lunes 6/12/21
NOJA

El Ayuntamiento instala trampas para frenar el avance de la avispa asiática

El equipo de Gobierno ha recordado durante los próximos meses se colocarán cerca de árboles frutales y en espacios fluviales, y se revisará su estado periódicamente.

Trampa para avispa asiática del Ayuntamiento de Noja
Trampa para avispa asiática del Ayuntamiento de Noja

El Ayuntamiento de Noja ha puesto en marcha una nueva campaña para preservar el medio ambiente y contra las especies invasoras. En concreto, el equipo de Gobierno ha instalado a lo largo del municipio hasta 46 trampas autorizadas con atrayente selectivo contra la avispa asiática (vespa velutina), “uno de los mayores riesgos a los que se enfrenta nuestro ecosistema”, con el objetivo de frenar su expansión.

De este modo, el Consistorio nojeño se suma al programa de vigilancia activa puesto en marcha por el Gobierno de Cantabria para detener el avance y desarrollo de esta especie invasora que constituye una grave amenaza para las especies autóctonas, los hábitats o los ecosistemas, la agronomía o para los recursos económicos asociados al uso del patrimonio natural.

Así lo ha explicado el concejal de Medio Ambiente y primer teniente de alcalde, Javier Martín, que ha recordado el “compromiso de este equipo de Gobierno por proteger nuestro entorno”, para lo que no solo se instalan estas trampas, sino que “se revisa su estado al menos cada 15 días”, algo para lo que se cuenta con la presencia de un técnico. Dichas trampas están dirigidas a las avispas reinas, que en primavera “comienzan a formar los nidos”.

Martín ha recordado también que esta iniciativa, que se desarrolla “en las proximidades de frutales y cauces fluviales”, se suma a otras similares impulsadas en años anteriores para “proteger la riqueza de nuestra biodiversidad” y “luchar contra una amenaza que afecta a la flora y la fauna autóctona” que tradicionalmente ha caracterizado a la Villa de Noja.

Por su parte, el alcalde Miguel Ángel Ruiz Lavín ha destacado la “necesidad de iniciar estas campañas cada año” para evitar “que esta especie invasora se propague por nuestro municipio”, y que se suma a otras iniciativas para “preservar el espacio natural único en el que se ubica nuestra Villa”.

En este sentido, ha felicitado al equipo municipal por la “inigualable labor que realizan año tras año”, y ha instado a que esta acción “no se limite únicamente al Consistorio”, animando a los vecinos a “colaborar con trampas caseras” que “resultan igualmente efectivas y se suman a la acción de las administraciones públicas”.

AMENAZAS

Esta especie invasora supone un grave peligro para las poblaciones autóctonas de abejas, a las que ataca y extermina, poniendo en riesgo la continuidad de la especie y su ecosistema, pero también son una amenaza para el ser humano, ya que pueden llegar a ser muy agresivas cuando se sienten amenazadas.

Procedente de Asia, esta especie invasora fue detectada por primera vez en Europa en Francia, país del que llegó a España en 2010. Con una velocidad de expansión estimada en unos 80 kilómetros al año, la avispa asiática busca sobre todo las zonas húmedas y con temperaturas suaves, por lo que el litoral cántabro es una ubicación ideal para ellas.

Comentarios