domingo 24/10/21

Elecciones 20D, "alea jacta est"

Un análisis del enriquecido panorama electoral español en la víspera de las elecciones del 20D, con el resultado menos previsible de la historia de la democracia española.

Que estas elecciones son diferentes a las demás, es una realidad, nunca en los 37 años del sistema constitucional, en nuestro país hemos tenido 4 partidos que puedan superar los 60 diputados. Que algo ha cambiado no hay duda, se podrá estar de acuerdo, gustar más o menos, pero han aparecido nuevos actores, y los electores tienen un menú más variado donde elegir; esto en si mismo ya es muy positivo, escoger entre un abanico más amplio hace que tengamos más opciones y a más opciones más libertad y mayor posibilidad de encontrar el voto que nos guste, ya no estamos encorsetados en un bipartidismo, donde era " el tuyo o el  mío".

Hay que valorar lo que ha aportado Podemos a esta campaña, atrayendo al sistema que tanto se ha criticado, a muchas personas; quizás porque es muy difícil encontrar otra alternativa. Sobre todo, ha conseguido que muchos jóvenes se interesen y participen en el "noble arte de la política", aunque algunos lo conviertan en innoble, y que se preocupen por la cosa común.  Pasar del 15M a Podemos ha sido un tránsito digno de un buen estudio sociológico, que bien pudieran hacer en ese departamento de la Complutense. Es cierto, que no es lo mismo una cosa y otra, pero Podemos si es una consecuencia de aquel 15M, y que algunos, despectivamente, les animaban a que "si tenían algo que aportar lo hicieran en las instituciones, presentándose a las elecciones". Pues bien, aquí están, y la verdad es que no desmerecen a lo que había,  tienen oficio y tablas, sobre todo ante los medios y en los debates y tertulias, como si lo hubieran realizado durante toda la vida. ¿Qué hay algún vicio por la América Latina?, más tienen aquellos que se han quedado anquilosados, y agarrotados , en sus posturas después de estar tanto tiempo en las mismas.

Con un nombre muy atractivo, ya que todos somos ciudadanos, un nuevo fenómeno ha explotado, es una formación de centro, nacida dentro del sistema, criada y creyendo en él. Que con ideas nuevas, y algunas no tan nuevas, han logrado abrirse camino y por primera vez, por el centro y centro derecha, e incluso puede robar en el feudo socialista. Se ha abierto una división del espacio electoral, donde antes solo existía el monopolio del Partido Popular ahora hay gente joven, con buena imagen, sin la mochila de corrupción, que le disputa sin complejos ese espacio. ¿Qué tiene algunos tics preocupantes, qué han metido la pata con la violencia de género, y eso les ha dejado huella?, pues puede ser cierto; pero es mucho más lo que han aportado, y más importante que los errores cometidos, entre sus virtudes un sello y un estilo personal, de buenas formas y maneras de su líder, que merece una especial atención. Es verdad, que estas elecciones se les han hecho demasiado largas, y parece que hay un desfondamiento en las últimas semanas, quizás por el cansancio de realizar dos campañas seguidas. Las primeras con un gran éxito en Cataluña, y éstas ... los electores dirán. También es cierto que mirando detrás de su líder cuesta ver cuadros que inspiren confianza.

Por la derecha, el Partido Popular, presentaba un balance no de promesas sino de lo que había realizado durante los últimos 4 años, que han tenido aciertos, pero que una nube tan negra como la corrupción ha tapado; realidades como la pérdida de derechos sociales asociados a una situación económica difícil que también puede pasar factura. Los  4 millones de parados son una losa, y los recortes en sanidad, educación, y en temas sociales han dejado huella. Con todo su líder se presenta como ese hombre sensato, tranquilo, capaz de gestionar, pero en el recuerdo y en la retina, están las entradas en la cárcel desde Bárcenas, el tesorero del partido, hasta la detención del que fue su "gurú" económico,  vicepresidente del mismo y ejemplo de gestor. Los casos de corrupción han bañado la gestión en muchos lugares, pero diciendo lo obvio, con mensajes sencillos, a veces se llega muy lejos.

Por la izquierda, el Partido Socialista en condiciones normales hubiera ganado estas elecciones con mayoría absoluta, ya que sería el recambio lógico al desgaste del partido popular, pero los tiempos han cambiado, ahora Podemos le ha pegado un gran bocado entre su electorado,  y le ha dejado unas profundas marcas, el recuerdo de la última legislatura de Zapatero, que metió el miedo en el cuerpo mediante unos recortes que destrozaron lo realizado  en la política social  y económica de su primera legislatura,  todo ello permanece en el recuerdo. También desde fuera ha dado la sensación que la federación con mayor peso e influencia, no ha puesto todo su empeño y esfuerzo en estas elecciones, y al candidato le cuesta conectarse al personal, o se queda muy frío o se pasa de frenada. Pero hay que reconocerle su trabajo, y que no lo tiene nada fácil. Le atacan por los flancos, los naranjas por el derecho, y los morados por el izquierdo; en otros tiempos se hablaría de la famosa pinza, o la teoría de las dos orillas.

Más a la izquierda de Podemos parece difícil que quede campo para nadie o que pueda crecer la hierba, pero ahí está Izquierda Unida luchando para no ser absorbida y fagocitada por esa nueva izquierda, que en teoría dice que no es,  que las izquierdas y las derechas no tienen sentido, vaya lío. Lo cierto, es que en unas condiciones muy adversas a IU le ha pasado lo mismo que a los Socialistas, cuando mejor estaban para repartirse la tarta que dejaban los grandes, viene uno nuevo y se la come. ¿Qué han hecho mal estos señores?, que no han tocado poder y se han opuesto, a los recortes, a la corrupción... lo mismo se puede decir de UPyD con Ciudadanos, pero ¿quién dijo que la vida es justa?.

Esta campaña ha sido sin duda la más limpia que hemos podido ver en muchas décadas, hay que felicitarse por ello, si lo más llamativo ha sido llamar indecente a un candidato, no parece que se haya perdido demasiado tiempo en el insulto banal. Ha sobrado el niñato que se le ha ido la "olla", y ha agredido al candidato del partido popular, pero hay que reconocer que ha sabido encajar el golpe con elegancia, como los buenos fajadores, y estas cosas llegan al electorado, ejemplos hay en "política comparada".

En estos momentos hay que desear que gane el mejor para los Ciudadanos, bueno ya no puedo decir esto, puede ser interpretado, como que Podemos estar influyendo indirectamente, lo cual tampoco se puede manifestar, ¡qué difícil se lo han puesto los nuevos a algunos!.

El domingo se correrá el velo y quedará la última palabra, la que tienen los electores con su voto, esa es la que importa, y todo lo demás son juegos florales, pero como diría un candidato, quien gobierne España no es cosa menor, sino cosa mayor. Por ello, suerte para todos y que gobierne el mejor.

Elecciones 20D, "alea jacta est"
Comentarios