lunes 6/12/21

Ha comenzado en Badajoz, pero todo apunta a que la Dirección General de Tráfico (DGT) lo ampliará al resto de España. Aquellos que se vayan a sacar el carnet de conducir no podrán llevar mascarillas negras en los exámenes. El motivo es que la DGT ha detectado que algunos alumnos la utilizaban en las pruebas teóricas para disimular pinganillos u otros dispositivos que les permitieran copiar. En concreto, se han detectado desde cámaras hasta dispositivos de audio.

El uso de mascarillas negras no contempla, por el momento, una sanción. De hecho la normativa de la DGT a este respecto solo indica que es obligatorio llevar una mascarilla quirúrgica o FFP2 sin válvula de exhalación, cubriéndose en todo momento nariz y boca. En ningún momento especifica el color.

Sin embargo, si un alumno es ‘pillado’ copiando durante el examen, la multa asciende a 500 euros y se le impide presentarse de nuevo a la prueba en los seis meses siguientes.

Comentarios