martes 24/5/22

Los alcaldes de la mancomunidad de Saro, Cayón, Penagos y Castañeda, que gestionan conjuntamente la ayuda a domicilio, se "niegan a reunirse" con las trabajadoras de este servicio y con Izquierda Unida en el valle.

Así lo ha denunciado la coordinadora de IU Cayón-Pisueña, Mónica Campo, que, tres semanas después de haber registrado la solicitud de reunión en los cuatro consistorios, no ha recibido respuesta de ninguno.

Según explicaba en su solicitud, "los usuarios del servicio a domicilio en la mancomunidad, prestados por la empresa Senior Servicios Integrales, se están viendo afectados a unas reducciones del tiempo de servicio, ya que las trabajadoras se ven obligadas a disponer parte de este tiempo para desplazarse entre un domicilio y otro incumpliendo, así, el pliego de condiciones impuesto por la mancomunidad y asumido por la empresa". Esto, inciden, "supone un servicio en algunos casos insuficiente y la vulneración de los derechos de los usuarios".

Según las trabajadoras, hay un incumplimiento a la hora de abonar el tiempo de traslado entre domicilios, lo que redunda en una reducción del servicio para cada usuario que acumula más de tres horas cada mes.

IU, tras reunirse con una representación de las trabajadoras, solicitó a los cuatro alcaldes abordar este asunto para buscar una solución de la mano de las propias trabajadoras que denuncian el incumplimiento.

Además, recuerdan a los regidores que las trabajadoras siguen informando de la situación a las familias y usuarios con el reparto de boletines, explicitando qué puntos del pliego de condiciones se vulneran por parte de la empresa y que la mancomunidad permite "mirando para otro lado". "Es la mancomunidad la que debe velar por el cumplimiento del pliego de condiciones que los cuatro ayuntamientos acordaron con la empresa; no respetarlo es vulnerar el derecho al servicio público de cientos de familias y usuarios del valle", sentencia IU.

 

Comentarios