lunes 23/5/22

El convoy del que forma parte la DYA de Cantabria ha iniciado el viaje de vuelta a España, tras entregar material humanitario en el campamento de Dorohusk (Polonia), a cuatro kilómetros de la frontera con Ucrania, y recoger a 14 refugiados en Varsovia y alrededores.

En concreto, se trata de 14 personas que tienen amigos o familiares en España -de los que 11 irán a Bilbao-, entre los que se encuentran diez mujeres, dos adolescentes, un niño de cinco años y un hombre.

La DYA está gestionando el alojamiento de todos ellos hasta que sean desplazados a su destino final, han explicado los voluntarios a Europa Press, que tienen previsto llegar al país esta madrugada o a primera hora de mañana, sábado, tras hacer noche en Alemania.

La DYA envió el pasado martes dos convoyes integrados por ocho vehículos con ayuda humanitaria para Ucrania. El primero de ellos, formado por cinco vehículos con once voluntarios pertenecientes a las DYAs de Vizcaya, Cantabria, Extremadura y León, recaló, tras un viaje ininterrumpido de 39 horas, en el campo de refugiados de Dorohusk (Lublin). Por su parte, tres vehículos de la DYA de Guipúzcoa partieron también el pasado martes hacia el campo de refugiados de Medyka. En concreto, llevaron medicamentos, alimentos, mantas, sacos de dormir y enseres para niños, donados por el propio servicio y diversas asociaciones hasta alcanzar un total de unos 1.500 kilos de material humanitario por vehículo.

Tras depositar el material humanitario, a primera hora de la mañana de ayer, jueves, el convoy del que forma parte la DYA de Cantabria tomó rumbo a Varsovia y alrededores para recoger refugiados y trasladarlos a España. Entre los voluntarios, que emprenden esta misión "con ilusión y ganas de ayudar", se encuentra Alicia, ucraniana afincada en Castro Urdiales, que ha hecho de traductora sobre el terreno. "El encuentro es una alegría dentro de la tragedia", ha dicho.

Comentarios