viernes. 02.12.2022

Creo que Pedro Sánchez es un elfo

Sánchez Elfo reparte su poder entre acólitos tan voraces como incapaces para atesorar aún más poder.

Creo que el presidente es un elfo y ardo en deseos de ir al Corte Inglés a ver si trae regalos en su saco monclovita. Quiero probar el mazapán que se sirve en el Falcon, adornar mis orejas con las gafas de estilo Kennedy y darme importancia a muchísimos pies de altura. Tan arriba no se sienten los juanetes y el mundo se rinde a tus deseos. Sánchez Elfo lanza regalos y viandas a las pymes, tira caramelitos a los autónomos y permite que sus colegas de asiento ocupen la casa del vecino: todo por los compatriotas y la solidaridad. No hay bondad sin una cuota de maldad. Gobierno con flow de calidad que pone de los nervios a Casado, tan soltero como está de silla mullida.

Sánchez Elfo tiene ciertos problemas con Rufián Trasgo. Cada vez que éste no sabe qué hacer (o no encuentra divertimento a su medida en la plazoleta del barrio) le restriega a aquél una lija por la bolsa escrotal. El deporte favorito del trasgo no es del agrado del poderoso elfo, pero se muestra a menudo condescendiente para que no le corten el caño de la charca presupuestaria, donde chapotean destacados ineptos que quieren pasar a la histeria (con e) como seres mitológicos cuando a duras penas gestionarían la historia de un almacén de espárragos.

Sánchez Elfo reparte su poder entre acólitos tan voraces como incapaces para atesorar aún más poder. Es la mamba que se muerde la cola. Juega a ser divinidad: el sicario de un dios menor, según airea la oposición, tan huracanada. Algo, sin embargo, le ha hecho torcer el gesto y encoger el morro: Yolanda Ninfa ha ido a conocer al Papa al mismísimo Vaticano y se ha referido a él como santo padre. El único santo padre del Gobierno es Sánchez y no quiere competencia ni dentro ni fuera. Por eso el elfo y la ninfa tendrán que partir peras cuando se dirima el pastel. El trasgo goza: marca paquete y se parte de risa en lo alto de la chimenea. El humo será independentista y hablará como le manden.

 

Creo que Pedro Sánchez es un elfo
Comentarios