jueves. 08.12.2022

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres

Otro año más como cada 25 de noviembre, referenciamos a través de este día la erradicación de la Violencia hacia la Mujer, una lacra social que a día de hoy sigue presente en todas las sociedades del mundo en sus distintas manifestaciones, físicas, psicológicas, sexuales o de no reconocimiento de derechos y libertades.

Además, nos encontramos con una forma más reciente de violencia hacia las mujeres, sobre todo mujeres jóvenes y adolescentes, que es a través de internet y sobre manera por redes sociales.

La violencia contra la mujer sigue siendo un obstáculo para alcanzar igualdad, la paz, el desarrollo

Sería injusto no señalar que efectivamente, la sociedad en general y los gobiernos y administraciones públicas han evolucionado en cuanto a reconocer y tomar conciencia de que existen acciones de Violencia hacia las Mujeres, muestra de ella es la Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género a partir de la cual se inició una actividad legislativa importante con el objeto de conseguir la igualdad entre hombre y mujeres, pero aún queda mucho por hacer.

Pero la violencia contra la mujer sigue siendo un obstáculo para alcanzar igualdad, la paz, el desarrollo, al igual que el respeto de los derechos humanos de mujeres y niños, además de para construir una sociedad inclusiva.

La violencia se puede prevenir y las consecuencias se pueden mitigar. Para ello se necesita un enfoque multisectorial y transversal, y la educación dentro de la familia y en los centros educativos desde edades tempranas es esencial e imprescindibles, y una mayor visibilización de la violencia también es importante a nivel educativo y de concienciación social.

Y cuando hablamos de violencia hacia las mujeres también tenemos que hablar de violencia hacia sus hijos, y aquí es donde nada o casi nada se está haciendo, el grado de desprotección es muy grande y son los paganos de toda la situación sobrevenida. No hay que olvidar que para los niños su modelo de imitación de conductas se da en primer lugar en el entorno familiar, por lo que, en los casos de violencia doméstica, las conductas observadas deben ser contrarrestadas y reconducidas para que no se vean como algo normalizado.

Se han conseguido avances, se sigue trabajado desde la sensibilización y prevención, pero sin duda, aún queda mucho camino por recorrer si queremos poner el contador a cero de la Violencia contra la Mujer, y solo lo conseguiremos sin bajar los brazos y no dejando que la fuerzas flaqueen, aunque haya días negros por el camino.

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres
Comentarios