miércoles 8/12/21

Y volver, volver... a la realidad otra vez

Casi sin darnos cuenta tenemos que volver a mirar a los ojos a la realidad y aparecen ante nosotros viejos y conocidos problemas. Enero que siempre se dibuja cuesta arriba, donde hay que subir, peldaño a peldaño, por esos días muchas veces con menos recursos, que se quedaron en tiempos pasados.

Una vez pasadas estas fiestas que paralizan nuestro entorno a todo lo que no sea diversión, consumo, ruido y jolgorio, donde los problemas se esconden, que es de mala educación enseñar la cara menos agradable en estas fechas, hay que volver a tocar tierra. El tiempo no se para y esos días llenos de luces pasan quizás aún a mayor velocidad, ya se sabe que un minuto de sufrimiento parece una hora, un hora de alegría parece un minuto. Siempre nos quedan como recuerdo esos kilos que se abrazan con tanto cariño a nuestra cintura.

Casi sin darnos cuenta tenemos que volver a mirar a los ojos a la realidad y aparecen ante nosotros viejos y conocidos problemas. Enero que siempre se dibuja cuesta arriba, donde hay que subir, peldaño a peldaño, por esos días muchas veces con menos recursos, que se quedaron en tiempos pasados. El día a día es volver al puesto de trabajo, desear feliz año a amigos y conocidos según el protocolo hasta la segunda semana de enero, recordar la clave del ordenador, el número del suministrador, y no olvidar poner el despertador, que Morfeo es muy traidor.

El día a día es volver al puesto de trabajo, desear feliz año a amigos y conocidos según el protocolo hasta la segunda semana de enero, recordar la clave del ordenador, el número del suministrador, y no olvidar poner el despertador, que Morfeo es muy traidor

El panorama nacional sigue igual. La izquierda siempre ha sido muy exigente con sus dirigentes, y consigo misma, por ello, muchas veces mata los proyectos antes de darles tiempo a desarrollarse, y hay un tendencia a subdividirse en la búsqueda de una pureza, difícil de entender la mayoría de las veces. Es la primera vez que una izquierda a la izquierda del PSOE le supera en intención de voto. Aunque para gobernar las dos izquierdas tendrán que buscar puntos de encuentro, no de enfrentamiento, o lo contrario es ponerle al PP las cosas demasiado fáciles y a quienes representan el sentimiento de frustración.

Hay síntomas que nos muestran que el año para algunos colectivos no ha empezado como el mejor de los posibles. La pérdida del 1,25% en las pensiones es un golpe bajo al colectivo más indefenso, a nuestros mayores, y que esto se haga cuando se alardea día tras día de que se ha salido de la crisis, que se está creciendo como nunca es simplemente impresentable. Esto también nos hace pensar que a corto plazo no tendremos cita con las urnas, en caso contrario no se atreverían a dar este tijeretazo a un colectivo tan amplio. Ya decían algunos que es una pena que todos los años no haya elecciones que algo siempre cae.

Otro colectivo que tampoco sale bien parado, y que anda mosqueado, en el inicio del año, aunque en este caso hay más margen de maniobra son los funcionarios, con una perspectiva de pérdida también del 1,25%. En el caso de funcionarios habrá que esperar a la aprobación de los presupuestos, y por ellos, quizás se pueda mejorar la situación actual. Este colectivo, el más numeroso, lleva muchos años soportando medidas de recortes y situaciones de pérdidas sociales y salariales, que no han tendido precedentes en muchos años. Por ello, ahora volver a hacerles perder poder adquisitivo parece demasiado duro. Sorprende la sumisión de los sindicatos de la función pública, parece que tienen que pedir permiso para levantar la voz, con estos comportamientos no van a ganar muchos adeptos para la causa.

Hay otro mundo, donde no se entiende que  más del 70% de la riqueza de un país esté en manos del 5% de la población, y sin embargo quienes soportan los cimientos del mismo es esa clase media, que cada vez se va reduciendo más, año tras año sigue perdiendo poder adquisitivo

Dicen algunos, con ese humor negro, que los Reyes no pueden entrar en Europa ya que vienen de Oriente y con bultos  sospechosos. Posiblemente la realidad sea que traen grandes cantidades de carbón y sanciones para nuestros dirigentes, ya que siguen sin aprenden de los errores cometidos, se pasan la vida hablando de lo suyo, y se olvidan de la cosa común. Por ello, igual se han olvidado de pensionistas y funcionarios.... e incluso de quienes con su voto les han puesto ahí para que los representen. Por cierto, lo que no parece de recibo es que los únicos que siguen de vacaciones todo el mes de enero sean nuestros representantes en el Congreso y Senado. Todavía más incomprensible es que la vieja política y la nueva si se ponen de acuerdo, el PP y Podemos se dan la mano para ocuparse de lo suyo y olvidarse de lo nuestro al menos en el mes de enero.

Hay otro mundo, donde no se entiende que  más del 70% de la riqueza de un país esté en manos del 5% de la población, y sin embargo quienes soportan los cimientos del mismo es esa clase media, que cada vez se va reduciendo más, año tras año sigue perdiendo poder adquisitivo donde las diferencias entre los que más tienen y los demás se van incrementado.

Merece la pena seguir soñando con un mundo mejor, poner desde nuestro lugar, desde este micro mundo la ilusión, el trabajo para haya una mayor justicia social, donde se respeten los derechos sin distinciones, y seamos capaces de construir con nuestras manos un futuro más agradable, más habitable.  Ya que los verdaderos Reyes son aquellos que luchan para que tengamos una vida más digna, ya se decía lo que tú no seas capaz de hacer no lo esperes de los magos de la palabra vacía. Es duro volver a la realidad, pero más duro es vivir en la mentira de un mundo que otros nos han diseñado.  

Comentarios