lunes 10/5/21

Los PGOU, un futuro con esperanza

En este país siempre hemos dicho que hacen falta acuerdos, trabajar conjuntamente, aquello de remar en la misma dirección; eso sí, que el que lleve el timón nos lleve en esa buena dirección, a atracar en buen puerto; si hay un marco más favorable para esa colaboración, es sin duda, los PGOU donde dibujar un futuro para tu pueblo.

Era una día especial de esos que marcas en el calendario, a las 9:30 Pleno en el Ayuntamiento de Argoños, allí fuimos el amigo Ciriaco y un servidor, después de los saludos pertinentes con esta nueva modalidad de codo con codo, aunque la OMS ya nos dice que ni tocarnos, los saludos como el Greco con la mano en pecho, subimos al salón de plenos.

Con puntualidad germánica, que son socios de la Unión, los británicos ya son pasado de la misma, empezó el Pleno, después de la lectura del orden del día, que solo tenía dos puntos: aprobación del acta de la reunión anterior y aprobación provisional del PGOU de Argoños. Por allí estaban los amigos de televisión inmortalizando el pleno, con sus cables y cámaras daba la impresión de que el pleno era un plató donde se rodaba la última de Almodóvar, y algo de ello hubo. Antes de la votación se dio a conocer una comunicación del concejal de PRC que justificaba su ausencia por motivos laborales y manifestaba la intención de su voto.

Al pasar a la aprobación del acta de la reunión anterior, toma la palabra el representante del PSOE, que tenía afán por ser el protagonista, para decir que esa acta no reflejaba la realidad, y que pedía que los plenos fueran grabados, al menos ese día allí había dos televisiones. Una vez votado y aprobado el primer punto se pasó a tratar lo que realmente nos había hecho acudir al consistorio, ya que les aseguro hay cosas mucho mejores que ver en otros canales, que un Pleno a primeras horas de mañana. Allí, en los asientos del fondo con la distancia correspondiente, seguimos las intervenciones. El alcalde tomó la palabra para informar del largo camino que se había recorrido para llegar al momento de pedir a la corporación la aprobación provisional del PGOU de Argoños, casi una década, seis años y un embarazo con este nuevo equipo redactor.

Volvió a tomar la palabra el concejal del PSOE, se le veía que estaba con ganas de ocupar pantalla, para asegurar que a él no se le había dado la información de dicho Plan, y poder realizar sus aportaciones. 

El alcalde le contestó que ha tenido mucho tiempo para conocerlo, y que nunca le había manifestado tal inquietud, que los documentos del PGOU son públicos y los puede ver no solo cualquier concejal, sino cualquier ciudadano.

El concejal del PSOE siguió con su argumentación, diciendo que a la oposición se la marginaba en el Ayuntamiento y se le negaban informaciones. Ante lo cual el alcalde le informó que tenía todos los medios legales para ejercer sus derechos.

Nuestro rostro cambió totalmente cuando oímos al señor concejal argumentar que iba a votar en contra del Plan General de Ordenación Urbana

Nosotros nos mirábamos con cara de incredulidad, era una discusión un tanto leonina, parecía más para los medios de televisión que allí grababan, ya que todo sonaba muy sobreactuado. Ahora bien, nuestro rostro cambió totalmente cuando oímos al señor concejal argumentar que iba a votar en contra del Plan General de Ordenación Urbana por esa falta de información, y para apoyar a las familias afectadas por las sentencias de derribo, a las que él siempre había estado ayudando.

La verdad es que si nos pinchan no sangramos, no podíamos creer las palabras de este señor, sentí un fuerte dolor en el estómago, hubo un momento en el que me costó Dios y ayuda permanecer callado en mi asiento, acerté a levantarme, como si fuera imposible lo que estaba oyendo. No daba crédito, un PGOU de un Ayuntamiento, el documento más importante, que contiene el desarrollo del mismo para muchos años, que nos dice, dónde irán los futuros parques, las calles, los centros sanitarios, culturales, deportivos, las escuelas, en definitiva, lo que es la vida futura del Ayuntamiento y los medios con los que podremos contar en ese futuro. Y ahí estaba un representante de los ciudadanos que no lo conocía. 

Un plan General de Ordenación Urbana es dibujar el futuro de nuestro pueblo

Algunos, sin responsabilidades municipales, hemos puesto nuestro pequeño granito de arena en forma de alegaciones, en mi caso, para la recuperación de caminos públicos, cerrados por el desuso y que se pueden perder entre fincas particulares, la importancia de las zonas verdes incluso dentro del diseño de las nuevas urbanizaciones y las ya existentes. Un plan General de Ordenación Urbana es dibujar el futuro de nuestro pueblo, para proteger una zona que algunos dicen afectada por el PORN de las marismas de Santoña, Victoria y Joyel. Lo de afectado a veces se entiende mal, es una suerte, un privilegio inmenso poder vivir en una zona tan maravillosa donde la naturaleza brota por todos los rincones, y donde esa protección es fundamental. Sin embargo es lamentable que para algunos pase simplemente como un mero trámite, donde la única aportación sea la bronca o el enfrentamiento. 

Se pasó a votación y el PGOU de Argoños ya tenía su aprobación provisional, con todos los votos a favor PP, PRC, Cs, menos el del señor concejal socialista. Ahora esperamos que no se duerma en algún cajón del CROTU, como ha ocurrido con el de Escalante. Una vez finalizado el Pleno le reproché a este concejal, lo que más nos había dolido, que ya no era ni su voto, cosa totalmente incomprensible por su propio razonamiento, sino que nos utilizara a nosotros como excusa para votar en contra del mismo. Era ya el colmo o la locura en estado puro. 

La verdad es que estaba indignado, no podía comprender cómo este señor que había tenido 4 exposiciones públicas de 45 días, pudiera decir que no conocía el PGOU; bueno, damos por bueno pulpo como animal de compañía que vuela. Ahora bien, decir que la próxima vez votará a favor, que es no conocer el procedimiento, que lo hace por nosotros, cuando llevamos décadas pidiendo que den esa herramienta a los jueces, que no puede ser que se pierdan los recursos públicos, y que sin este PGOU el Ayuntamiento puede tener una deuda que supera los 70 millones de euros, por sus responsabilidades patrimoniales, cuando tiene un presupuesto anual de apenas 2 millones, y ello para derribar viviendas donde luego se volverán a construir e incluso más, para llorar y no echar gota.

Vamos que Almodóvar pone aquí una madre llorando, y los demás al borde de un ataque de nervios, y ya tenemos una nueva serie para las plataformas Netflix, HBO... Alguien que nunca ha estado en una concentración, manifestación, que no ha presentado ninguna iniciativa en su dilatada estancia como concejal del ayuntamiento, nada tenga que ver con los afectados por los derribos, asegure haber estado siempre con nosotros, pues, habrá sido en la intimidad, porque nunca lo hemos sentido así, o simplemente será en el campo de la ficción.

Con todo, entono el "mea culpa" por la vehemencia, puede haber veinte años atenuantes, pero este señor si está ahí es porque su partido lo ha puesto, y la responsabilidad es del Partido Socialista que últimamente nos preguntamos ¿qué le hemos hecho? En el Parlamento de Cantabria votaron en contra de los legítimos derechos de los afectados por las sentencias de derribo que están firmados en los Convenios, y ahora su representante vota en contra de algo que su propio grupo parlamentario ha pedido reiteradamente, la aprobación de los PGOU. ¿Cómo era aquello?, "otros vendrán que bueno te harán".

En breve, posiblemente se realice la aprobación provisional del PGOU de Piélagos

En breve, posiblemente se realice la aprobación provisional del PGOU de Piélagos, esperemos que en este caso los concejales de la oposición no actúen como el PSOE en Argoños y dejen sola a la alcaldesa, no vaya a ser que digan en correspondencia de agravios que tampoco conocen el PGOU, están a tiempo. Sin duda, el PGOU de Piélagos es el de un municipio muy extenso, con un mayor grado de dificultad, solo hay que ver sus numerosas alegaciones, superaban las mil, mientras que en Argoños apenas llegaban a la treintena. Sería muy positivo lograr el apoyo de todos los grupos. Ahí se juegan muchos recursos para Cantabria como en el proyecto del Llano de La Pasiega, tema de interés municipal, autonómico, estatal y de la Unión Europea, así como la protección de las pedanías y  las zonas más aisladas. Allí, sin duda, está la esperanza de acabar con muchos años de sufrimiento de las familias en Liencres.

En Escalante seguimos esperando el acuerdo de las instituciones y afectados, mientras Arnuero ha sido el ejemplo a seguir, el único que puede presumir de tener ese Plan General de Ordenación Urbana aprobado que ha abierto nuevas posibilidades al municipio. 

En este país siempre hemos dicho que hacen falta acuerdos, trabajar conjuntamente, aquello de remar en la misma dirección; eso sí, que el que lleve el timón nos lleve en esa buena dirección, a atracar en buen puerto; si hay un marco más favorable para esa colaboración, es sin duda, los PGOU donde dibujar un futuro para tu pueblo, para tu ciudad con las aportaciones de todos, y si puede ser, mejor con consenso de los representantes de los ciudadanos.
 

Comentarios