lunes 6/12/21

Las cabinas teléfonicas se han convertido ya en útiles de antaño y se encuentran en constante peligro de extinción desde hace ya algunos años. Aunque todavía algunas resisten en localidades de la región, que se mantienen como un icono dentro del mobiliario urbano.

En desuso por la primacía de los Smartphone, descolgar uno de estos teléfonos públicos con un funcionamiento a base de monedas –de las que cada vez disponemos menos en los bolsillos en detrimento de las tarjetas de crédito- es ya un recuerdo para la mayoría- Es más, el 88% de la población reconoce no haber usado nunca una cabina, según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

En España hay alrededor de 15.000 cabinas telefónicas que están previsto que desaparezcan según el anteproyecto de la nueva ley general de telecomunicaciones. En Cantabria todavía resisten algunas de ellas.

Comentarios