domingo. 27.11.2022

Investigadores de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología (NTNU) han recopilado en un estudio los tres factores que contribuyen a una buena salud cerebral que, casualmente, son los mismos que ofrecen algunas de las claves para mantener una buena calidad de vida y, con suerte, envejecer bien.

Realmente, señala el investigador principal, el profesor Hermundur Sigmundsson, del Departamento de Psicología de la NTNU, este estudio, que ha sido publicado en la revista 'Brain Sciences', reúne mucho de lo que ya se sabe de investigaciones anteriores en el campo de la salud cerebral.

Su investigación presenta una imagen similar para el cerebro que para el cuerpo. Hay que ejercitar el cerebro para que no decaiga. "Úsalo o piérdelo", recuerda Sigmundsson, quien ha colaborado con el estudiante de maestría Benjamin H. Dybendal y la profesora asociada Simone Grassini de la Universidad de Stavanger en el artículo completo. "El desarrollo del cerebro está estrechamente relacionado con el estilo de vida. El ejercicio físico, las relaciones y la pasión ayudan a desarrollar y mantener las estructuras básicas de nuestro cerebro a medida que envejecemos", explica Sigmundsson.

El cerebro es bastante fabuloso. Alrededor de 100 mil millones de células nerviosas trabajan juntas para mantenerlo ágil y rápido en su pensamiento. Pero al igual que el resto del cuerpo, es posible que el cerebro no sea tan vigoroso cuando envejezca un poco. Afortunadamente, "también es posible ejercitar el cerebro".

Las claves de nuestro sistema nervioso son la materia gris y blanca. En términos generales, la materia gris consiste en las células nerviosas, o neuronas, y las dendritas, mientras que la materia blanca proporciona los contactos entre las células (axones mielinizados) y contribuye a la velocidad de transmisión y distribución de las señales.

ESTOS SON LOS TRES FACTORES QUE SE DEBEN EJERCITAR

Los investigadores hicieron todo lo posible para ser minuciosos en su artículo de perspectiva teórica y ofrecer 101 referencias a artículos sobre cómo mantener en forma nuestra materia gris y blanca. Y tras su análisis destacaron tres factores clave si se desea mantener el cerebro 'joven'. Estos factores son el ejercicio físico, ser sociables y tener interés por aprender cosas nuevas.

El primer factor, el ejercicio, es para los investigadores el "mayor desafío" para muchos. "Tu cuerpo se vuelve perezoso si te sientas demasiado sobre tu trasero. Desafortunadamente, lo mismo es cierto para el cerebro también", afirma la investigación, que se apoya en que "un estilo de vida activo ayuda a desarrollar el sistema nervioso central y a contrarrestar el envejecimiento del cerebro. "Así que es importante no quedarse atascado en su silla. Esto requiere esfuerzo, y no hay forma de evitarlo. Si tienes un trabajo sedentario, vas a la escuela o cuando terminas de trabajar, necesitas activarte, incluso físicamente", apuntan.

En cuanto a ser sociables, admiten que algunas personas son más felices solas o con pocas personas. Pero en este sentido, aconsejan armarse de valor. "Las relaciones con otras personas y la interacción con ellas contribuyen a una serie de factores biológicos complejos que pueden evitar que el cerebro se ralentice", explica Sigmundsson, que apoya su afirmación en que estar con otras personas, ya sea a través de una conversación o contacto físico, respalda una buena función cerebral.

Finalmente, se debe tener pasión por hacer cosas nuevas. "La pasión, o tener un fuerte interés por algo, puede ser el factor determinante e impulsor que nos lleva a aprender cosas nuevas. Con el tiempo, esto afecta el desarrollo y mantenimiento de nuestras redes neuronales", explica Sigmundsson. "Mantente curioso. No te rindas y deja que todo siga su curso de la misma manera todo el tiempo. Nunca se es demasiado viejo para hacer algo que nunca se ha hecho antes", aconseja.

Comentarios