miércoles 29/9/21
VIOLENCIA MACHISTA

Cantabria contabilizó un total de nueve mujeres víctimas por violencia de género entre 2003 y 2019

Violencia_interior
Violencia_interior

Entre los años 2003 y 2019, Cantabria contabilizó un total de nueve mujeres víctimas mortales por violencia de género, según señala el informe sobre los 1.000 primeros casos de fallecimientos en el ámbito de la pareja o expareja elaborado por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial y recogido por Europa Press.

Cantabria, con un 44,4 por ciento, es la comunidad con mayor ratio de mujeres que había presentado denuncia previa

El balance arranca en 2003, fecha en que empezaron a contabilizarse los crímenes de esta naturaleza. Desde entonces, la cifra ha alcanzado ya las 1055 víctimas, situando a  Cantabria en estos dieciséis años como la segunda comunidad con menor tasa promedio de muertes, con una tasa de 2, muy lejos de Islas Baleares, a la cabeza, con casi un 5 de tasa, entendida como el número de muertes por cada millón de mujeres mayores de 15 años en un intervalo anual.

En Cantabria se registraron dos muertes por violencia de género en los años 2004, 2007 y 2013, y una muerte en los años 2003, 2015 y 2019. Además, en los once años restantes no hubo que lamentar nuevos fallecimientos. Además, entre los datos recogidos en dicho informe, se constata que Cantabria, con un 44,4 por ciento, es la comunidad con mayor ratio de mujeres que había presentado denuncia previa. Así, cuatro de las nueve mujeres asesinadas en Cantabria había presentado denuncia, frente a solo cuatro de las 26 asesinadas en Asturias, la comunidad con menor ratio (15,4%).

Por otra parte, mientras que en España, casi en la mitad de los casos, existía en el momento de la agresión, o al menos había existido con anterioridad, un vínculo matrimonial, Cantabria se sitúa como la comunidad autónoma con menor promedio, con un 22,2% de los casos.

DATOS NACIONALES

En España, el 73,9% de las 1.000 mujeres asesinadas por violencia de género desde 2003 (un total de 739) no había presentado denuncia contra su agresor. Sin embargo, un 12,4% tenía una medida de protección en vigor.

El estudio, que analiza los crímenes machistas ocurridos en España entre enero de 2003, fecha en la que empezaron a contabilizarse las mujeres muertas a manos de sus parejas o exparejas, y el 20 abril de 2019, cuando fue asesinada la víctima número mil, revela además que el 60,5 por ciento de estas mujeres mantenía la convivencia con su agresor.

En concreto, de los datos se desprende que el porcentaje de denuncia previa oscila entre el 15,8 % de 2005 y el 34,5 % registrado en 2014. Las víctimas que denunciaron tenían una edad media de 38,9 años, algo inferior al promedio del conjunto de las víctimas (el cual es de 42,2 años).

El 32,8 % de las mujeres que presentaron denuncia tenían entre 36 y 45 años; el 28,8 % entre 26 y 35 años; el 27,7 % entre 46 y 55 años y el 25 % entre 16 y 25 años. El porcentaje de denunciantes desciende hasta el 17,6 % en el tramo de edad comprendido entre 56 y 65 años y al 9,2 % en el caso de las mayores de 65.

Entre enero de 2003 y abril de 2019, el promedio anual de mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas ha sido de 61,3. Esta cifra aumenta hasta 68,3 si se tiene en cuenta solo la primera parte de ese periodo (comprendida de 2003 a 2010) y disminuye hasta 54,4 en la segunda mitad (de 2011 a 2018). Por ello, el año más trágico fue 2008, con 76 víctimas mortales mientras que el año con menos crímenes machistas fue 2016, con una cifra de 49 casos.

Ángeles Carmona, la presidenta del Observatorio ha subrayado que "Si comparamos el promedio anual de víctimas mortales pasaron de 68,3 mujeres asesinadas cada año entre 2003 a 2010 a 54,4 entre 2011 y 2019. Este dato nos permite albergar cierta esperanza y muestra que en España se está trabajando en la dirección correcta pero al mismo tiempo, nos indica que no podemos bajar la guardia".

En cuanto al momento en que se cometieron los crímenes, el estudio muestra cómo el mayor número de ellos se concentraron en los meses de julio y enero, con 98 y 94 casos respectivamente; abril, con 72 muertes, fue el mes en el que menos feminicidios se produjeron. El peor día de la semana fue el domingo, con 172 casos.

Comentarios