lunes 24/1/22

Los órganos judiciales de Cantabria recibieron durante el tercer trimestre 225 demandas de disolución matrimonial, un 32,4% menos que las registradas en el mismo periodo de 2020, por debajo de la media nacional del -21,8%.

Los 225 procedimientos de disolución matrimonial representan una tasa de 3,8 demandas por cada 10.000 habitantes, ligeramente inferior a la de la media del 4,2, según información del Consejo General del Poder Judicial.

En dicho periodo, los órganos judiciales registraron 77 peticiones de modificación de medidas acordadas en sentencia y 88 procedimientos para la fijación de medidas de guarda y custodia sobre menores nacidos en parejas no casadas y que se han disuelto.

Este verano se presentaron 216 demandas de divorcio -cien menos que un año antes- y 9 de separación -frente a 17 de 2020-. De esos 216 divorcios, la mayoría (139) fueron de mutuo acuerdo, y disminuyeron un 23,6%; mientras que los no consensuados ascendieron a 77, un 42,5% menos. En el caso de las separaciones, ocho fueron consensuadas -la mitad que en el verano de 2020- y solo una fue no acordada, al igual que ocurrió en el mismo periodo del año anterior.

Por otro lado, no se registró ningún procedimiento de nulidad matrimonial durante el tercer trimestre del presente año. Poniendo en relación las demandas de disolución matrimonial con la población, Cantabria registró de julio a septiembre pasados 3,8 procedimientos de este tipo por cada 10.000 habitantes, una tasa levemente inferior a la de la media nacional (4,2).

Por partidos judiciales, en Santander se presentaron 88 demandas de disolución matrimonial (60 divorcios consensuados, 27 no acordados y 1 separación de mutuo acuerdo) y en Torrelavega 53 (33 divorcios consensuados, 15 no consensuados, 4 separaciones de mutuo acuerdo y 1 separación no acordada). En Castro Urdiales, las demandas de disolución matrimonial fueron 24 (19 divorcios consensuados y 5 no acordados), y en Medio Cudeyo ascendieron a 19 (10 divorcios no consensuados y 9 consensuados). En Santoña, los juzgados registraron 18 demandas de disolución matrimonial (10 divorcios no acordados y 8 de mutuo acuerdo) y en Laredo, 13 (7 divorcios consensuados, 3 no consensuados y 3 separaciones acordadas). Finalmente, en Reinosa, el juzgado registró 8 demandas de disolución matrimonial (6 divorcios no acordados y 2 acordados), mientras que en San Vicente de la Barquera se recibieron 2 (un divorcio de mutuo acuerdo y otro no consensuado).

MODIFICACIÓN DE MEDIDAS

Del 1 julio al 30 de septiembre, los juzgados de familia registraron 77 peticiones de modificación de medidas, menos que un año antes, cuando fueron 100. En su mayoría (44), las peticiones fueron no consensuadas, un 37,7% menos que en 2020. Los de mutuo acuerdo ascendieron a 33, un 10% más que un año antes.

Finalmente, los juzgados de Cantabria recibieron 88 procedimientos para la adopción de medidas sobre guarda, custodia y alimentos de descendientes nacidos en parejas no casadas que se rompen frente a 104 de un año antes. De ellos, 50 eran peticiones acordadas -tres más que en 2020-, lo que se traduce en un incremento del 6,4%. Las peticiones para la adopción de medidas que llegaron al juzgado sin acuerdo fueron 38 -19 menos que un año antes-, lo que representa un decremento del 33,3%.

Comentarios