jueves. 18.08.2022

La Junta de Borleña, perteneciente al municipio de Corvera de Toranzo, ha respondido al juez que ordenó la exhumación del padre del compositor cántabro Juan Carlos Calderón, para practicar una prueba de paternidad al músico, que aunque se encarga de la gestión del cementerio local, el panteón familiar es una propiedad particular "a perpetuidad" y en este caso además "tiene las sepulturas subterráneas y cerradas con una verja".

Así consta en la respuesta que el presidente de la pedanía ha remitido al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Medio Cudeyo, que ha comunicado así que no se han podido practicar las diligencias interesadas al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Majadahonda, en Madrid, que lleva la causa.

El abogado demandante ve "absurda" la respuesta de la Junta Vecinal en un proceso judicial iniciado en 2015, es decir, hace "más de siete años", pese a lo cual "aún no se ha practicado la prueba de ADN" interesada -al padre del compositor, ya que el músico fue incinerado- para determinar la paternidad de un presunto hijo biológico suyo no reconocido, de 52 años y natural de Valencia.

El despacho que representa al interesado no ve "problema" en el acceso al panteón

El despacho que representa al interesado no ve "problema" en el acceso al panteón, ya que "si se ha accedido -reflexiona- para inhumar o enterar los cuerpos que allí se encuentran, se podrá acceder al mismo para exhumarlos".

"Y si hay una verja o una puerta, se abre la verja y se abre la puerta", remacha esta parte en un comunicado, en el que lamenta que el auto judicial que ordena la práctica de la prueba biológica para investigar la paternidad -y la exhumación del cadáver- "es de hace más de un año".

Comentarios