viernes 27/5/22

Si hace aproximadamente un mes eran los vecinos de Alfoz de Lloredo los que se manifestaban contra el cierre de una sucursal bancaria, este viernes han sido más de 200 personas las que han reclamado que se mantenga abierta la sucursal de Liberbank en la localidad de Ajo, cuyo cierre está previsto, según han podido saber los vecinos, para este mismo mes de mayo. Una medida que afectará sobre todo a los aproximadamente 600 vecinos de más de 65 años que viven en la capital del municipio de Bareyo, cuya población en 2021 era de 2.129 habitantes.

Lo único que se reclama, como ha explicado a este medio el presidente de la Asociación de la Tercera Edad de Bareyo, Modesto Sánchez, es que “lo dejen como está ahora”, es decir, con aperturas los martes y jueves, aunque sea a través de una gestora. A este respecto, ha indicado además que la trabajadora de la oficina bancaria “se ha enterado por esta concentración, no la habían avisado”.

Como ha explicado, esta actuación quiere poner el foco en un “problema muy grande para todos”, pues el cierre de la oficina pone muchas trabas para un sector de la población que tiene dificultades para realizar las gestiones por internet o para desplazarse a otra oficina.

De hecho, Sánchez pone el ejemplo de Noja. “Si la gente tiene que desplazarse a Noja es un problema, sobre todo en verano, cuando no se puede aparcar”, ha explicado. En este sentido, los afectados no entienden la decisión de cerrar esta oficina, pues “no es deficitaria, al contrario, según sabemos tiene beneficios”, a lo que se suma la falta de un servicio básico para la ciudadanía que va en contra de los intentos que se están llevando a cabo para fijar la población en estos territorios más alejados de las grandes ciudades.

Como ha explicado el presidente de la Asociación, en su manifestación no han estado solos. Representantes del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Bareyo les han acompañado durante la mañana. Asimismo, no es la única actuación que van a llevar a cabo. “Hemos repartido panfletos para firmar en contra de este cierre”, ha señalado, avanzando que llevarán todas las firmas a la sede de Santander para mostrar el rechazo a esta decisión, y “seguramente continuaremos concentrándonos todos los viernes”.

Comentarios