lunes 6/12/21

Día Internacional de la Eliminación de las Violencias contra la Mujer

La Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer emitida por la Asamblea General de la ONU en 1993, define la violencia contra la mujer como “todo acto de violencia que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada”.

Pero no es hasta el año 2000 cuando una resolución designaba el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

La violencia machista, no siempre física, es cualquier patrón de comportamiento que se utilice para adquirir o mantener el poder o control sobre la pareja íntima

Los Días Internacionales nos dan la oportunidad de sensibilizar al público en general sobre temas de gran interés, llamando la atención de los medios de comunicación y los Gobiernos para dar a conocer problemas sin resolver que precisan la puesta en marcha de medidas políticas concretas. 

En esta ocasión es la eliminación de la violencia contra la mujer, y que tiene como fin prevenir, luchar y eliminar esta violencia de género en todo el mundo. 

La violencia de género, que es mucho más que la violencia dentro del ámbito de la pareja o expareja y que surge de la desigualdad entre hombres y mujeres, nace de una relación de poder que, por motivo cultural o de otra índole, el hombre ejerce sobre la mujer, llegando en algunos casos a creer tener un derecho de propiedad.

La violencia machista, no siempre física, es cualquier patrón de comportamiento que se utilice para adquirir o mantener el poder o control sobre la pareja íntima, y abarca cualquier acto físico, sexual, emocional, económico y psicológico, donde se incluye la violencia vicaria (la utilización de los hijos para continuar la violencia). Es un proceso de destrucción que genera graves problemas psicológicos como consecuencia del maltrato. La violencia machista no es un problema privado, ni un problema doméstico: es un problema estructural y una violación de los Derechos Humanos. Sin embargo, esta es una de las formas de violencia más común que sufren las mujeres a nivel mundial. 

La cúspide de esta violencia es el feminicidio, el asesinato de una mujer como culminación de un proceso de abusos, amenazas o intimidación constante, en el que la mujer se encuentra en una situación en inferioridad, anulada y destruida, para finalmente ser asesinada.

Ya son 1.118 víctimas mortales por Violencia de Género desde el 1 de enero de 2003 hasta el día de hoy.

Violencia sexual, que no solo es la violación, también incluye el acoso, el cual abarca el contacto físico no consentido, comentarios sobre el cuerpo de la persona o la exhibición de órganos sexuales.

La trata de personas, sobre las que se utiliza el engaño, la coacción o el fraude para esclavizarlas, destacando que muchas mujeres y niñas, dentro de la trata, acaban padeciendo explotación sexual.

La mutilación genital femenina, clasificada como violencia en 1997.

El matrimonio infantil, que constituye una violación de los Derechos Humanos, y que en muchas culturas las niñas tienen una mayor probabilidad de casarse siendo menores de edad. 

La violencia contra la mujer sigue siendo un obstáculo para alcanzar igualdad de género. La solución a este problema requiere, en primer lugar, de unas políticas fuertes que pongan freno a la violencia, reconozcan los derechos de las víctimas y se traduzcan en recursos. Pero recuerda que este problema es cosa de todos y también debes ayudar.

Según la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género, una de cada dos mujeres ha sufrido violencia a lo largo de su vida por ser mujer. Según estos datos oficiales, en los últimos doce meses 374.175 mujeres han sufrido violencia física y/o sexual de su pareja actual o pasada, lo que viene a significar que solo en este último año tenemos 374.175 torturadores

Desde aquí mi enhorabuena a los establecimientos, entidades, empresas y organismos públicos implicados en los Puntos Violetas, que son instrumentos promovidos el Ministerio de Igualdad para implicar al conjunto de la sociedad en la lucha contra las violencias machistas.

Porque las violencias contra las mujeres requieren de la implicación del conjunto de la sociedad para acabar con ellas.

Día Internacional de la Eliminación de las Violencias contra la Mujer
Comentarios