jueves 5/8/21
OCIO

Los lugares más 'instagrameables' de Cantabria

Mirador de Santa Catalina | Foto: edc
Mirador de Santa Catalina | Foto: edc

Cantabria es, por ella misma, una postal privilegiada, de las que no vale con tener guardadas en el cajón. Descubrir el mundo a través del viaje es un placer universal, y no hace falta salir de Cantabria para empezar a experimentar tales emociones. Ahora, las redes sociales se han convertido en un escaparate al exterior, e inmortalizar lugares es casi una obligación, ya no basta con disfrutar en directo de los rincones más espectaculares sino que queremos gustar en diferido colgando las capturas más bonitas de nuestros viajes para disfrute o envidia de nuestros seguidores. Seleccionar los lugares más instagrameables de Cantabria no es tarea sencilla, pues la región esconde multitud de rincones con un encanto especial. Desde pequeñas calas a paisajes de montaña, bosques o atardeceres de ensueño, 'la tierruca' ofrece entornos de todo tipo para captar con la cámara. A continuación os presentamos algunos de ellos.

El bosque de Secuoyas, ubicado en Cabezón de la Sal, es una reserva forestal donde poder pasar el día realizando alguna de sus rutas de senderismo bajo cientos de secuoyas de grandes tamaños plantadas alrededor de los años 40. Los 848 ejemplares de esta especie que componen este espacio natural son los más fotografiados de la región por su enorme tamaño –tienen una altura media de 36 metros y un perímetro medio de 1,6 metros- y su disposición, que hacen del lugar un rincón único. Las Secuoyas del Monte Cabezón son un Espacio Natural Protegido de Cantabria, declarado Monumento Natural, e incluido en la Red de Espacios Naturales Protegidos de Cantabria. En el bosque, ubicado en la CA-135, puede realizarse una ruta circular de dos kilómetros, perfecta para disfrutar el entorno natural en familia.

Secuoyas de Cabezón de la Sal

El Mirador de Santa Catalina destaca por tener algunas de las mejores vistas del tramo más profundo de la garganta del desfiladero de La Hermida. Se encuentra en el monte Hozarco, municipio de Peñarrubia, y se asienta sobre las ruinas del castillo altomedieval de la Bolera de los Moros, emplazado estratégicamente para el control del desfiladero en un alto rellano accesible que comunica con el camino histórico de Carmona a La Hermida. Este punto panorámico de gran interés turístico por la belleza de sus vistas e ideal para presumir en redes sociales, convive con seres mitológicos que irás descubriendo en el camino hacia él. Y es que, para acceder, hay que dirigirse a un pequeño desvío entre los pueblos de Cicera y Piñeres, y posteriormente adentrarse por un pequeño bosque, donde encontrarás la senda mitológica del Monte Hozarco. A través de ella llegarás a este lugar único de la Liébana más profunda. 

En la capital, Santander, encontramos multitud de lugares dignos de todo un instagramer profesional. Uno de los más fotografiados es el Palacio de la Magdalena, un edificio de película enclavado en un entorno natural con preciosas vistas a la Bahía de Santander. Se trata de un palacio de principios de siglo, de complicada estructura y rodeado de amplios jardines y zonas arboladas ubicado en la Península de la Magdalena, frente a la Isla de Mouro –otro lugar para inmortalizar-. Este edificio ha sido escenario de películas y series como 'Gran Hotel' y lugar donde varios famosos como Marta Hazas y el actor actor Javier Veiga se han dado el 'sí quiero'. También el Faro de Cabo Mayor es uno de los lugares emblemáticos de la capital que preside la entrada a la Bahía de Santander. Es un privilegiado balcón al mar y a la ciudad donde sacar unas fotografías de ensueño.

Palacio de La MagdalenaPalacio de La Magdalena

En Cantabria, también se pueden disfrutar de atardeceres que te harán creer en la magia. Uno de los más famosos es el que se puede contemplar desde Rayo Verde, un prado con vistas al mar cantábrico que se asienta en San Vicente de la Barquera. Muchos son los cántabros y turistas que no han querido perderse un atardecer desde este privilegiado rincón y subirlo a sus redes sociales. Pero hay multitud de sitios donde poder disfrutar de un atardecer hermoso en Cantabria. Desde Santander, por ejemplo, contemplando su bahía se dibujan igualmente puestas de sol para inmortalizar.

Si hay un lugar de obligada mención es el Faro de Ajo, de total actualidad, situado en la misma punta del cabo de Ajo y recientemente pintado por el artista cántabro Okuda. Desde que se abrió al público, no ha parado de batir records de visitantes, y ninguno de ellos se resiste a sacarse fotos junto a él. Es sin duda uno de los sitios más instagrameables de este último año en Cantabria.

Faro de Ajo pintado por OkudaFaro de Ajo pintado por Okuda

Como no podía ser de otra manera, mención aparte merecen las playas que descansan en la región, todas ellas con un encanto especial. Sin embargo, La Arnia y Covachos se llevan un reconocimiento especial entre los amantes de la fotografía. Se encuentran enclavadas en una zona espectacular por sus paisajes geológicos, con pequeños islotes vestigio de la antigua costa.

Playa de ArniaPlaya de La Arnía

La playa de El Puntal, en Ribamontán al Mar, es otro de los emblemáticos arenales de la región que destaca por su particular forma que consiste en una lengua de arena de más de cuatro kilómetros de longitud que se adentra en la Bahía de Santander. En ella aguarda un característico puente, quizás el rincón más fotografiado de la zona.

El Puntal de Somo

Las rutas por la naturaleza cántabra también nos descubren lugares maravillosos escondidos entre bosques y montes con una belleza especial. La subida a ‘Los Ojos del Diablo’ por la senda Monte Candina-Arcos de Llanegro deja al finalizar unas espectaculares vistas desde la cima. Se trata de uno de los lugares más fotografiados entre los amantes de la naturaleza y el senderismo que ascienden hasta el preciado lugar. 

Si hay algo que tiene Cantabria es que desde cualquier rincón montañoso puedes observar el bravo mar que la baña. Las vistas desde el monte La Picota son espectaculares, desde ella se dominan la ría de Mogro, el estuario del Río Pas, el campo de golf del Abra del Pas, el Parque Natural de las Dunas de Liencres y la Playa de Valdearenas, en Liencres. Muy cerca se encuentra la espectacular Costa Quebrada, con increíbles acantilados y formas geológicas que configuran una de las rutas más bonitas de Cantabria.

Dunas de Liencres y Costa Quebrada

Comentarios