viernes 25/6/21
NOJA

La Villa refuerza su lucha contra el avance de la avispa asiática instalando 77 trampas

Trampa para avispa asiática del Ayuntamiento de Noja
Trampa para avispa asiática del Ayuntamiento de Noja

Noja inicia un año más la campaña para evitar el avance y desarrollo de la avispa asiática (Vespa Velutina). Y lo hace reforzando los esfuerzos y la lucha contra esta especie invasora aumentando el número de trampas colocadas en puntos estratégicos de la Villa donde habitualmente se desarrolla esta especie -frutales y cauces fluviales-, hasta un total de 77.

Entre los espacios donde habitualmente se ubican las trampas destacan las dunas del Brusco, la charca del Regatón y el entorno del monte Mijedo. En estos espacios se han llegado a capturar más de 100 ejemplares en cada uno, ya que precisamente es en ellos donde las avispas tienen más acceso a alimento, agua y vegetación arbórea en la que poder crear sus nidos. Como cada año, las trampas se revisarán cada 15 días para comprobar su eficacia y el estado en el que se encuentran.

Además, y como novedad este año, durante el tiempo que dure la campaña los técnicos retirarán los nidos que se hayan podido formar en zonas y fincas privadas, de modo que “se evite la manipulación por parte de los vecinos”, con el riesgo que eso conlleva para la seguridad y el medio ambiente, ha señalado el alcalde de la Villa, Miguel Ángel Ruiz Lavín

En este sentido, ha instado a vecinos y visitantes a “colaborar activamente” avisando a los técnicos municipales por los cauces habituales y “evitando acercarse o tratar de retirar estos nidos de forma individual”.

El motivo de iniciar esta campaña en primavera no es otro que detener los nidos que empiezan a formar en estos meses las avispas reinas. Nidos que, como ha señalado Martín, son “mucho más complejos y difíciles de erradicar”, de ahí que se trabaje fundamentalmente en la prevención, ha explicado el concejal de Medio Ambiente, Javier Martín.

El edil ha destacado que esta campaña “es una pieza fundamental en los trabajos de conservación de la biodiversidad que caracteriza a Noja”, pues permite “evitar la expansión de una especie que puede acabar con la riqueza de nuestro entorno”.

Y es que esta especie invasora supone un grave peligro para las poblaciones autóctonas de abejas, a las que ataca y extermina, poniendo en riesgo la continuidad de la especie y su ecosistema, pero también son una amenaza para el ser humano, ya que pueden llegar a ser muy agresivas cuando se sienten amenazadas.

En 2020, la campaña contra la avispa asiática dejó un balance de más de 3.300 ejemplares de avispa reina capturadas, superando la cifra del año anterior y continuando con el incremento de capturas experimentado en los últimos años.

Comentarios