martes. 16.08.2022

La velocidad máxima permitida por ley en las carreteras españolas es de 120 kilómetros por hora, algo reservado a autopistas y autovías. Lo que no todo el mundo sabe es que existe una excepción a ese límite que permite a los vehículos alcanzar los 150 km/h sin riesgo a una multa. Se trata de la señal V-12. Claro que no todo el mundo la puede utilizar.

Señal V-12

El Reglamento General de Vehículos señala que esta excepción está reservada a vehículos de ensayo o investigación, siendo los únicos que pueden alcanzar esas velocidades en las autopistas y autovías. Eso sí, no es en todos los casos. Deberán estar en un itinerario fijado para la prueba. Esta excepción suelen pedirla fabricantes que desean hacer pruebas especiales para sus modelos, así como carroceros, importadores, vendedores, distribuidores, laboratorios…

El diseño de esta señal V-12 es rojo con marco negro y las letras F y V (fabricante de vehículos) en blanco. Los vehículos deberán tener dos de estas placas, una en la parte anterior y otra en la posterior, siempre junto a la placa de la matrícula.

Comentarios