domingo 22/5/22

El Ayuntamiento de Torrelavega solo autorizará el uso de la pirotecnia durante una hora después de las campanadas de Nochevieja, desde la medianoche hasta la una de la madrugada. Además, ha organizado la campaña municipal sobre el buen uso de mechas, petardos o bengalas. La iniciativa lleva por lema 'Ruido que duele', cuyo objetivo es "moderar y concienciar" a los ciudadanos sobre el uso adecuado de este material y alertar de los "efectos adversos" que causa tanto en personas como en animales. "Si algo que nos divierte puede causar daño, deja de ser divertido".

La campaña va acompañada de un bando del alcalde, Javier López Estrada, en el que recuerda a los torrelaveguenses la normativa relativa a la venta y el uso del material pirotécnico confiando en el comportamiento "cívico, comprensivo y responsable" de la ciudadanía para hacer "compatible, en la medida de lo posible, la celebración de una fecha tan señalada como la Nochevieja con el derecho de los vecinos que por distintos motivos se puedan ver afectados por esta actividad o necesitan el descanso".

La capital del Besaya fue pionera en Cantabria con esta medida y, desde que viene realizándose esta campaña, las Navidades de 2017, se ha notado un "considerable descenso" en el uso de la pirotecnia.

Comentarios