jueves 15/4/21

Gracias, Adrián

Adrián nos animaba a todos a explorarnos, a observar si teníamos algún bulto, y en su caso consultarlo lo antes posible, "aquí el tiempo es vida". Consejos básicos, experiencias que compartidas pueden ser mejor que muchos libros de autoayuda. Sin duda tiene mucho mérito ir con la sonrisa puesta por la vida, pero cuando estás jodido, poner esa sonrisa tiene mucho más. Adrián es de estas personas.

Hay días que uno no está para nada, semanas que las borrarías, años que parece que estamos instalados en la crisis permanente. A veces conseguir unas dosis de optimismo, es más complicado que encontrar las vacunas que se le han perdido a AstraZeneca. Esta semana ha sido de esas donde la decepción te deja tocado o medio hundido, si fuera en un cómic lo podíamos representar, con la cabeza echando humo, tus ojos chispas, y por la boca, ¡ay por la boca!, podrías decir lo más grande. 

Después de más de 20 años sin dar soluciones al tema de las sentencias de derribo, los portavoces de los grupos que sustentan al Gobierno en el Parlamento de Cantabria han votado este martes, en contra de que se respeten los legítimos derechos de cientos de familias. Derechos que están firmados y recogen con toda claridad los convenios firmados por las partes, esto es, el Gobierno y las familias víctimas de las sentencias de derribo. 

Nunca en más de dos décadas se había votado en contra de los derechos de las familias en esta institución

Es un atropello total, una decepción, nunca en más de dos décadas se había votado en contra de los derechos de las familias en esta institución. Es verdad que las innumerables resoluciones donde se han pedido soluciones a esta grave injusticia y, lamentablemente, tampoco se ha solucionado el problema. Ahora bien, viendo las intervenciones desde la tribuna del Parlamento de estos portavoces, sientes rabia, y hasta vergüenza ajena. Unas personas que hablan de los derechos de estas familias, y lo hacen sin tener el más mínimo conocimiento, es más, sin saber ni lo que ha firmado su propio partido, ni los planes de actuación del Gobierno de Cantabria que desde el lejano 10 de diciembre de 2008 cuando fue presentado al TSJC por el hoy miembro del Congreso, el señor Mazón era Consejero, con las competencias de urbanismo, presentó ese plan que en poco más de cuatro años debía terminar con el problema. Allí se ponían y reflejaban las soluciones, posibles regularizaciones de las viviendas, después los han ido actualizando, el Consejero por el Partido Popular e inspirador de los convenios Javier Fernández, más tarde trabajó sobre ellos Rosa Eva Díaz Tezanos, Vicepresidenta en la legislatura pasada, y actualmente el consejero José Luís Gochicoa, que hace apenas un año ha presentado una actualización del citado Plan del señor Mazón.

Vaya recorrido, cuántos años, cuánto sufrimiento por el camino y algunos suben a la tribuna y no tienen ni idea, se limitan a leer cuatro líneas a veces preparadas por otros, incluso posiblemente desde la propia consejería, para manifestar que los municipios no ponen el suelo para las viviendas de sustitución, cuando son ellos los que les han dicho con su plan lo que tenían que hacer, y además es incierto que no haya suelo, lo que no hay es voluntad política, esa que no encontramos desde hace décadas. Se nota que para ellos esto es un mero trámite, a muchas familias les va, o perdón, ya se les ha ido más de media vida. Que se diga, una y otra vez, que como las administraciones lo han hecho mal y no han cumplido con sus obligaciones ahora ya no hay tiempo. En lugar de asumir sus responsabilidades, vuelven a maltratar a las familias inocentes y les quieren quitar lo que por derecho es suyo. Los afectados lo han manifestado mil veces, no quieren ni un céntimo que no les pertenezca, pero tampoco que después de décadas no les vuelvan a estafar y maltratar las propias instituciones culpables de su situación.

Leyendo el diario de sesiones, para intentar comprender algo, acabas preguntándote ¿dónde está la justificación de su voto en contra? Ya sabemos que los políticos hacen cosas que son incomprensibles a los demás humanos, pero ¡tanto! Hubo un representante de la oposición que lo definió claramente, con esa locución del derecho romano, principio y base del moderno derecho, "pacta sunt servanda", algo tan normal para todos como "lo pactado obliga", "es ley entre las partes".  Que esto sea discutible para un Gobierno que no ha sido capaz ni de sacar adelante en décadas su propio plan de actuación para las sentencias de derribo en décadas, es para nota.

Un Gobierno que debiera estar avergonzado, empezando por su Presidente, Miguel Ángel Revilla, un hombre de palabra, y de tantas que..., pero sobre todo por ser condenados a indemnizar a los ciudadanos por los daños morales que les han producido. Que han pedido perdón a los afectados. Eso sí, cada vez que llega un nuevo consejero, se les olvida que los condenados son ellos, no estas familias, ni los ciudadanos de Cantabria, que ven cómo se gastan sus recursos en PGOU, procesos eternos, sin dar las soluciones que tantas veces nos han prometido. Ver las hemerotecas les saca los colores por todas partes. A veces también entramos en su juego, en esa noria donde el lamento parece el único consuelo, y es que pocas cosas aumentan más las injusticias que la inacción, la indiferencia, el olvido y el paso del tiempo.

Estaba con estos pensamientos y esperando para intervenir en Radio Mix FM, en su programa "Cantabria en sintonía", donde mis queridos amigos Virginia, Leticia y Víctor, nos cuentan con gracia, y esa alegría contagiosa, la actualidad, allí los jueves realizo un pequeño análisis de las noticias de la semana. Justo antes de intervenir oí una entrevista que realizaban a un joven, y me sorprendió por la seguridad con que se manifestaba y sacándome de mi pequeño universo, de esos problemas que a veces van creciendo en tu mente. Adrián, nos contaba su historia con toda naturalidad, él padece un cáncer testicular, cómo habían tardado mucho tiempo en detectarlo por la falta de atención de nuestra sanidad, debido a las limitaciones que nos ha impuesto la pandemia y muchas veces la mala gestión, donde las consecuencias colaterales para muchas enfermedades están siendo muy graves. 

Una persona tan joven no solo afronta la enfermedad, que tiene lo suyo, sino cómo transmite energía y ánimos a los demás

Me llamó la atención como una persona tan joven no solo afronta la enfermedad, que tiene lo suyo, sino cómo transmite energía, consejos, ánimos a los demás. Esta semana que hemos celebrado el día contra el cáncer, se dan a conocer tantas batallas personales de superación, de luchas por la vida y contra una situación que no tiene muchas veces explicaciones, al menos, a aquello del ¿por qué me ha tocado a mí? Sin duda la salud marca esa raya incomparable, donde en un segundo te cambia todo. ¿Quién no ha tenido miedo esperando unos resultados? 

Adrián nos animaba a todos a explorarnos, a observar si teníamos algún bulto, y en su caso consultarlo lo antes posible, "aquí el tiempo es vida". Consejos básicos, experiencias que compartidas pueden ser mejor que muchos libros de autoayuda. Sin duda tiene mucho mérito ir con la sonrisa puesta por la vida, pero cuando estás jodido, poner esa sonrisa tiene mucho más. Adrián es de estas personas, que da gusto escuchar, porque hablan sencillo, te llegan directo, y te hacen mirar hacia tu interior. Me parecía hermoso que su compañera se hubiera rapado para hacerse solidaria con él, hablar de los cuidadores es hablar de los que merecen el premio nobel de la paciencia y del cariño.

Dicen que en la vida tiene que haber de todo, pero quizás si hubiera muchos más Adrianes, menos egoístas de la palabra fácil, del engaño y la mentira como instrumento de trabajo, nos iría mejor a todos. Gracias Adrián, y una pronta recuperación a ti y a todos los que desde la soledad de la UCI hoy están luchando por poder ver simplemente otro día más.
 

Comentarios