jueves 26/5/22
SANTA MARÍA DE CAYÓN

La futura sede de Protección Civil en La Penilla se adjudicó “sin proyecto ni memoria valorada”

Al concurso convocado por el Ayuntamiento se presentaron tres ofertas, una de ellas de una constructora, otra de una inmobiliaria y la última de un estudio de arquitectura técnica.

Centro Cívico de La Penilla
Centro Cívico de La Penilla

El que fuera alcalde en funciones de Santa María de Cayón, Francisco Javier Viar, que ocupó el cargo tras la destitución de Gastón Gómez (condenado por un delito continuado de prevaricación) y el nombramiento de la actual alcaldesa, Pilar del Río, adjudicó en mayo de 2021 las obras de acondicionamiento del Centro Cívico de La Penilla para que albergara la sede de Protección Civil, tras el derrumbe del edificio en el que esta agrupación tenía todo su material. Sin embargo, casi un año después todavía no consta en el expediente del proyecto “la documentación que permitiría realizar la obra”. De hecho, no hay informe técnico ni memoria valorada en dicho expediente. No solo eso, sino que al concurso de este proyecto se presentaron tres empresas de las que solo una era realmente una constructora capaz de ejecutar las obras, y en el que dos de las candidatas tenían una clara vinculación.

El informe concluye que “no existe la documentación técnica mínima que permitiría realizar la obra de acuerdo a la legislación vigente”

Así consta en un informe técnico del Ayuntamiento del pasado 14 de febrero de 2022 al que ha tenido acceso este diario. En dicho documento se detalla que al concurso se presentaron tres presupuestos, uno de Javier Quintana, otra de Inmozenter y un tercero de Coresa. Sin embargo, de los tres candidatos “solo una de las empresas parece ser una constructora”, en concreto Coresa, que terminó siendo adjudicataria. Otra de las empresas, Inmozenter, “es aparentemente una agencia inmobiliaria”.

Aunque lo más llamativo es lo que detallan los servicios técnicos sobre la vinculación entre Javier Quintana y Coresa. Como recoge el informe, Quintana, que se presentó a esta oferta con su estudio de arquitectura técnica, acudió al Ayuntamiento el mismo mes de este informe (casi un año después de la adjudicación) y se presentó ante “la funcionaria que esto suscribe como gerente o encargado” de Coresa en una “comprobación de cimentación relacionada con un expediente de obra mayor” del Consistorio.

La resolución de la Alcaldía adjudicó finalmente a Coresa estas obras de acondicionamiento por 44.328,51 euros. Dicha resolución, a la que ha tenido acceso eldiariocantabria.es, toma esta decisión “vista la existencia de consignación presupuestaria previa” y “visto el informe de valoración de las ofertas presentadas que emite el jefe de Obras y Servicios”.

Y es aquí donde el informe técnico apunta que existe una “memoria valorada que no consta en el expediente y se remite a exponer qué oferta económica es más baja”. Según la documentación consultada por este medio, en efecto, el jefe de Obras y Servicios de Santa María de Cayón, J.A.D.M., firma un informe en el que, en apenas seis líneas, apunta que “los tres presupuestos se ajustan a los requerimientos establecidos en la memoria valorada”, y en base a eso “la oferta presentada por Coresa resulta la más ventajosa económicamente”.

Como detalle, el jefe de Obras y Servicios firma también como “arquitecto”, cuando en 2021 ese cargo no solo lo ocupaba la arquitecta municipal tras regresar de un periodo de baja, sino que ya se había denunciado ante el Ayuntamiento la “continua intervención e injerencia” de este trabajador, que seguía firmando “informes para licencias de segregación, informes urbanísticos, informes para la contratación municipal de obras…”, todas ellas competencias que corresponden a la arquitecta.

ESTADO DE LAS OBRAS

La falta de documentación en el expediente es una constante durante todo el informe técnico de esta obra de acondicionamiento del Centro Cívico de La Penilla para acoger la sede de Protección Civil. El informe deja claro desde el principio que en dicho expediente “no hay proyecto técnico ni memoria valorada” y solo “existen dos planos y un documento de mediciones y presupuesto (presupuesto de contrata de 39.999,92 euros)”, este último firmado por el jefe de obras municipal con fecha de febrero de 2021.

Un año después, el informe recoge que los servicios técnicos del Ayuntamiento “no han suscrito ni firmado ninguno de los documentos” que forman parte del expediente, y denuncia que en todo este tiempo “se desconoce el estado de las obras”, pues a tenor del importe facturado hasta el momento “no se ha terminado” el proyecto.

De hecho, aunque reconoce que hay “constancia de actas de reuniones de obras” en las que la Alcaldía solicita al jefe de Obras y Servicios el estado de ejecución, la realidad que refleja el informe técnico es que “a día de hoy, no consta en el expediente informe alguno sobre el estado de ejecución de las obras, ni nombramiento de director de obra, ni consta la certificación número 1 de la obra, ni la documentación de seguridad y salud”.

Todo ello, concluye el documento, apunta a que “se ha omitido la pertinente solicitud” del informe técnico municipal firmado por la arquitecta y a que “no existe la documentación técnica mínima que permitiría realizar la obra de acuerdo a la legislación vigente”, a pesar de que hace casi 10 meses que fue adjudicada por 44.328,15 euros.

Comentarios