miércoles 19/1/22
POLÍTICA

“Necesitamos facilitar el aparcamiento aumentando la rotación de vehículos y esto pasa por establecer medidas sin tener que meter una moneda en el parquímetro”

El nuevo alcalde de Torrelavega analiza la situación política autonómica y los retos más inmediatos a los que se enfrenta la capital del Besaya.
López Marcano | Foto: edc
López Estrada | Foto: edc

Javier López Estrada (Torrelavega, 1981) era elegido en las elecciones del pasado 26 de mayo como nuevo alcalde de la capital del Besaya, después de cuatro años en el equipo de Gobierno como Primer Teniente de Alcalde y concejal de Obras, Servicios Generales y Participación Ciudadana. Con este bagaje político y de gestión afronta ahora otros cuatro años que, como él mismo confiesa, tiene intención de que se conviertan, al menos, en ocho, para poder desarrollar todos los proyectos en cartera. En esta entrevista en exclusiva desgrana los principales retos de la ciudad, la relación con su socio de gobierno a nivel local, autonómico y estatal, y los retos del PRC para el futuro más inmediato. 

El pasado 17 de julio tuvo una reunión con ADIF sobre el soterramiento de las vías. ¿Cree que se podrá ver el comienzo de las obras en esta legislatura?

Estamos obligados a que comiencen en esta legislatura. El estudio informativo está prácticamente finalizado, y en el momento en que obtengamos la declaración de impacto medioambiental favorable, que puede ser finales de 2019, habrá que finalizar los proyectos constructivos, que podrían llegar a ser tres: la estación de ferrocarril, el soterramiento y el material de vía. Los tres están muy avanzados y deberían estar finalizados para junio de 2020. A partir de ahí tendríamos todavía tres años para alcanzar el objetivo, por lo que entiendo que a final de la legislatura veríamos la obra casi en su fase final hasta la cota cero. A partir de aquí se iría a caballo con la siguiente legislatura.

Entiendo que en este sentido la presencia de José María Mazón en el Congreso de los Diputados puede ayudar a acelerar los plazos en la medida que sea posible.

Sí, tener un diputado en Madrid cuyo voto ha sido el más difundido en los últimos meses es importantísimo, sobre todo en el momento en que estos proyectos pueden entrar en una fase de paralización. Mazón fue el que firmó ese convenio y tiene este proyecto entre sus prioridades.

Ha sido un gran año para el PRC. Consigue un diputado nacional, un senador autonómico, gana las elecciones autonómicas y, en el caso de Torrelavega, gana usted también en la ciudad. ¿Hay recorrido para que el partido siga creciendo?

Ha sido un año para recoger los frutos del trabajo realizado en los últimos años, e incluso en décadas anteriores. Se ha trabajado de una manera seria, hemos logrado aunar a votantes de distintos espectros, tanto de edad como ideología, y esto puede hacer que el PRC sea el mejor futuro de todos los partidos políticos. Pero para eso tenemos que seguir trabajando como los últimos cuatro años.

¿Se ve en el futuro como un posible relevo de Miguel Ángel Revilla al frente del PRC?

Miguel Ángel Revilla es nuestro Secretario General y el mayor activo que tiene el PRC. Si dentro de cuatro años cree que quiere seguir con esa competencia lo mejor que le puede pasar al partido es que continúe. Yo he firmado un contrato con los torrelaveguenses durante cuatro años, pero tengo intención de volver a presentarme a la Alcaldía porque sería muy ingenuo pensar que muchos de estos proyectos que he expuesto se pueden terminar en cuatro años. Necesitamos al menos cuatro u ocho más.

La relación del PRC con el PSOE se da a nivel estatal, autonómico y local. ¿Cree que lo que ocurra en Madrid puede influir en el resto de niveles?

Sin duda alguna puede influir a nivel regional. Muchísimo. Miguel Ángel Revilla nunca lo ha ocultado. Su mayor objetivo es dar estabilidad política a la región y que el hilo sea directo con el Gobierno de España. Eso le ha hecho decantarse por el PSOE a nivel autonómico. A nivel local posiblemente los cambios son menos. Somos Torrelavega, somos la Alcaldía más importante del PRC, y entendíamos que teníamos que seguir ese camino. Las relaciones a nivel local con el PSOE son excepcionales. Hemos trabajado conjuntamente durante cuatro años y seguiremos haciéndolo durante los próximos cuatro.

Tienen mayoría absoluta en el Ayuntamiento. ¿Espera que esta sea una legislatura más tranquila?

Tenemos 16 concejales, y la mayoría absoluta son 13, por lo que tenemos la seguridad de que el Pleno de la Corporación no será una piedra en el camino para sacar adelante los grandes proyectos como la aprobación del PGOU, el proyecto de Movilidad Urbana Sostenible o la piscina. Todos ellos necesitan del apoyo del Pleno para salir adelante, y ese le van a tener.

López Estrada durante la entrevista  | Foto: edc

López Estrada durante la entrevista  | Foto: edc

Uno de los elementos que llevaba en el programa el PRC en Torrelavega era la regulación del aparcamiento, ¿cuáles son las principales acciones que se van a poner en marcha en este sentido? ¿Torrelavega necesita un servicio tipo OLA como el de otras ciudades como Santander?

El problema que tiene Torrelavega es que con poco más de 51.000 habitantes hay 32.000 vehículos. La superficie de nuestra ciudad es limitada y ha habido una apuesta importante, sin ser esta la causa principal del problema de aparcamiento, por hacer la calle más accesible para los viandantes. Eso ha conllevado la pérdida de algunas plazas de aparcamiento en la zona del centro que hemos conseguido revertir en los últimos años con la ejecución de grandes aparcamientos en superficies en el extrarradio de la ciudad como La Carmencita, Pintor Varela o los de Campuzano. Ahora nos encontramos en el momento de la puesta en marcha de unas medidas diseñadas durante la campaña electoral encaminadas a facilitar a los torrelaveguenses y visitantes estacionar en nuestra ciudad.

La primera de ellas es la ejecución de aparcamientos disuasorios. Trabajamos en uno de 400 plazas en altura en el Mercado de Ganados. Por otro lado tenemos en marcha la ejecución de un nuevo aparcamiento subterráneo, en este caso de pago, en la calle Coro Ronda Garcilaso, un proyecto iniciado en la legislatura pasada con la expropiación de los terrenos necesarios. Hasta hoy ha tenido un coste de 1.200.000 euros y hay un expediente administrativo en base a la propuesta de parte presentada por la empresa gestora de aparcamientos y que tendrá que salir a licitación ofreciendo más de 240 plazas.

Otro proyecto importante es la reducción del número de coches necesarios para que los torrelaveguenses y los habitantes de la comarca lleven a cabo su día a día y eso es algo que pasa por la comarcalización del autobús. El contrato con Alsa, que es la adjudicataria del servicio, caduca en noviembre y a partir de ahí gestionaremos un servicio con un carácter más comarcal.

Otra clave es el aparcamiento regulado en superficie. Torrelavega es la única ciudad de España con más de 50.000 habitantes que no tiene este tipo de servicio, aunque esto no quiera decir que el Ayuntamiento necesite aumentar los ingresos económicos con su utilización, al contrario. Necesitamos facilitar el aparcamiento aumentando la rotación de vehículos y esto pasa por establecer medidas para poder aparcar por un periodo temporal pero sin tener que meter necesariamente una moneda en el parquímetro. Son soluciones que existen en el norte de Europa. Queremos tenerlas diseñadas y previstas antes del 31 de diciembre de 2019 y conseguir la implantación total en 2020.

¿Qué va a suponer la creación de la tarjeta ciudadana?

Uno de los problemas importantes que tenemos es la pérdida de población. Contamos con 51.000 habitantes cuando hemos llegado a ser cerca de 60.000. Ha habido diferentes motivos que han llevado a esta situación en los últimos años y queremos que todas las medidas que tome el Ayuntamiento vayan encaminadas a frenar esta pérdida. Esta tarjeta aporta un sentimiento de pertenencia además de unas ventajas para todos aquellos que deseen empadronarse en la ciudad, relacionadas también con el aparcamiento regulado. Los que la posean tendrán bonificaciones y la única condición para obtenerla de manera gratuita será estar empadronado aquí. Bajar de 50.000 habitantes supondría una pérdida de servicios como la Policía Nacional y un fallo anímico para el conjunto de la sociedad como ciudad.

¿Esto podría suponer un problema con los municipios vecinos?

Queremos potenciar la capitalidad comarcal y por ello tenemos que jugar y medir nuestras acciones para que algo que nos ayude a conseguir nuestro objetivo de cortar la pérdida de población no vaya en contra del segundo. Debemos potenciar la colaboración y el diálogo con los Ayuntamientos de Cartes, Reocín y Polanco, sobre todo porque juntos somos la comarca del Besaya, y también de igual manera hacerlo con otros consistorios como el de Santillana del Mar, Alfoz de Lloredo, San Felices de Buelna o Corrales. Durante la legislatura pasada abrimos un grupo de trabajo y queremos potenciarlo. En las próximas semanas tendremos una nueva reunión y hablaremos del proyecto del nuevo Torrebus.

Uno de los principales problemas de Torrelavega es su situación comercial, ¿qué se puede hacer para mejorar esta situación teniendo en cuenta que cerca de aquí hay cuatro centros comerciales?

Todo está relacionado. Si nosotros volvemos a conseguir llevar a Torrelavega a los 60.000 habitantes subiremos un 20% el número de clientes potenciales. Si el PIB alcanza los niveles de principios de los 80 podríamos volver a tener un comercio pujante. No nos podemos olvidar de una cosa, el gran rival son las grandes superficies y el comercio electrónico. Lo que tenemos que facilitar para que puedan competir son las mismas condiciones en servicios e infraestructuras que los centros comerciales, como el aparcamiento o los espacios cubiertos de ocio que permitan utilizar la zona durante más días al año. También debemos dinamizar las calles para que esto atraiga a gente a la ciudad y que ellos hagan sus compras aquí. Nos estamos ocupando de las tres vertientes. Hemos ejecutado en la pasada legislatura la cubierta del parque Manuel Barquín y se ha llevado a cabo la rehabilitación de la Plaza de Abastos, aunque este proyecto aún no está completo. También hemos organizado ferias y conciertos para animar a la gente a venir.

¿Las ayudas estatales para la reindustralización han tenido el efecto deseado?

Se nos incluyó en el Reindus, que son las zonas susceptibles a unas ayudas vinculadas a la financiación de las inversiones de empresas. No se nos llegó a incluir entre las zonas más degradadas como puede ser el Bajo Nervión, la Bahía de Cádiz, o la zona de las cuencas mineras de Avilés, que son los territorios donde se recibían más recursos vía subvención para empresas que se instalasen allí o ampliasen su actividad. Somos conscientes de que actualmente tenemos una tasa de desempleo del 14%, por debajo de la media nacional, y por lo tanto no estamos en situación crítica, así que no podemos exigir una discriminación positiva a nivel nacional.
Pese a ello si es la tasa más alta de la región, ¿qué medidas se llevarán a cabo en materia de empleo?

Debemos analizar la causa de llegar a esta situación. Torrelavega es la zona de Cantabria más abatida por el desempleo. En comparación con el otro gran núcleo poblacional Santander tiene ventajas, ya que aglutinan el peso de la administración y hay un mayor número de funcionarios además de contar con la fuerza del sector turístico.

En Torrelavega el peso del empleo se ha basado históricamente en la industria y así debe continuar. Eso derivaba en el sector servicio, ya que está directamente relacionado. Cuando Sniace cerró sus puertas cerca de 500 trabajadores se fueron al paro, al reabrir se han reincorporado. Tenemos que intentar buscar esos recursos que nos hagan mejorar el PIB manteniendo y mejorando nuestro sector industrial y dando facilidades generando nuevo suelo que permita que a medio y largo plazo nuestra ciudad se posicione como un lugar que quiere a la industria. Debemos desarrollar el suelo de las Excavadas, el que se encuentra en desuso en Sniace o el Polígono de La Hilera. Así podremos atraer nuevos nichos de mercado y hacer creer el sector servicios. También tenemos que empezar a dar la cara al turismo de la región, que por Torrelavega no ha pasado ya que hasta ahora no hemos tenido los equipamientos y las infraestructuras necesarias.

López Estrada en su despacho  | Foto: edc

López Estrada en su despacho  | Foto: edc

Uno de los proyectos de los que más se habla en Torrelavega es el de la piscina al aire libre. ¿En qué fase se encuentra?

El turismo es algo que tenemos a nuestro alrededor. A un alcalde de Torrelavega que diga que va a atraer al turista de Madrid posiblemente le tildarían de loco, pero lo que sí podemos hacer es atraer a un turista de Madrid que esté en Santillana del Mar, a siete kilómetros. No es imposible… lo que parece imposible es que no lo consigamos. También tenemos déficits con nuestros ciudadanos, y uno podría ser el de la piscina descubierta. Si lo pensamos de una manera más ambiciosa y le damos dimensión territorial, más amigable para los turistas, nos sale un proyecto de otro tamaño al que tendremos que poner nombres y apellidos. Estamos barajando posibles localizaciones, y esperamos contar con el apoyo del Gobierno de Cantabria. No contamos con los recursos suficientes, pero el Ejecutivo sí.

Pista Río es una zona de Torrelavega a la que los vecinos tienen mucho cariño porque fue una zona de esparcimiento y de juegos durante los veranos hasta 1990, pero no cumple las condiciones para ser un punto de atracción de visitantes.

¿Qué ha quedado de ese objetivo de traer a Torrelavega la Consejería de Ganadería? ¿Se plantea trabajar para atraer alguna consejería que pueda dinamizar más?

En el programa electoral del PRC, tanto a nivel local como autonómico, se incluye el compromiso de trasladar a Torrelavega dos direcciones generales. Dos consejerías es algo más complejo porque el Estatuto de Autonomía dice que el Gobierno está en la capital, que es Santander, y para poder trasladar íntegramente una Consejería habría que modificar el Estatuto, y para ello sería necesario una reforma mucho más sustancial que defina qué Estatuto queremos. El Parlamento deberá decidir cuándo es ese momento. Pero Torrelavega estaría agradecida si antes de esa modificación se tomase la decisión de trasladar dos direcciones generales. Nosotros estamos buscando las futuras ubicaciones, vamos a tener conversaciones con todos los consejeros. Va a ser una reivindicación de la ciudad compartida con el Gobierno de Cantabria.

¿Hay algún plazo establecido?

Creo que a lo largo de la legislatura lo tengamos resuelto. Los tiempos pueden variar en función del camino y la Dirección General que venga. Si hablamos de un edificio de nueva planta, tendríamos unos tiempos; si hablamos de una dirección general más pequeña que pudiera instalarse en uno de los edificios existentes, los tiempos serían más cortos. Lo primero es tomar una decisión sobre las direcciones generales que son.

Existe coordinación en el ámbito político en el desarrollo del PGOU, pero hay fricción por el Polígono de Las Excavadas. ¿Será posible aprobarlo próximamente?

Hemos terminado la primera exposición pública, y espero que antes de final de año podamos tener el texto refundido para volver a sacarlo a exposición pública. Esta legislatura tiene que ser la de la aprobación del PGOU. Hay puntos de fricción con una masa crítica pequeña. El único partido de la Corporación que está actualmente en contra tiene 2 de los 25 concejales. Podría asegurar que los otros están de acuerdo con el proyecto. El equipo de Gobierno ahora tiene 16 concejales. Dada la trascendencia del proyecto esos números son muy representativos. La ciudad de Torrelavega entiende que es imprescindible el desarrollo de suelo industrial y entiende que aún con sus valores agrológicos respecto a la calidad del suelo (que no son los mejores suelos de la ciudad) por su ubicación e infraestructuras es la mejor opción.

Aquí surge también el suelo industrial de Sniace, que no es un proyecto suplementario sino complementario. Vamos a trabajar en las dos vías. Ejecutar uno no haría que prescindiésemos del otro. Necesitamos los dos, e incluso los tres, si contamos con el polígono de La Hilera.

Sus primeras fiestas como alcalde. ¿Va a haber novedades?

Formamos parte del equipo de gobierno durante la legislatura pasada. Estas fiestas son fruto del trabajo y esfuerzo de la concejala Patricia Portilla. Los cambios que hagamos deben ser sutiles, que sean para mejorar y no para eliminar lo que se venía haciendo hasta ahora. Son unas grandes fiestas, la ciudad se llena de vecinos y visitantes, y vamos a seguir apostando por ellas con pequeñas modificaciones y mejoras que podamos hacer en los próximos meses.

Comentarios