jueves 2/12/21

La Mesa de Movilidad del Besaya ha pedido al Ayuntamiento de Torrelavega que las terrazas vuelvan a la situación previa a la pandemia y que "ponga freno a la abusiva proliferación" de mesas y sillas en calles y plazas, "respetando y haciendo cumplir" la ordenanza municipal en la ciudad.

En un comunicado, el colectivo señala que "entendió" en su momento que pudieran "tolerarse" de manera temporal estas ocupaciones para ayudar a un sector como el de la hostelería "particularmente afectado" por la crisis sanitaria y económica, a pesar de la merma del espacio público que estas terrazas han producido al resto de los vecinos.

Añade que precisamente en los últimos meses, y dada la situación, se han tomado "numerosas medidas" para apoyar al sector hostelero, tales como eximir del pago de impuestos, ampliar los recintos y en general "hacer la vista gorda" en el cumplimiento de la ordenanza municipal de terrazas, que "no ha dejado de estar en vigor durante este tiempo".

Sin embargo, considera que, ante el control de la epidemia y la supresión de aforos en interiores decretada por las autoridades sanitarias el pasado octubre, y teniendo en cuenta que el 80% de la población ya está vacunada, "es el momento de volver a la situación previa a la pandemia", como ya han anunciado varios municipios, entre ellos Castro Urdiales.

"Ha llegado el momento de poner en valor el espacio público, desmantelar las terrazas ilegales, retranquear las legales, desmontar las instalaciones fijas y dejar más espacio para el disfrute y la movilidad peatonal de los vecinos", señala la Mesa.

En esta línea, denuncia "el grave incumplimiento" de la ordenanza reguladora de la ocupación del dominio público y de los espacios privados de uso público mediante mesas, sillas y otros elementos por parte de la administración municipal, que a su juicio "comete una flagrante dejación de funciones", tanto para hacer cumplir dicha ordenanza como para denunciar los posibles abusos o incumplimientos de la misma, "ignorando" las diligencias abiertas por la Policía Local en varias terrazas.

Según la Mesa, estos incumplimientos están ocasionando "numerosos problemas" a los hosteleros que cumplen la ordenanza, pero también a la ciudadanía, en especial a personas mayores, con movilidad reducida o con dificultades de visión, ya que "no se garantiza" la accesibilidad, la seguridad vial y en algunos casos afectan al descanso de los vecinos e incluso a la calidad del espacio público, "prevaleciendo" este derecho sobre los bienes privativos que lo utilicen.

Por este motivo, la Mesa ha elaborado un documento con "hasta 14 incumplimientos" de la ordenanza y ha instado al Ayuntamiento a que "ponga coto a los abusos y cumpla y haga cumplir esta normativa, posibilitando así que prevalezca el interés común del derecho a la utilización del espacio público, que no puede estar supeditado a intereses privados".

Comentarios