sábado 22/1/22

El pasado 17 de junio de 2021 la concejala del PP en Santa María de Cayón, Pilar del Río, era elegida como nueva alcaldesa del municipio. Sustituía de este modo a Gastón Gómez, inhabilitado por prevaricación y destituido en diciembre de 2020, y a Francisco Javier Viar, quien ejerció de alcalde en funciones durante ese ‘impasse’. Y según ha podido saber este diario, Del Río ha estado ejerciendo como concejala liberada (es decir, cobrando un sueldo público y con dedicación exclusiva al cargo) mientras era administradora única de una empresa dedicada a la construcción, lo que según fuentes consultadas supondría una incompatibilidad en el cargo. De hecho, cesó en su actividad en dicha empresa el día anterior a su nombramiento como regidora.

Según el artículo 13 del Real Decreto 2568/1986, de 28 de noviembre, que aprobó el funcionamiento y la organización de las Entidades Locales, en caso de que un concejal con dedicación exclusiva tenga “otras ocupaciones marginales” remuneradas, “se requerirá una declaración formal de compatibilidad por parte del Pleno”, algo que, presuntamente y según fuentes municipales, no se habría producido. De hecho, estas mismas fuentes señalan que el Pleno no tendría conocimiento de la situación en la que se encontró la ahora alcaldesa.

Página del acta del pleno de 2015 en el que se detallan los concejales liberados de Santa María de Cayón Página del acta del pleno de 2015 en el que se detallan los concejales liberados de Santa María de Cayón

En concreto, el nombre de Pilar del Río figura como administradora única de Construcciones y Rehabilitaciones Panguerras S.L. Y es con esta compañía con la que se habría producido la presunta incompatibilidad. Del Río permaneció como administradora única de Panguerras, según los datos fiscales a los que ha tenido acceso este medio, desde el 14 de diciembre de 2009 hasta el 16 de junio de 2021, fecha de su cese en este cargo tal y como recoge el Boletín Oficial del Registro Mercantil (BORME). Es decir, un día antes de ser nombrada alcaldesa, aunque dicho cese no se publicó hasta una semana después de jurar su cargo, el 24 de ese mismo mes, notificándose además que la alcaldesa pasaba de ser administradora única a liquidadora única.

Del Río, que hasta su nombramiento era la número dos del PP en Santa María de Cayón y concejala de Servicios Sociales, Igualdad, Sanidad, Formación y Empleo, forma parte de la Corporación municipal desde 1999. Y según las actas de plenos municipales consultadas, ha sido administradora única mientras ejercía como concejala con sueldo público al menos en esta legislatura (desde 2019) y en la anterior, presuntamente sin que el Pleno municipal, que es el que debe autorizarlo, tuviera conocimiento de ello, según fuentes municipales consultadas por este medio.

De este modo, y según aparece en dichas actas, la actual alcaldesa cobró 27.000 euros brutos anuales durante la pasada legislatura (2015-2019) como concejala de Servicios Sociales, Igualdad, Sanidad, Formación y Empleo, cargo que volvió a ocupar desde 2019 hasta su nombramiento como alcaldesa. En la presente legislatura su sueldo ha ascendido hasta los 30.000 euros brutos, detallándose en ambos casos la “dedicación exclusiva al cargo”.

Página del acta del pleno de 2019 en el que se detallan los concejales liberados de Santa María de Cayón Página del acta del pleno de 2019 en el que se detallan los concejales liberados de Santa María de Cayón

A tenor de la legislación, se incumplirían varios artículos que regulan la actividad de los representantes públicos municipales. Tal y como recoge el artículo 75.1 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases de Régimen Local (LRBRL), en caso de que un miembro de las corporaciones locales perciba retribuciones por el ejercicio de sus cargos con dedicación exclusiva, esta será “incompatible con la de otras retribuciones con cargo a los presupuestos” tanto de las administraciones públicas como de las entidades que de ellas dependan.

Expertos en Derecho consultados por este medio han coincidido en señalar que la dedicación exclusiva de un concejal conlleva que este salario sea “incompatible con otras actividades privadas” que desarrolle el cargo público y que afecten de algún modo “su imparcialidad o su independencia” y, en todo caso, tiene que ser el Pleno municipal el que “valore la situación, autorizando en su caso el ejercicio de esa actividad privada” siempre que cumpla con todos los requisitos, algo que “debe acreditar el interesado”.

No es esta la primera experiencia de Del Río con el mundo de la construcción. Tal y como consta en el perfil profesional de la alcaldesa en la red social LinkedIn, en su trayectoria destaca la gerencia de Promociones Inmobiliarias Hermanos Trueba Hoyos entre octubre del año 2000 y abril de 2011 (al menos durante dos años habría compaginado cargos en ambas compañías).

GASTÓN GÓMEZ

Pilar del Río se convertía en alcaldesa en junio de este mismo año. Durante varias legislaturas ha formado parte del equipo de gobierno de Gastón Gómez, regidor del PP en Santa María de Cayón que en octubre de 2020 fue condenado a nueve años de inhabilitación como autor de un delito continuado de prevaricación administrativa.

Según la sentencia, se considera acreditado que entre los años 2007 y 2013, en materia de contratación de personal laboral, en la Brigada de Obras del Ayuntamiento, en las Escuelas Deportivas Municipales y en algunos proyectos de la Agencia de Desarrollo Local, “se ha omitido totalmente el oportuno procedimiento de selección y contratación de personal”.

La inhabilitación a la que ha sido condenado le impide ejercer un cargo público, en este caso, alcalde, teniente de alcalde, concejal o cualquier otro de naturaleza electiva análogo relacionado con la administración local.

Comentarios