viernes. 09.12.2022

Además de los conductores, también existen normas para los ciclistas que todo aquel que utilice la bicicleta para desplazarse ya sea por ciudad o por carretera debería conocer. La DGT informa de las 20 normas que todo ciclista debe tener en cuenta a la hora de circular. Estas son las principales y las sanciones que conllevan en caso de infringirlas.

Utilizar el teléfono móvil conllevará una sanción de 200 euros. Mientras conducimos una bici está totalmente prohibido usar el teléfono móvil. También están prohibidos los auriculares conectados a receptores o reproductores de sonido.

Es recomendable advertir la frenada. El ciclista puede advertir una frenada brusca moviendo el brazo alternativamente de arriba a abajo, con movimientos cortos y rápidos. Esta es una señal aconsejable para evitar alcances, en ningún caso obligatoria. También es recomendable por seguridad –no obligatorio–, en ciudad y en carretera, circular por los carriles bici siempre que estén disponibles.

Los ciclistas están obligados, como otros conductores, a someterse al test de alcoholemia si son requeridos por un agente, pues la tasa máxima de alcoholemia para los conductores en general (0.5 g/l de alcohol en sangre o de alcohol en aire espirado superior a 0.25 miligramos por litro) también afecta a los ciclistas.

En bicicletas solo se permite llevar un pasajero de hasta 7 años de edad, en asiento adicional homologado, siempre que el conductor sea mayor de edad. Llevar incorrectamente a un niño acarreará una multa de 100 euros.

Siempre que circulen de noche, en pasos inferiores o por túneles, los ciclistas deben llevar las luces encendidas delante y detrás para ver y hacerse visibles. No llevarlas supondrá una multa de 200 euros.  

Los ciclistas también deben ceder el paso ante un paso para peatones debidamente señalizado y cuando giran para entrar en otra vía y hay peatones cruzándola, aunque no haya paso. Así como tienen prioridad de paso respecto a los vehículos de motor cuando circulan por un carril bici, por un paso para ciclistas o por arcén debidamente señalizado. En el resto de situaciones, deben respetar las prioridades de otros usuarios como establezcan las normas y las señales. No respetar la prioridad de en una intersección está penado con 200 euros.

Los ciclistas cuando circulan en grupo gozan de prioridad –todos ellos, del primero al último– en las glorietas, al igual que en el resto de las intersecciones, cuando el primero de los ciclistas ya haya entrado en ella. Al iniciar la marcha, todos los ciclistas deben –como el resto de los conductores– observar la vía a la que se va a incorporar, comprobar que no circulan otros vehículos cerca o que se encuentran tan lejos que no hay peligro alguno para iniciar la marcha y señalizar la maniobra. Incorporarse de forma peligrosa puede suponer una multa de 200 euros.

Asimismo, no están exentos de respetar las señales de tráfico y no hacerlo pueden acarrear multas. Por ejemplo, saltarse un semáforo puede conllevar una multa de entre 150 y 500 euros.

Además de la incorporación a la circulación, en bici también es obligatorio señalizar otras maniobras, como los giros, los cambios de sentido y de carril. Las señales se pueden hacer tanto con el brazo derecho, extendiéndolo horizontalmente a la altura del hombro, como con el izquierdo, doblándolo en ángulo.

EN CARRETERA

Cuando sea obligatorio encender las luces, también deberán llevar una prenda reflectante para que los demás conductores puedan distinguirlos a 150 metros de distancia. De no ser así podrán ser multados con 80 euros. Asimismo, es obligatorio para todos los ciclistas un casco de protección homologado, de no hacerlo acarreará una multa de 200 euros. 

Los ciclistas deben utilizar el arcén de su derecha, si existe, para circular. Solo podrán abandonarlo en descensos prolongados en condiciones seguras. Ocupar la calzada cuando es posible circular por el arcén podrá suponer una multa de 200 euros. 

Además, los ciclistas tienen permitido circular en filas de dos en carretera, orillándose todo lo posible a la derecha de la vía. En cambio, en tramos sin visibilidad (como curvas) y cuando formen aglomeraciones no podrán circular en paralelo y deberán colocarse en hilera.

EN CIUDAD

El casco protector es obligatorio para los menores de 16 años. Para los demás ciclistas es recomendable y siempre aconsejable. No llevar casco cuando es obligatorio implica una multa de 200 euros. 

Las bicis no tienen prioridad en los pasos de peatones (no confundirlos con los pasos para ciclistas). Para cruzar por un paso de peatones, es obligatorio bajarse de la bici y cruzarlo andando. Está prohibido circular en bici por aceras y zonas peatonales, a no ser que esté señalizado como carril-bici de uso compartido con peatones. 

En ciudad, las bicicletas deben circular lo más próximo a la derecha de la vía, dejando una separación de seguridad con el bordillo o con los vehículos estacionados. Y si van en grupo, podrán circular en columna de a dos como máximo.

Comentarios