viernes 14/5/21

El calor que funde las ideas y la irresponsabilidad de los responsables

Pocas veces se ha visto que dos partidos que aspiran a gobernar juntos se arrojen tantos improperios, con el "y tú más"

Cansado de aquellos que hablan en nombre de todos, que se arrogan una representación que nadie les ha dado, se les llena la boca con, "nuestro país dice, pide...,  a nuestros pueblo le roban, le pisotean, le... nuestra sociedad exige, los españoles no quieren que les gobiernen personas como uds..." 

La realidad es que algunos hacen de una situación que es clara y diáfana, una tremenda complicación para simplemente justificar su incompetencia. Es verdad que tenemos tendencia a mirar aquello que es negativo, que hay un pesimismo exagerado en algunas afirmaciones, que no vivimos en el peor de los países posibles. Que tenemos complicaciones seguro, que hay injusticias flagrantes no se puede dudar, pero existe la cara y la cruz de la moneda, y mirar solo hacia una de ellas nos puede producir una tortícolis que distorsiona la realidad.

El punto de vista en el que se encuentra cada uno nos puede hacer ver las situaciones con diferentes criterios. No se ve lo mismo cuando se empieza a subir una montaña, donde lo más cercano puede ser esa vegetación que nos impide tener el ángulo suficiente para observar lo que puede pasar al otro lado de las ramas, aunque comprobemos los matices de sus  hojas. Cuando ya se ha subido media montaña el horizonte se despeja mucho más, el campo de visión ha aumentado considerablemente, pero todavía una parte nos sigue quedando oculta. Por último, cuando llegamos a la cima se ve el largo camino recorrido, y la visión del valle en su totalidad nos pone ante la verdadera dimensión, pero también se pierde nitidez de aquellas cosas que nos eran tan cercanas al empezar este camino.

El punto de vista en el que se encuentra cada uno nos puede hacer ver las situaciones con diferentes criterios

A nosotros nos pasa algo parecido, el lugar que ocupamos nos hace tener visiones muy diferentes de la vida, no es lo mismo tener el futuro económico resuelto, que vivir en la precariedad, no es lo mismo estar con dolor en un hospital que estar en la playa o en el chiringuito tomando unas cañas, no es lo mismo... el lugar y la situación sí que importan y nos condicionan.

Da la sensación que nuestros responsables políticos, tienen una mirada demasiado egotista, donde primero es qué hay de lo suyo, después qué hay de su partido y allá al fondo del valle estamos los ciudadanos, que tantas veces servimos de justificación a sus aspiraciones. Ver estos días las sesiones del Congreso nos hace ser pesimistas, cuántas buenas palabras sólo para justificarse, cuántos buenos propósitos pero para dejar claro que ellos y los suyos son los que están en posesión de la verdad más absoluta, y los demás casi los enemigos a batir. Así lo que queda claro es la irresponsabilidad de estos responsables políticos.

Pocas veces se ha visto que dos partidos que aspiran a gobernar juntos se arrojen tantos improperios, con el "y tú más" llegando a producir sonrojo y vergüenza ajena. Lo que importaba eran los sillones, las poltronas que siempre decía un viejo periodista deportivo, pocas veces se ha visto como más claridad, una izquierda que se perdía en la dirección a los nuevos ministerios. Ellos estaban al inicio de la montaña, no eran capaces de encontrar ni el camino que lleva a la cumbre, y la maleza les hacía perder el norte, no saber hacia dónde dirigirse, y en la confusión les han llovido los palos, de los que solo aspiraban a construir un relato donde el culpable fueran todos los demás. ¿Hay alguien capaz de explicar cómo es posible que las políticas activas de empleo sean las que han costado la formación de un Gobierno?. ¿Cómo es posible que esta última oferta sea inducida, según el propio Pablo Iglesias, por un importante dirigente del propio Partido Socialista?. Todo demasiado cutre, todo de espaldas a la realidad de los que dicen representar. 

Pocas veces alguien que tiene una representación que no llega al 30% de los electores tarda tanto en tomarse en serio la encomienda del Jefe de Estado de formar Gobierno, y cuando lo hace rezuma por los cuatro costados prepotencia, con vetos personales que hablan de complejos no superados. Algunos han subido hasta la cima, pero allí sufren el mal de altura, mareos que les hacen verse con un poder y unos resultados que nunca les dieron las urnas, la humildad la fueron perdiendo según subían a esa cima. 

Pocas veces los salvadores de la patria, capaces de pactar con personajes de muy dudosa reputación democrática, ponen líneas de todos los colores a los demás, sin mirar que el craso error está dentro de sus botas. Éstos que todo lo hacen por una España grande, libre, sin complejos, pero que se asustan cuando les llaman "la derechita cobarde", han intentado por todos los medios descalificar a los demás sin ofrecer ninguna alternativa a los que dicen representar. Ellos, esa supuesta leal oposición, olvidan que para haber oposición tiene que existir un gobierno, los que dicen que se está formando un gobierno frankenstein, un gobierno de los que quieren romper España por los cuatro costados, los que quieren gobernar con terroristas, separatistas y demás "-istas", pero que ellos no dejan ninguna alternativa de gobierno que no sea pactar con los que tanto demonizan. Lo del señor Rivera es para que le manden al rincón del pensar, llamando banda que se repartía el botín a los demás, donde se pierden las formas y la razón, y eso se puede esperar de los nostálgicos del régimen, pero de aquellos que dicen que han nacido para regenerar, limpiar de corrupción nuestra política más suena a la famosa frase que Fernando Fernán-Gómez atribuye a Gila "El patriotismo era un invento de las clases poderosas para que las clases inferiores defiendan sus derechos y posesiones".

Ver al Sr. Rufián, sin su impresora, como una de las personas más sensatas en la tribuna de oradores del Congreso tiene que llevarnos a pensar que muy mal lo están haciendo todos. Nos regaló la ya famosa frase de la que no tiene el copyright "si las derechas tuvieran que negociar ya tendrían pactados hasta los sobresueldos"  ante el jolgorio de una izquierda que no es capaz de llegar a ningún acuerdo. Puede que como amenaza dejó aquello de que "otras elecciones acabarán con la mayoría social de la izquierda" y puede que no le falte razón, pero....  Con todo su relato es de los más coherentes, él sabe a dónde va, qué defiende, sobre los demás nos cuesta un mundo saber qué quieren. Ver que el único apoyo que ha conseguido el candidato a Presidente es el diputado Mazón del PRC, es para pensárselo dos veces si ese era el camino.

Pocas veces alguien que tiene una representación que no llega al 30% de los electores tarda tanto en tomarse en serio la encomienda del Jefe de Estado de formar Gobierno

Posiblemente todo sea una obra de teatro, escrita por "los Ivanes Redondos" de los distintos partidos, donde los únicos que no sabemos el final somos nosotros, donde al bajarse el telón todos se van justos a tomar café y a reírse de nuestra inocencia, si nos vuelven a llamar no les faltara nuestro voto para alimentar sus egos.  Seguro que hay países con dirigentes peores, ahora que se han puesto de moda los populistas y mentirosos compulsivos que venden escobas como helicópteros, que dicen que "la Unión Europea se gasta la contribución de los británicos a la misma en corridas de toros en España", que no les importa falsear cualquier cifra para que coincida con su última ocurrencia, que hacen tanto daño que no dan soluciones sino muchas más complicaciones para los suyos y para todos.

Aquello de "mal de todos consuelo de tontos", no nos puede llevar a un conformismo absurdo, con una situación tan negativa que se ha creado artificialmente en nuestro país, donde los responsables son todos, y su coeficiente de responsabilidad es igual al porcentaje de apoyo que han tenido de los ciudadanos. Es verdad que estamos sufriendo unos calores muy por encima de lo habitual, que según los expertos tienen que ver con ese cambio climático y la sobreexplotación de los recursos del Planeta, aquí sí que parece demostrarse aquello de que "vivimos por encima de nuestras posibilidades", donde somos capaces de contaminar la atmósfera y el fondo de nuestros mares y ríos, donde respirar cada vez cuesta más y ganan las elecciones los que quieren quitar "Madrid Central" para que los vehículos sigan desprendiendo todo el poder tóxico que nos hace la vida más dura y corta.

Puede ser que estos calores nos estén afectando de una manera profunda, y cunde la preocupación por nuestros responsables políticos, estas elevadas temperaturas puede que estén fundiendo sus ideas, por buscarles una justificación. Nos han dejado en medio de la nada, en lugar de actuar como nuestros representantes, los responsables de dirigir este país, lo que nos demuestran con sus palabras y actuaciones es su alto grado de irresponsabilidad que nos daña a todos. Una pena tantos egos e intereses que están apagando la visión del futuro más positivo

El calor que funde las ideas y la irresponsabilidad de los responsables