miércoles 23/6/21
SOCIEDAD

Derecho a Morir Dignamente celebra la nueva ley de la eutanasia: “Hoy es un gran día”

Defensores de la eutanasia participan con pancartas reivindicativas en una manifestación frente a los Juzgados de Plaza de Castilla organizada por la Asociación Derecho a Morir Dignamente
Defensores de la eutanasia participan con pancartas reivindicativas en una manifestación frente a los Juzgados de Plaza de Castilla organizada por la Asociación Derecho a Morir Dignamente

Derecho a Morir Dignamente (DMD) ha celebrado que el Congreso de los Diputados haya aprobado la proposición de Ley Orgánica de Regulación de la Eutanasia. Aunque la norma debe pasar por el Senado antes de su entrada en vigor, la asociación considera que esta votación resulta "fundamental para reconocer este nuevo derecho cívico".

"En ninguna otra cuestión hay tanta distancia entre la opinión de la ciudadanía y lo que recogen las leyes. No tiene sentido que la eutanasia esté en el Código Penal como un delito mientras la apoyamos más del 80%. La encuesta más reciente, de Metroscopia en 2019, lleva el apoyo en España al 87%, una cifra que se mantiene cuando se pregunta a profesionales sanitarios", ha comentado su presidente, Javier Velasco.

DMD lleva 36 años luchando por la despenalización de la eutanasia, pero el trabajo de la asociación no concluye con el reconocimiento legal de este derecho. "Una vez entre en vigor, trabajaremos para vigilar que la ley se cumple, en informar a la ciudadanía y las administraciones para que sea un derecho efectivo y también para tratar de mejorarla", ha explicado.

Durante estos años, DMD ha compartido su lucha con muchas personas que hicieron pública su voluntad de decidir cuándo y cómo morir. "Aquejadas a menudo de graves padecimientos, sacrificaron su anonimato para mostrar a la ciudadanía que el suyo es un problema común, aunque a menudo oculto. Todas lo contaron para conseguir el derecho a morir que a ellas se les negó. Sin su testimonio, y el apoyo de las más de 7.500 personas asociadas, no habríamos llegado hasta aquí", resalta la asociación.

Según DMD, la Ley Orgánica de Regulación de la Eutanasia "será beneficiosa para toda la ciudadanía", ya que "ofrecerá una solución a aquellas personas aquejadas de una dolencia irreversible que prefieren adelantar su muerte y aportará tranquilidad a todas, también a esa mayoría que nunca ejercerá este derecho". "Una vez entre en vigor, se podrá afrontar el final de la propia vida con la tranquilidad de que no será obligatorio soportar situaciones que se consideren intolerables", ha afirmado su vicepresidente, Fernando Marín.

La experiencia internacional da pistas sobre qué es razonable esperar cuando la ley entre en vigor. En los países donde la eutanasia es legal, esta supone entre el 1 y el 4% del total de fallecimientos anuales. En España, estos porcentajes se traducen a entre 4.000 y 16.000 muertes asistidas al año. "Probablemente, dos de cada tres serán a pacientes de cáncer terminal. En DMD creemos que también sucederá en España", señalan. "Hoy es un gran día", concluye la asociación.

LOS MÉDICOS, “TRISTES”

Por su parte, el presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Serafín Romero, ha asegurado que es un día "especialmente triste" para la profesión debido a la aprobación en el Congreso de los Diputados de la ley de eutanasia. "Hoy es un día especialmente triste para la profesión. La eutanasia no es una decisión puramente médica, aunque se ha legislado el hecho de que un médico, como acto médico, pueda ejercer el derecho de una eutanasia o un suicidio asistido, si bien el médico tiene otras acciones", ha dicho Romero.

A su juicio, "en ningún momento" una ley puede describir que la eutanasia sea un acto médico, ya que "no es ni la esencia ni el ADN de la profesión". Por ello, el presidente de la OMC ha destacado la necesidad de que los médicos sean "garantistas" y ha pedido que se respete la objeción de conciencia y no se regulen.

"Tenemos que ser muy garantistas para los ciudadanos que solicitan, ante un sufrimiento inaguantable, decir que no quieren seguir viviendo y ahí es importante que se defina muy bien qué médicos deciden el trámite y quiénes van a participar. Es necesario hacer una reflexión y la profesión médica va a ser garantista", ha zanjado.

Comentarios