lunes. 26.09.2022

El Colegio de Odontólogos de Cantabria se ha sumado a las acciones del Consejo General de Dentistas que alertan sobre el riesgo del consumo de óxido nitroso, conocido como gas de la risa, para uso recreativo ante la "viralización" de una moda creciente entre los jóvenes a nivel internacional.

El consumo se está produciendo a través de los botes de nata montada, donde este gas está presente para conseguir el efecto de la espuma.

El Consejo General de Dentistas de España ha advertido que en Gales e Inglaterra cerca del 9% de los jóvenes de 16 a 24 años consumió óxido nitroso en el último año, y Estados Unidos ha prohibido la venta de botes de nata montada a menores de 21 años.

El Colegio de Odontólogos de Cantabria ha recordado que su uso incontrolado puede ocasionar problemas neurológicos y daños en la médula espinal, por lo que el óxido nitroso está exclusivamente restringido a prescripción facultativa.

Este gas de la risa es un gas incoloro que se utiliza para la sedación y el control del dolor. Algunos de sus efectos son la aparición de euforia, entumecimiento del cuerpo, sensación de sedación, mareos, risa incontrolada, descoordinación motora, visión borrosa, confusión y cansancio. Estos efectos van directamente asociados a la inhalación del gas, por lo que desaparecen de manera inmediata, de tres a cinco minutos después de suspenderlo.

Sin embargo, un uso seguro debe ir precedido de un análisis previo del estado de salud de la persona que va a recibirlo ya que puede conllevar riesgos graves, como la bajada brusca de la presión arterial, infarto de miocardio, hipoxia (falta de oxígeno) o alucinaciones visuales, entre otras.

El Colegio de Odontólogos de Cantabria se suma así a las acciones de concienciación del Consejo General de Dentistas de España, que recuerda que los sanitarios que lo utilizan, incluyendo a los dentistas, reciben una formación específica sobre su buen uso, indicaciones, contraindicaciones, así como sobre las medidas a tomar en caso de complicaciones.

Comentarios