jueves 26/5/22

Está previsto que este viernes, 18 de febrero, el Consejo de Ministros apruebe la nueva Ley de Protección Animal. Algunos aspectos de la normativa, como los cursos que deben hacer los dueños de las mascotas, o el DNI animal, ya se conocen. También han salido a la luz algunas prohibiciones como impedir el uso de animales en espectáculos, desfiles o circos. Pero, ¿y las obligaciones de los dueños?

La normativa incluye varias obligaciones para aquellos que tengan mascotas. Algunas, como mantener a los animales integrados en el núcleo familiar y en buen estado de higiene, suelen cumplirse en los hogares, pero la Ley pone sobre papel otras medidas que se deben cumplir para garantizar el bienestar animal.

Así, establece que aquellos animales que, por el motivo que sea, no conviva en el núcleo familiar, deberá contar con un habitáculo adecuado tanto en tamaño como en comodidad, donde estén en buenas condiciones y pueda desarrollar el comportamiento propio de la especie. En este sentido, aquellos que deban vivir en jaulas, acuarios, terrarios… también deberán tener el tamaño adecuado.

Los dueños deberán adoptar las medidas necesarias para evitar la reproducción incontrolada de sus mascotas. Por eso, en caso de que sean animales que tengan contacto no controlado con sus semejantes, deberán estar esterilizados. Lo mismo ocurrirá con los animales de la misma especie y distinto sexo que convivan en una misma ubicación. La cría solo podrá ser llevada a cabo por criadores autorizados.

La Ley de Protección Animal también impone a los propietarios no dejar sus mascotas dentro de vehículos cerrados o expuestos a aquella climatología que ponga en peligro su vida. Asimismo, no pueden permanecer atados, pero en el caso de deambular por espacios públicos, deberán tener siempre una supervisión presencial por parte de sus dueños o la persona responsable.

A todo esto se suma que los dueños deberán evitar que los animales depositen sus excrementos en lugares de paso habitual de las personas, debiendo retirarlos o limpiarlos con productos biodegradables.

En el caso concreto de los perros, los dueños deben responsabilizarse de que las mascotas superen las validaciones de comportamiento que se establezcan por ley. Además, y de forma general, tienen la obligación de dar a los animales los tratamientos veterinarios obligatorios que establezcan los gobiernos.

Comentarios