jueves. 29.09.2022
La opinión de
Fernando Collado

Fernando Collado

Periodista y director de El Faro de Cantabria (www.elfarodecantabria.com)

El Idiota del Año

Ser Idiota del Año no es fácil, porque, en el caso que nos ocupa, la competencia es muy alta. Busque usted un documental sobre las hienas y trate de identificar a la más descarnada, voraz o malencarada: difícil decisión. Pues igual en el caso del acoso al extremo del Madrid.

‘Tortillianos’ de TV

Un buen ‘tortilliano’ de TV responde a todo: entiende de política española, americana, china y de Narnia; pía como malvís acerca de Carlos Alcaraz (es común que no distinga una volea de un paralelo); es experto en casas reales y, sobre todo, domina estos días la británica.

Yo soy Pedro Sánchez y usted no lo es

El núcleo del regionalismo tiene un serio problema si piensa que a estas alturas del partido va a cambiar el resultado en los últimos minutos.

Romance infinito

Y si en un próximo anuncio la playa de Mijas sale será cántabra sí o sí: la burra por lo que vale.

Dulce hogar Groenlandia

Está bien proteger a algunas bestias, pero ¿quién defiende a las personas? Una cuestión práctica: si el lobo entra en una casa okupada, ¿a quién desaloja el Gobierno?

Cuando el monte se quema, algo suyo se quema

Los montes se queman no diré con la anuencia de quienes tienen que mirar por ellos, pero sí con su incompetencia, indolencia e indecencia. Los montes no se limpian como debiera ser, porque hay que dejar que crezcan en libertad.

Del orgasmo al pleonasmo

El periodismo se ha acostumbrado a que le endilguen gato por liebre y encima tiene que dar las gracias por que no le contesten a nada.

Necesito un trago

Sentado y ebrio de calor, postrado ante el sudor, huero y sin dolor me encontraba, o eso creía, mientras en la radio, en la tele o en el periódico las mismas hienas aullaban.

¿El debate de qué nación?

En la Cámara Baja (llamada así, supongo, porque más bajo no puede caer), además de médicos intrépidos y con una infinita disparidad de criterios sobre el tuétano de la nación, hay una juerga de curanderos que le han aplicado a Sánchez una pócima incisa, precisa y contusa.

Lo que viene

El presidente alertó de lo que viene y dejó el balón botando para que la ministra de Economía saliera días después a pintar de negro el cuadro que el paro de junio había blanqueado solo horas atrás

Daría mi apoyo al Gobierno

Daría mi apoyo al Gobierno si no cambiara de chaqueta en la política internacional como si fuera el vestuario de una obra teatral

Juanma Moreno, absolutamente

La izquierda ha pinchado de manera radical en las andaluzas. Ha pinchado tres ruedas y la cuarta no tiene dibujo. El PSOE, perdidas las orejas por la espada, se enfrenta a la tarea vinagre de explicar por qué está ante su peor resultado, mientras su última candidata ganadora calienta un escaño en el Senado y se emplea como tertuliana de la actualidad política, laboral o, si se tercia, de sucesos, una sección a la que Sánchez no es ajeno pues los últimos comicios han sido precipicios de los de romperse la crisma, con las generales a la vuelta de la próxima curva.

Más estupideces de lo normal

Lo malo de medrar de esta manera en la cosa pública es que la gente piensa que, en realidad, todos los políticos son iguales: mala gente

El lobo estudia los pronombres

De momento, lo que el cánido salvaje multiplica muy bien es el número de sus víctimas, que le salen gratis y rentables.

Infusión de emir para sanar España

Pero España va bien: ha llegado un emir con más coches en su escolta que todos los concesionarios de Cantabria juntos y se va a dejar en inversiones al pie de 5.000 millones

Insultando a la inteligencia

Veamos cuánto aguanta la presión de los enemigos de la Constitución, a la sazón sus amiguetes de investidura y que ahora amenazan con dejarle caer

Un palo, dos palos, tres palos…

Los niños y adolescentes pasábamos como cándidos espectadores frente a la caja tonta, mientras los peligros de la calle estaban tras una esquina o al frente de una manifa.

Del cántaro de la mentira a la taza y media

La izquierda y la derecha tradicionales están en el arcén, pinchadas: sin llave de tuercas ni gato, y lo que es peor, sin rueda de repuesto. Esto, que ya se impuso en Italia tiempo atrás, amenaza con recorrer otros puntos de Europa de manera seria si los grandes partidos, es decir, la política tradicional, continúan al frente de la confirmación absoluta de la mentira.

¿Al Gobierno se la suda? (Porque lo parece)

Mientras los transportistas de la Plataforma convocante bloquean las arterias de las  grandes ciudades, un par de ministros o tres se reúnen con los grupos y las patronales que no han convocado.

¿Energía? ‘Patutía’

La Conferencia de Presidentes se ha reunido este fin de semana (si quieres que algo no se solucione crea una comisión) y, como casi siempre, ha parido un ratón, una sarta de obviedades y una declaración de buenas voluntades, la mayoría de las cuales jamás se verán plasmadas en un papel en el modo en que se han enunciado. Ya saben: la asamblea de majaras se ha reunido: mañana sol y buen tiempo.

Desamor de barra y vermú

Primero define a la Unión Europea (en adelante desunión para lo que consideren los perros grandes): idiotas que mean colonia (sobre todo, el Benelux). Después le toca a la OTAN: esperan que el lobo solo mate la oveja ucraniana; craso error, todo el mundo sabe lo que hace el lobo cuando entra en un establo.

Grupo Mixto de Farsantes

En mitad de todo, Casado ordena revisar la tecnología de Génova 13. Lagarto, lagarto. Hay un gallego en su ascensor que esta vez sabe muy bien si sube o baja. El efímero líder, apuñalado por quienes le limpiaban los zapatos, se sabe cadáver político y pide un plato de aceitunas con hueso. Craso error: llega Teodoro vestido de barman. España es un (¿gran?) país con políticos cada día más minúsculos.

El logo del bogavante

Qué más da redactar en pasado o en condicional, en futuro o con cualquier forma pronominal, si la política y sus ejecutores tienen ya decidido desde hace mucho tiempo que el verbo mute a sustantivo y la imperfección sea en exclusiva del ciudadano.

¡Que viene el lobo! Y vino

Los jabalíes patean los patatales y tierras de guardar, pero si toman todavía más confianza quizá no duden en actuar como vanguardistas forenses colmillo mediante.

De duques, patos, perros y gatos

Ya tiene problemas para subir a la bici, persiguen a sus hijos mayores, a la madre de su actual pareja, a su propia madre, al gato y al perro

Sánchez y el chiste del dentista

Hay quien dice, como explicación a cada afrenta anual, que aquí, de El Escudo hacia abajo, somos muy malos contando chistes. Y que, concretamente el del dentista, fatal. Que Cantabria tiene poca audiencia, que dónde vamos con la misma población que un barrio de Barcelona o que, simplemente, no hay tradición de dar un golpe serio en el tablero

Garzón/Rufián: me quedo en la cama igual

Éste es el país que cobija mal a los españolitos que pagan sus impuestos. Donde la ocurrencia se ha elevado a categoría y la indecencia compite con la tropelía. Y no, no es ninguna tontería, porque se trata de las personas y los ‘personos’ que hacen las leyes o de quienes influyen en las mismas, que es tanto peor.

Las hienas no están llenas

La luz, el gasoil, la gasolina, el gas, el aceite y multitud de productos de primera necesidad están ya por las nubes. Y seguimos para bingo. Sumen a esos todos los que se consumen en Navidad, muchos de los cuales se encuentran en la franja de lo imposible