lunes 29/11/21

Realidad virtual 5.0

En la publicidad no hay refugiados, no hay desahucios, no hay hambre, no hay injusticias...  Nos han inventado un mundo de color rosa, donde las manchas se quitan solas, incluso las de la conciencia,  donde el frotar se va a acabar, dónde viajar a la Rivera Maya es más barato que ir al pueblo, donde el camarero del bar de Paco tiene un décimo de lotería con el gordo para ti. 

Aquello de la levedad del ser y la difusa línea entre la publicidad y la realidad, donde el campo de lo virtual y lo real se cruzan tantas veces que al final no sabes por donde caminas.

Suena el despertador, pones la radio para saber si el mundo sigue en el mismo sitio. Un montón de "cuñas" te recordarán todo lo que necesitas. Los yogures para el tránsito, el aparato para la sordera, las gafas que lo ven todo, el aroma a café recién hecho... entre que estás medio dormido y el cóctel de publicidad y noticias no sabes si Pedro Sánchez se está degustando el café de los muy cafeteros, Pablo Iglesias se ha ido Alcampo de rebajas, o Rajoy está hablando por radio Olé con el presidente Obama tomando un actimel para las defensas de la OTAN. 

Bajas corriendo a coger el autobús y mientras esperas , la marquesina te anuncia que hay rebajas, que te dan  el 2x1 o incluso el 3x2 que parece más y es menos. Que la segunda unidad al 70% de descuento que si sacas la calculadora,  casi te sale más caro... Aparece a lo lejos un anuncio con ruedas, leches que no, que ese es mi autobús...Buff casi lo pierdo.  Llegas a tu destino y en la misma parada una señorita con una enorme sonrisa te da un papel, para desayunar en la tasca de Juan o comer en el bar de Manolo, y otra para una adivina que te dirá como te va a ir en salud, dinero y amor, y por el mismo precio te dará los números de la primitiva de ayer

Después del trabajo te dicen que toca recados, y vas a los modernos templos, a las nuevas catedrales del "santo consumo".   Entre la música, suave y pausada cuando estamos pocos que te hará estar ahí hasta que encuentres lo que no buscabas; y una marcha militar a todo volumen si la plaza está "abarrota" donde no te permiten descansar para que vayas agilizando, esas compras, que es gerundio.  Lo dicen los expertos "El sonido del silencio es una oportunidad de venta desaprovechada". Lo caro, lo que interesa vender más, te lo ponen a la altura de los ojos, eso, que te entre por los mismos, lo que necesitas allá en el rincón de los objetos perdidos. Aquí el tamaño si importa cuanto mayor sea el establecimiento más tentaciones de consumo. Todo ello con una mezcla de colores, movimiento y sonidos que si no te mareas, ya puedes hacer las pruebas para la misión a Marte. 

Después del trabajo te dicen que toca recados, y vas a los modernos templos, a las nuevas catedrales del `santo consumo´. 

Al final ibas a por unos huevos y una lechuga y has salido con 9 tabletas de chocolate, por lo de la promoción, tres botellas de whisky, por si viene alguna visita aunque tú no bebas alcohol, un casco de ciclista rosa para la niña que ya tiene otros dos, este es "por si". Cuatro pizzas y una barra de salchichón, que estaba regalada, un queso riquísimo que te ha ofrecido probar una amable señorita y  has sentido vergüenza si no lo comprabas.  Ah, siempre estará el chollo... que sería de nosotros sin esos chollos, hoy como oferta del día, 8 sartenes por el precio de 7. Es verdad que apenas cocinas en casa, que usas el microondas para casi todo, pero nunca se sabe y unas sartenes nunca están de más. Aunque cuando llegues a casa te acordarás de la familia del que te convenció para adquirirás, porque los 40 metros cuadrados de tu casa son, o para la bicicleta estática del chollo anterior,  las sartenes o tú y por si acaso no preguntes, no preguntes... 

Distinguir la realidad de la publicidad a veces requiere un gran trabajo de investigación. Ya sabemos que hay una proporción directa entre lo que se gasta en publicidad el producto y las ventas del mismo.  A veces, cuando llegas a tu casa cansado, después de un día duro, te pones la bandeja con la cena, te sientas ante el televisor, y después de "zapear" por los distintos canales intentado esquivar los anuncios hasta que encuentras esa película, o esa serie, que tiene buena pinta. Al poco tiempo ya están los intermedios, interval y pause, algunos eternos, que al final tienes las sensación de ver unos tráilers que echan entre esos anuncios; que todo hay que decirlo, a veces son más ocurrentes que las propias películas, verdaderas obras de arte en 50 segundos. Algunos te dirán que con una crema serás más hermosa, con esa dieta más delgado, y mientras dan el tiempo te anuncian el coche de tus sueños, que te hará mas guapa, mas delgada y con el que triunfarás en la vida. Es verdad que la publicidad puede ser arte, el problema quizás sea cómo se utiliza.

Distinguir la realidad de la publicidad a veces requiere un gran trabajo de investigación.

En la publicidad no hay refugiados, no hay desahucios, no hay hambre, no hay injusticias...  Nos han inventado un mundo de color rosa, donde las manchas se quitan solas, incluso las de la conciencia,  donde el frotar se va a acabar, dónde viajar a la Rivera Maya es más barato que ir al pueblo, donde el camarero del bar de Paco tiene un décimo de lotería con el gordo para ti. 

 La levedad, y la fragilidad, de ese ser, que así somos tan influenciables por los que prometen milagros, por vendedores de sueños envueltos por los ilusionistas, políticos y publicistas de la realidad.  Por ello, nos llenan nuestros ojos de publicidad, y propaganda, para robarnos la voluntad, y de paso la cartera,  haciéndonos vivir en una realidad virtual 5.0, donde nuestras decisiones las toman otros, y es que la publicidad es hacernos creer  que somos el adalid, el paladín, el héroe de mil historias, eso si, que nos costarán un ojo de la cara. 

Según Will Rogers "La publicidad es el arte de convencer a gente para que gaste el dinero que no tiene en cosas que no necesita". ¿Pero qué sería de nosotros sin esas ilusiones aunque sean ficticias? ¿Nos engañan, o simplemente estamos deseando recorrer, o caer, en esos mundos paralelos? That's the question.  Bueno amigos, perdón, pero yo dejo de escribir, que he visto anunciado el último móvil a mitad de precio, y "la carne es débil..."

Comentarios