domingo 5/12/21

Lisboa

La necesidad de órganos supranacionales que posibiliten la cooperación entre nuestros pueblos, para abrir puertas y ventanas, para escuchar y ser escuchados. En la Europa de los 20 y "uno" saliendo, se oye demasiado ruido, las conversaciones bilaterales ofrecen oportunidades de avanzar juntos.

La ciudad donde el sol se cuela entre sus siete colinas iluminando la desembocadura del Tajo y cada rincón de la hermosa Lisboa.

"Para el viajero que llega por mar, Lisboa vista así, de lejos, se erige como una bella visión de ensueño..."  Fernando Pessoa.

Desde el Barrio de Os Belenenses, orgullosos de sus monumentos y repostería, pasando por el corazón de Lisboa, sus plazas del Comercio, Rossio y Figueira para subir O Chiao y el barrio Alfama , el más emblemático, donde el tiempo parece haberse detenido y en la noche se oyen los lamentos del fado.

Lisboa y su área de influencia tienen más de 3 millones de personas, entorno al 25% de la población de Portugal. Se conjugan y mezclan, en un mundo pluricultural, trabajadores y turistas en una simbiosis donde unos parecen ir y otros estar de vuelta.

Portugal tiene una situación política que nuestros políticos intentaron imitar sin éxito, la unión de toda la izquierda, algo que se ha logrado por primera vez en la historia de la República.

Se conjugan y mezclan, en un mundo pluricultural, trabajadores y turistas en una simbiosis donde unos parecen ir y otros estar de vuelta

Pese a los malos augurios, la realidad es que el Gobierno de Antonio Costa es mucho más estable de lo que los pesimistas le habían pronosticado.

La situación de crisis, los recortes y la cura a base de apretar el cinturón de los portugueses, que ya casi ha llegado a cortarles la respiración, baste decir que su iva paso del 13 al 23%, y sin embargo cuando menos se esperaba, y quizás por los menos indicados según  ortodoxia económica, son los que han conseguido, aunque sea lentamente, empezar la recuperación económica, esa que siempre se publicita por los gobiernos y que cuesta más ver a las familias. Cuando llevas años perdiendo derechos y la pobreza es una amenaza real, parar esa hemorragia social es un paso importante, esa recuperacion económica de la que tanto presume el PP en nuestro país, en Portugal se está  intentando dar un toque social a las políticas a aplicar.

Cuando se nos dice que sólo la derecha es capaz de gestionar bien un país económicamente, se nos está vendiendo humo para tapar nuestros ojos, lo que está claro es que un buen o mal gestor puede ser de izquierdas o de derechas, las dudas vienen en el reparto social de las cargas.

La oportunidad perdida por la izquierda en España, muchos ciudadanos le dijeron el 26J, "no os lo perdono", ni a Pablo "Manuel", ni a Pedro "el triste". Desperdiciar los votos de los electores es de los mayores pecados que pueden hacer los responsables políticos, y no saber adaptarse y reconocer el mandato que les han indicado los electores, es para que estas organizaciones se lo miren..

En política las realidades y experiencias de los demás no siempre son intercambiables, pero si indicadores de por donde se pueden abrir caminos más positivos para todos.

Estuve en Lisboa hace tres años y a mi vuelta estos días, se nota en sus gentes  un ambiente más positivo, una sensación de mayor alegría a la hora de encarar el futuro. Hay acontecimientos que pueden parecer anecdóticos cómo una Eurocopa,  donde una actuación positiva produce un efecto de cohesión de identificación con tus colores, con tu país.

En política las realidades y experiencias de los demás no siempre son intercambiables, pero si indicadores de por donde se pueden abrir caminos más positivos para todos

Las banderas colgando de los balcones, las camisetas de Portugal con el número 7 de Ronaldo a sus espaldas. Sí el fútbol es un estado de ánimo, lo que es claro, es que pocas cosas son capaces de transmitir tanto y a tantos ciudadanos.

Quién no recuerda del gol de Iniesta, que metimos todos nosotros en el mundial de Surafrica. Ahora también el pais tiene que ser capaz de meterles ese gol al paro, que tiene a tantas personas en situación de precariedad.

Cuando hablamos de la dura situación de nuestros amigos portugueses pensamos en su crisis, de un Estado intervenido, que es como si los ciudadanos estuvieran en libertad condicional. Pero con todos los problemas Portugal tiene un paro no superior al 12% mientras que en nuestro  país supera el 20%.

Portugal y España unidos en la península ibéricahan estado demasiados años de espaldas, demasiados años ignorándose. Con un pasado y presente que discurren por caminos muy similares, es difícil  entender tanta influencia del imperio americano,  y tan poca de nuestros vecinos.

La necesidad de órganos supranacionales que posibiliten la cooperación entre nuestros pueblos, para abrir puertas y ventanas, para escuchar y ser escuchados. En la Europa de los 20 y "uno" saliendo, se oye demasiado ruido, las conversaciones bilaterales ofrecen oportunidades de avanzar juntos.

"No siente la libertad quien nunca fue oprimido" Fernando Pessoa. No se entiende la indiferencia, cuando hay oportunidades de  una situación más positiva para nuestros pueblos.

Comentarios