martes 26/10/21

Hagamos posible el entendimiento

Los resultados de las pasadas elecciones generales, sin mayorías absolutas, hacen necesaria una coalición de, al menos, tres partidos. Pedíamos diálogo y apertura y ése ha sido el resultado. "La política es el arte de lo posible".

Hemos estado gran parte de la legislatura anterior manifestando el rechazo a las mayorías absolutas, al rodillo, que impedía el diálogo e imponía sólo una versión política y social.  Nos hemos lamentado de recortes en áreas básicas como sanidad, educación, aplicación de la ley de dependencia,... y de leyes calificadas como leyes mordazas que ponían corsés a la libertad de expresión. 

Los resultados de las elecciones no han dado ninguna mayoría absoluta, ni de cerca, para formar una que sume los 176 escaños que hacen falta, al menos, necesitarán la suma de tres formaciones políticas. No queríamos diálogo, pues va hacer falta y mucho, parece que los electores les hemos dicho con estos resultados, hagamos política y con mayúsculas, con menos rayas ni rojas, ni azules, dejarse de mirar el ombligo de los míos y más altura de miras. 

Que todo aquello que durante la campaña se habla como de la necesidad de un nuevo tiempo, de una nueva forma de hacer política,  que no quede en la retórica de las palabras, en adornos o en un eslogan para carteles electores. 

Hay que reconocer que algunos nos han sorprendido con ideas más propias de su juventud que de la racionalidad. ¿Qué es eso de un personaje independiente, una figura de prestigio para dirigir nuestro país? Parece más una ocurrencia que otra cosa, los ciudadanos hemos votado y el resultado es complicado para hacer Gobierno; ahora bien, poner alguien que ni siquiera se ha presentado, ni ha sido votado por electores cuesta entenderlo.  Ayer para unos la línea roja era el referéndum en Cataluña, hoy son medidas de emergencia social, esto último parece más razonable. 

Se puede hacer critica, pero quien no se arriesga a proponer no comete errores, y esos que están, poco menos, que escondidos esperando a que los demás metan la pata poco aportan.  ¿Qué es difícil hacer un Gobierno?, pues sí; más difícil es para muchos llegar a fin de mes. Pedimos más trabajo y quizás menos postureo.   

Por otra parte, se ve a algunos más preocupados por los nombres y puestos, que por las políticas a aplicar. Incluso por su propia estabilidad interna,   Luego están las voces disonantes que siempre están diciendo lo que no se puede hacer. Aquellos que hablan de responsabilidad y coherencia con el discurso de su partido, pero que ponen todos los obstáculos posibles en el camino hacia el entendimiento, van sembrando de minas el terreno para esos posibles acuerdos. 

Cuando los ciudadanos votamos, lo hacemos, normalmente, esperando que nos ayuden a resolver  nuestros problemas, no para complicarnos más la vida.  Quizás haya que decirles, "señores, pónganse a trabajar, menos lamentos y más propuestas, menos disfrazar de interés general, lo que es sólo su interés propio".  Si los ciudadanos demandan diálogos, acuerdos y actuaciones, háganlo por lo menos como nos han dicho. "Una España en serio", con un gobierno que dé "un futuro para todos", en "un país que cuenta contigo", y donde podemos hacer "un nuevo país" aportando "ilusión" y construyendo un futuro mejor, más solidario y justo para todos los ciudadanos.  Dialoguen, trabajen y lleguen a acuerdos positivos para todos, esa es su obligación. Den menos problemas y más soluciones para ello se les ha votado. 

Que pedíamos todos diálogo, pues igual hace falta taza y media. Menos despreciar las propuestas de los demás, y más aportar ese entendimiento necesario. El otro día un amigo decía, que el Gobierno debía ser el resultado de las elecciones, si el PP tenía 28% pues esa porción de responsabilidad del gobierno le toca, si el PSOE tenía un 21% pues lo mismo y así para el 20% de Podemos, el 14% de Ciudadanos e incluso el 4% IU.

Si ya sé que mi amigo vive en un mundo ideal donde todos son buenos, vamos eL de Yupi...Es bueno recordar que en nuestro país no tenemos cultura de "la coalición", no hemos tenido nunca un Gobierno con tres fuerzas políticas diferentes, y pocas veces con dos. Nos falta cintura, nos falta entendimiento entre los diferentes, e incluso entre los iguales. Empecemos a descubrir ese camino, parece que los resultados de las elecciones así nos lo han indicado. Si ya Aristóteles, Maquiavelo, Bismarck o Churchill dijeron aquello de que "la política es el arte de lo posible". Hagamos posible el entendimiento, esa es su responsabilidad.

Comentarios