miércoles 28/7/21
GASTRONOMÍA

Postres y dulces para descubrir Cantabria a través del estómago

La quesada, una de las maravillas gastronómicas de España
Quesada

La gastronomía cántabra no tiene límites. Desde los ancestrales platos con las más puras raíces de ‘la tierruca’ hasta las innovaciones más sofisticadas evocando los sabores de antaño, sentarse alrededor de una mesa cántabra es un viaje a los rincones más puros de la región. Y es que, se puede descubrir Cantabria a través del estómago sin levantarse de la mesa, disfrutando desde los pescados y mariscos de la costa cantábrica, hasta la carne de las ganaderías de la zona, las más frescas hortalizas y legumbres de las huertas o los postres más característicos.

QUESADAS Y SOBAOS PASIEGOS

Bien conocidas son sus quesadas y sobaos pasiegos, uno de los productos más reconocidos y comercializados de la gastronomía de Cantabria y típicos de la comarca de los Valles Pasiegos, de gran riqueza culinaria donde se guardan los secretos de las recetas más tradicionales, de ahí que sea un manjar único en el mundo. No hay sobao ni quesada igual que las pasiegas. En concreto, el sobao pasiego posee Indicación Geográfica Protegida desde 2004 e incluso tiene un día propio ya que a partir de 2021 se homenajea este producto dedicándole la fecha del 3 de mayo bajo la denominación 'Día del Sobao'. Se prepara con azúcar, mantequilla, harina de trigo, huevos, sal, limón rallado, una cucharada de ron o anís y un poco de levadura en polvo. Por su parte, la quesada se realiza a partir de cuajo de la leche, mantequilla y azúcar. Dos postres únicos a los que nadie se resiste en su visita a Cantabria o en las mesas locales rodeadas de familiares y amigos. Pero la región cuenta además con una amplia carta de dulces típicos que ‘harán la boca agua’.

Sobaos y quesadas han llevado el nombre de Cantabria alrededor del mundo

CORBATAS DE UNQUERA

Este pastel de hojaldre con forma de corbata o pajarita se elabora en el pueblo de Unquera y es uno de los dulces más típicos y reconocidos de Cantabria. Sus ingredientes son mantequilla, azúcar, huevos, harina y almendras, además de la capa que recubre todo el dulce, a base de azúcar con almendras. Y, por si fuera poco, las puedes encontrar también tamaño XL, al igual que las palmeras gigantes que comercializan también en la zona, tanto normales como cubiertas de chocolate negro o blanco.

Corbatas de Unquera | Foto: Corbatas PindalCorbatas de Unquera | Foto: Corbatas Pindal

 

HOJALDRE DE TORRELAVEGA

Hablar de hojaldre es hablar de Torrelavega, la capital del hojaldre con un producto estrella, las polkas. Tanto es así, que en el año 2000 nacía la Cofradía del Hojaldre para rendir un homenaje y aumentar la promoción de este típico producto, uno de los grandes emblemas de la ciudad. La iniciativa se encontró con el beneplácito de los maestros confiteros, que vieron en ella una forma de dar más prestigio al trabajo que el gremio lleva a cabo de forma artesanal.

Polkas de hojaldre

SACRISTANES DE LIÉRGANES

Se trata de unas galletas en forma de lazo y muy crujientes. Harina, mantequilla, sal, azúcar y agua se convierten en los ingredientes perfectos para crear estos dulces típicos de este pueblo ubicado en Trasmiera. Como postre, desayuno o capricho a media tarde, los sacristanes de Liérganes hacen las delicias sea cual sea el momento.

PANTORTILLAS DE REINOSA

Con su forma plana y redonda, realizadas a partir de una masa de hojaldre con una capa de azúcar caramelizada, las pantortillas son una de las especialidades de la comarca de Campoo. Según la tradición popular, este dulce solo puede elaborarse en esta zona de Campoo debido a su clima y condiciones, en ningún otro lugar se consigue prepararlas de la misma manera.

Pantortillas de Reinosa (Wikipedia)Pantortillas de Reinosa | Foto: Wikipedia

PASTAS PASIEGAS

La grandeza culinaria de los Valles Pasiegos no se queda en los sobaos y quesadas, también cocinan unas riquísimas pastas, elaboradas a base de azúcar, harina y mantequilla que se obtiene de la leche extraída del ganado de la zona.  

ROCAS DEL RÍO MIERA

En trasmiera también podrás degustar las exquisitas Rocas del río Miera, un dulce típico de hojaldre con almendras con el que repetirás seguro. Se trata de una muestra más del prestigio del hojaldre cántabro, base de muchos dulces que nacen en la región.

Rocas del Río Miera | Foto: Pastelería BeraguaRocas del Río Miera | Foto: Pastelería Beragua

LOS FRISUELOS DE LIÉBANA

Muy populares también en Asturias, los frisuelos guardan un gran parecido con las tortitas americanas o las crepes francesas y tienen una gran antigüedad. Realizadas con leche, huevo y harina, son muy comunes en las zonas de Liébana, Polaciones y Cabuérniga, y están deliciosos cubiertos de miel artesanal de la zona.

También en Liébana encontramos los canónigos, compuestos por una base de natillas y merengue caramelizado.

CASCADAS DEL ASÓN

Además de uno de los lugares más bellos de Cantabria, la Cascada del Asón es un dulce tradicional de la Comarca del Asón, donde realizan estas riquísimas pastas con forma rectangular que tienen un delicioso toffee entre las capas de hojaldre. En su elaboración, también se utiliza mantequilla, harina, azúcar y huevos.

cascadas del ason casa wencesCascadas del Asón | Foto: Casa Wences

Pero los dulces cántabros no se quedan ahí, las mermeladas y mieles de la región también son muy aclamadas, siendo una de las protagonistas la deliciosa miel de Brezo. Otros dulces a los que no podrás resistirte serán los palucos de Cabezón de la Sal, los corazones de Liérganes y La Cavada o las tradicionales recetas de arroz con leche y leche frita.
 

Comentarios