martes 27/7/21
NOJA

Noja anima a los jóvenes a disfrutar de un verano seguro y recuerda que el botellón está prohibido y conlleva una sanción económica

El Ayuntamiento ha solicitado a la Delegación de Gobierno el apoyo de más agentes de las Fuerzas y Cuerpos del Estado para reforzar y mejorar la seguridad en la Villa
La Policía Local de Santander ha denunciado a 23 personas por hacer botellón
Noja anima a los jóvenes a disfrutar de un verano seguro y recuerda que el botellón está prohibido

El Ayuntamiento de Noja ha lanzado un mensaje de responsabilidad y solidaridad a los jóvenes de la Villa para poder disfrutar de una época estival segura, y ha recordado en este sentido que el botellón es una práctica prohibida que conlleva una sanción de hasta 3.000 euros. En este sentido, ha señalado también que se reforzará la vigilancia policial para evitar que se realicen estas prácticas.

De hecho, ha recordado que el Ayuntamiento ha solicitado a través de una carta a Delegación de Gobierno el envío de más Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para intentar acabar con esta lacra, reforzando y mejorando así las labores que realizan los agentes del municipio, que en época estival se ven desbordados ante el incremento de la población flotante de estos meses.

A este respecto, el Ayuntamiento espera que esta acción se realice en la Villa de Noja “al igual que se está llevando a cabo en otros municipios de la zona oriental”, independientemente del signo político que gobierne en el municipio, y que el Estado no actúe solo en aquellas localidades de su color político.

Como ha recordado el alcalde, Miguel Ángel Ruiz Lavín, “beber en la calle es una actividad que estaba prohibida antes de la pandemia”, y con el riesgo sanitario derivado del coronavirus “esta prohibición ha adquirido especial importancia”. Por ello, ha hecho un llamamiento a “disfrutar de estos meses de ocio y diversión de una manera responsable y saludable”, evitando las reuniones de muchas personas que, como ha subrayado, es algo que “sigue estando prohibido según la normativa sanitaria del Gobierno de Cantabria”.

Desde 2018 Noja cuenta con una ordenanza municipal para luchar contra el botellón, algo que ha sido siempre una “importante demanda vecinal” y que prohíbe “el consumo de bebidas, preferentemente alcohólicas, no procedentes de locales de hostelería, en la calle o espacios públicos, por un grupo de personas que puedan alterar gravemente la convivencia ciudadana o causar molestias a los vecinos, deteriorar la tranquilidad del entorno y provocar situaciones de insalubridad”.

Esta es una problemática que no atañe solo a los municipios, como demuestran las iniciativas impulsadas en el senado por el representante cántabro del PRC, José Miguel Fernández Viadero, y la reciente aprobación en Comisión Mixta de Congreso y Senado de una proposición no de ley para combatir este tipo de consumo de alcohol. A esto se suman, además, las peticiones que ha realizado el propio presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, a la delegada del Gobierno, Ainoa Quiñones.

Ruiz Lavín ha señalado que “el buen tiempo invita a estar en la calle”, pero ha subrayado la “amplia y rica oferta de ocio y entretenimiento que ofrece Noja”, algo en lo que el Ayuntamiento trabaja cada año. Un “ocio saludable y enriquecedor” como alternativa a una práctica que, más allá de la sanción económica, puede tener “graves consecuencias en la salud”.

En este sentido, ha recordado que la vacunación todavía no ha llegado a los grupos de edad que habitualmente se reúnen para hacer botellón, por lo que “el virus sigue siendo una amenaza no solo para ellos, sino para sus familiares”, y es “imprescindible seguir cumpliendo con las medidas del Ministerio de Sanidad y el Gobierno autonómico”.

Por su parte, la concejala de Juventud, Rocío Gándara, ha explicado que “Noja cuenta con actividades para los más jóvenes alejadas siempre de esta práctica prohibida en nuestra Villa”, por lo que ha animado a “disfrutar y participar de un verano libre del botellón”, con lo que además “todos contribuiremos a mantener limpios y seguros nuestros espacios públicos”.

Por su parte, el concejal de Seguridad Ciudadana, Eduardo Torre, ha señalado que la ordenanza ha regulado una situación que en Noja “estaba generando aflicción y preocupación a todos los vecinos”, tanto en relación a los menores que se encuentran en la vía pública como a la seguridad que ofrecen los espacios públicos del municipio.
 

Comentarios