jueves. 09.02.2023

Las ramas podridas

Con la podaba, quitando las ramas secas, los chupones, las podridas, los árboles lograban tener un mayor rendimiento y salud. Pensaba en la política, si hiciéramos lo mismo, habría muchas menos injusticias

Sika correteaba por la campa, mientras Manuel procedía a la poda de los árboles frutales que tenía detrás de su casa, manzanos, perales, cerezos, ciruelos... Se decía así mismo, que este año se le había pasado el tiempo tan rápido que ya casi los frutales tienen savia y, no podían ser podados, ya que corrías el riesgo de que no dieran frutos e incluso puedan enfermar. 

Va mirando uno por uno, para saber cómo están las ramas y, con una paciencia digna de santo Job, poco a poco va recortando los árboles, quitando las ramas secas, los chupones, aquellas que no tienen buen aspecto. Cuando se poda se debe cortar por delante de la yema dejando un pequeño espacio para protegerla, con un corte limpio e inclinado a unos 45º grados, para protegerlos de la humedad, el frío y la lluvia. 

Se aprovecha para dar la forma correcta y sobre todo, que la altura del árbol no se nos desmadre, con el fin de poder recoger los frutos que están en las partes más altas, así mismo eliminar el riesgo de que el viento lo pueda romper.

Afila las herramientas, con mimo, para que realicen un corte sin desgarrar la rama, las limpia a conciencia y desinfecta

Manuel parece un cirujano, con todo su instrumental y el cuidado con el que realiza esta tarea. Afila las herramientas, con mimo, para que realicen un corte sin desgarrar la rama, las limpia a conciencia y desinfecta, ya que es importante para que no haya posibilidad de la transmisión de las enfermedades de una planta a otras. Suele realizar esta desinfección con alcohol etílico. Cuando la superficie de corte es más gruesa de unos 6 cm, lo sella con un producto especial, para que cicatrice más rápido la herida y haya menos riesgo para el árbol. 

Sika ya se ha cansado y se ha tumbado junto a un manzano, desde el cual no pierde ojo a Manuel, este ya nota el cansancio, después de casi dos horas de trabajo, con los brazos doloridos por el esfuerzo y algunas posiciones poco habituales, termina las labores y va recogiendo sus herramientas. 

Ya en casa, después de una ducha reparadora y un bocadillo de jamón, que comparte con Sika, ella no para de mover la cola pidiendo más.

- Vale, Sika, que te has comido casi todo el bocadillo.

Ella no parecía muy convencida y seguía pidiendo, hasta que se dio cuenta que el bocadillo ya había volado.

Rusia no avanza como se esperaba, pero no da un paso atrás y recrudecen los ataques

En la radio estaban dando noticias de la guerra en Ucrania, de las consecuencias que tiene para todos. Rusia no avanza como se esperaba, pero no da un paso atrás y recrudecen los ataques. La guerra se hace más dura, por su crueldad y porque cada vez las perspectiva de una guerra corta se va diluyendo. Se habla de corredores humanitarios, pero muy inseguros, de bombardeos que incluso llegan a los propios hospitales. En el colmo del cinismo, el ministro de asuntos de exteriores ruso, diciendo que no han invadido Ucrania; vamos, "que deben haber ido de vacaciones disfrazados de militares". Lo grave es que el dolor y muerte está presente con toda su crueldad; como son las guerras, la población civil está indefensa ante los proyectiles. Las bombas caen del cielo y no preguntan quién está ahí debajo. 

Rusia es la mayor potencia nuclear, según los expertos, puede tener más cabezas nucleares que los demás países juntos, pero en la guerra hay tanta propaganda, que buscar la verdad es casi de ilusos. La amenaza de Putin de apretar el botón, "nos los pone de corbata a todos", sea farol o no, a ver quién es capaz de verle las cartas.

Hemos pasado de no creer posible una guerra en el corazón de Europa, a estar inmersos en las misma

En la Unión Europea, Borrel, habla de cortar el gas, de consumir menos, para no financiar la guerra de Putin. Manuel se preguntaba, ¿cómo se ha podido crear esta dependencia? La crítica a la falta de previsión no parece infundada. Aunque estamos en tiempos de arrimar el hombro, de la unidad de la Unión. Son tiempos difíciles y lo pueden ser mucho más. Hemos pasado de no creer posible una guerra en el corazón de Europa, a estar inmersos en las misma y mandando armamento a Ucrania.

Unos de los opinares profesionales de la radio habla de que Stalin era la versión cruel de Lenin, y ahora parece que Putin puede ser la versión despiadada de Gorbachov y Yeltsin. Los sueños imperialistas nunca han sido buenos para los pueblos, los hemos visto en Europa con Napoleón, con Adolf Hitler, y puede que ahora con Putin. Ese imperialismo hijo ilegítimo del colonialismo, someter a otros Estados por un poder superior, sobre todo bélico.

En la radio daban datos de las subidas de luz y los combustibles con la gasolina por encima de los 2 euros y para llenar el depósito del vehículo te dejas ya más de 100 euros. Por si fuera poco, por primera vez la extrema derecha entraba en un Gobierno en España, en Castilla y León, se rompe otra línea roja. Las primeras consecuencias de la elección virtual del señor Feijóo, vendido como un centrista convencido, no era para tanto. Algunos pueden estar ante esos errores que se comenten rápidamente, pero no se olvidan en años. El tiempo dirá y habrá que ver cómo evoluciona. 

Ahora una guerra con la "justificación de desnazificar" una nación

El Partido Popular Europeo les ha estirado las orejas, pero algunos no se quieren dar por aludidos, normalmente eso lo hacen cuando sus votantes les abandonan como el desodorante. Es cierto que la representación la dan los votos en una democracia, aunque hay tiempos pasados muy oscuros y algunos presentes también. Ahora una guerra con la "justificación de desnazificar" una nación. Rechazar un saludo no es propio de los demócratas, ya nadie duda que estamos en tiempos complicados, posiblemente haya que hacer más autocrítica, ¿por qué sus propuestas son tan atractivas para los votantes? 

Manuel cogió del estante superior un libro, "Casas de Papel", que le había regalado unos familiares que viven en un pequeño pueblo de Cantabria, le contaron que compararon tres ejemplares, ya que todo lo que recaudan con el mismo es para dar alimentos a  "La Cocina Económica". Ayudar a los que menos tienen es un tema de justicia social. En este libro relatan la historia de cientos de familias que llevan décadas luchando para que se haga justicia, donde los condenados son las administraciones pública y los que sufren familias inocentes.

Le llamaron ayer contándole que el sábado han realizado otra de sus cientos de movilizaciones, van por la XXIII Ruta de los Inocentes, que ha empezado entregando alimentos y medicamentos para Ucrania. Puede haber muchas injusticias, pero sin duda una de las mayores es tener que soportar una invasión y vivir en guerra. El principio de solidaridad con los que más lo necesitan es un deber ético.  

Después estuvieron el Parlamento de Cantabria con su presidente, Joaquín Gómez, como anfitrión. Les recordó que el Parlamento es la casa de todos los ciudadanos y que sus resoluciones deben ser cumplidas, les entregó las últimas cinco que se han dado en estos tres años, todas pidiendo una solución definitiva para estas familias. 

Se han ido ante la sede del Gobierno de Cantabria, donde no les recibiría nadie, tampoco lo habían pedido

Con las resoluciones en la mano se han ido ante la sede del Gobierno de Cantabria, donde no les recibiría nadie, tampoco lo habían pedido, tantas veces les engañaron que ¿para qué? Simbólicamente entregaban las mismas a un señor que desempeñaba el papel del Presidente del Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, responsable inicial de esta situación y, responsable por no haber cumplido con las resoluciones del Parlamento de Cantabria, que él mismo ha votado. 

Posteriormente, en manifestación fueron hasta el Ateneo de Santander, donde les esperaba el presidente del mismo Manuel Ángel Castañeda, persona muy apreciada por el colectivo, muchos de sus artículos han dicho verdades como puños, sobre la necesidad de dar una justa solución a las familias inocentes. 

El acto terminó con la intervención de los miembros de la Ejecutiva de AMA que fueron contado su situación y, se propuso volver a recorrer las instituciones "supraautonómicas", Unión Europea, Congreso y Senado, buscando la posibilidad de cambios legislativos en la Ley del Suelo, Ley de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa, en la Ley Hipotecaria... sobre todo el hecho de la prescripción por seguridad jurídica. El mayor delito, el asesinato tiene prescripción, sin embargo estas familias inocentes tienen una cadena permanente sin revisión y sin haber cometido delito o ilícito alguno. 

Un problema mayor tapa el menor, con un dolor más grande oculta el más pequeño de la pandemia a las bombas sobre la población, ver la destrucción y la guerra nos hacer sentir que es mucho más lo que podemos perder. Pues parece que aquello de "los felices veinte" se hace de regar. 

Manuel recordó como con la podaba, quitando las ramas secas, los chupones, las podridas, los árboles lograban tener un mayor rendimiento y salud. Pensaba en la política, si hiciéramos lo mismo, habría muchas menos injusticias.
 

Las ramas podridas
Comentarios