los frentes y escenarios– ha centrado mal el objetivo desde el principio. Y por eso se impone ahora la lógica del rebaño cuando hace un año bebíamos el ron del pirata a caño.

Cuando quien dirige da palos de ciego, los que sufren se ponen las gafas a la carta

La sucesión de acontecimientos es perversa e indecente: 1.- A España no va a llegar el virus chino (China está muy lejos). 2.- Si llega, serán unos casos a lo sumo (suma idiotez). 3.- Parece que el virus está aquí, pónganse guantes y mascarilla (el aeropuerto sigue abierto). 4.- El puñado de casos se convierte en miles. ¡Socorro! Confinamiento y cierre de todas las fronteras (crash sanitario y económico). 5.- Miles de personas mueren, sobre todo las más vulnerables (la autoridad ofrece cifras que no son coincidentes con las que comunican organismos oficiales de crédito). 6.- Llega el verano, el virus afloja, da un respiro y el Gobierno levanta la alarma y el confinamiento (el presidente sale a la palestra: hemos vencido al Covid, viene a decir). 7.- El estío se convierte en hastío y la gente tiene la mosca detrás de la oreja a las puertas del otoño (no hemos vencido a nadie, mucho menos al virus, que juega la prórroga en ventaja). 8.- Los fines de semana otoñales vuelven a sobrecargar las urgencias (nuevo estado de alarma, cierres perimetrales y 17 medidas, una por cada región). 9.- Navidad de rebaño (tristeza y nada de caño). 10.- ¡Llega la vacuna! (Varias vacunas, en realidad. Hemos vencido al virus. ¿O no?). Nos han obligado a desconfiar.

Comentarios